‘Les doy un año’ o incluso menos, dirá más de uno a la salida del cine. Una comedia a la que le falta chispa, ritmo, química… ¿alquién da más? Lástima que la presencia de Anna Faris y Rose Byrne, dos fieras del género, esté tan desaprovechada.

Sinopsis de la película ‘Les doy un año’

Les doy un año - Cartel

Les doy un año – Cartel

El inesperado y caprichoso destino hizo que se conocieran en una fiesta y la química surgió entre ellos como por arte de magia. Así, con esa intensidad que sólo conoce quién ha vivido un flechazo repentino, Nat (Rose Byrne) y Josh (Rafe Spall) comienzan a quedar, poco a poco la cosa va a más y comienzan a salir, y sin mucho tardar surge la gran pregunta: ¿quieres casarte conmigo? Todo parece funcionar a la perfección pero ¿qué sucede si la relación se basa en una simple atracción física? ¿Y si no se conocen lo suficiente? La convivencia diraria no tardará en revelar lo peor de ellos mismos y también todos aquellos “defectos” que tanto molestan a la otra parte de la pareja.

Si a todo ello le juntamos una ex de lo más atractiva y con la que compartes más cosas que con tu propia esposa, Chloe (Anna Faris), y un atractivo hombre de negocios que tiene todo lo que a tu marido le falta, Guy (Simon Baker), el llegar a un año de casados no será nada sencillo.

Crítica de la película ‘Les doy un año’

Cuando anuncian “a bombo y platillo” que se estrena la nueva película de los productores cinematográficos de títulos tan icónicos como ‘Love actually’, ‘Nothing Hill’ o ‘El diario de Bridget Jones’ la expectación es máxima y las expectativas con las que la prensa acude al pase están por las nubes. Además a todo esto se le añaden algunas de las conclusiones previas de la crítica “especializada a golpe de anunciante” (sé de lo que hablo tras trabajar en una de esas grandes redacciones) como: “Absolutamente brillante. La película inglesa más divertida en años”, “Aguda, con estilo y muy divertida”, “Una película muy, muy divertida” o “Desternillante”. Finalmente todo este marketing previo puede jugar a favor de la cinta, pues la crítica especializada acude con entusiasmo a su visionado, o en contra, este sin duda es el caso de Les doy un año. ¿Por qué en contra? Porque tras poco más de cinco minutos de visionado sabrás que de lo dicho nada de nada. Precisamente este será el detonante para despertar, si cabe aún más, la decepción y el sopor entre los asistentes.

Imagen de la película 'Les doy un año' (2014)

Imagen de la película ‘Les doy un año’ (2014)

Una comedia floja, muy floja, y desde luego muy convencional, por mucho que nos quieran hacer creer lo contrario. En ‘Les doy un año’ nos encontraremos una vez más ante la típica situación de chica conoce a chico, se enamoran mediante ese “flechazo express” devastador y a los pocos meses… ¡boda! Luego, como siempre, vendrán los problemas. Ella una maniática y perfeccionista publicista, estricta, estirada, algo pija y con un gran sentido del ridículo. Él un bohemio escritor sin trabajo fijo ni horarios, aventurero, divertido, soñador y sin pizca de vergüenza. Vamos, el día y la noche. Con este panorama el llegar al primer año de casados será toda una proeza, no cabe duda.

Imagen de la película 'Les doy un año' (2014)

Imagen de la película ‘Les doy un año’ (2014)

Dan Mazer se pone al mando del proyecto dejando más que evidente su inexperiencia en esta ardua labor. Algunos gags graciosos no serán suficientes para levantar una película que logra rozar casi el aburrimiento debido, entre muchos otros factores, a su falta total de ritmo. Pero este no será el único “pero” que se pueda señalar de la cinta. Quizá, entre esas faltas, la más grave será la ausencia total de química entre todos sus protagonistas, algo tan evidente que logrará traspasar la gran pantalla llegando casi a incomodar al espectador. Las siempre geniales Rose Byrne (‘La boda de mi mejor amiga’ y ‘Malditos vecinos’) y Anna Faris (‘Scary Movie’ y ‘Una conejita en el campus’) no logran, y eso que ponen en ello todo su empeño, darle rumbo cómico a un guión soso y previsible que navega hacia la más absoluta derriba. Una palabra define lo que pensará el espectador: desaprovehcadas. Los protagonistas masculinos de ‘Les doy un año’ no logran encajar entre estas dos fieras de la comedia, dejando su actuaciones a la altura de unos simples secundarios que sin más “pasaban por allí”. Paradójicamente el único que logra destacar, aunque a duras penas debido al ya mencionado mal obrado guión, es Stephen Merchant que con unas pocas escenas logra arrancarnos una sonrisa interpretando al mejor amigo de Spall.

Imagen de la película 'Les doy un año' (2014)

Imagen de la película ‘Les doy un año’ (2014)

Conclusión: Si lo que quieren son unas risas sinceras y espontáneas conseguidas a través de unos gags que alcanzan la genialidad… aún sigue en cartelera la desternillante ‘Infiltrados en la universidad’. Aprovechen la ocasión.

Trailer de la película ‘Les doy un año’

Crítica de la película 'Les doy un año': Las desaprovechadas Faris y Byrne
DIRECCIÓN4
GUIÓN2.5
INTERPRETACIÓN5.5
LO BUENO
  • La escena de las palomas.
LO MALO
  • Lo desaprovechadas que están dos actrices tan cómicas como Rose Byrne y Anna Faris.
4Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.