‘El cielo es real’ llega a las pantallas para poner a prueba nuestra fe, o lo que nos quede de ella, con un telefilm pretencioso pero poco embaucador. Tras los títulos de crédito nos rondará con ansiedad una pregunta por la cabeza ¿ese es el ansiado Paraíso? ¿Eso es todo? Esperemos que no.

Sinopsis de la película ‘El cielo es real’

El cielo es real - Cartel

El cielo es real – Cartel

Todd Burpo (Greg Kinnear) es el nuevo pastor de la comunidad. En poco tiempo se ha hecho con el cariño y respeto de la pequeña ciudad de Nebraska donde vive con su mujer y sus dos hijos. Para llegar a fin de mes no le queda otra que pluriemplearse, dejando un poco apartada la vida familiar. Además de sus labores como pastor, tiene un pequeño negocio de carpintería y pertenece al cuerpo de bomberos voluntarios. Aún así se las desea para pagar las facturas y darle una vida digna a su familia. Pese a esas dificultades económicas todo parece ser felicidad en la casa de los Burpo, hasta que un trágico día a su hijo le comienza a subir de manera irracional la fiebre y, en urgencias, comprueban que el pequeño tiene un grave caso de apendicitis. Tras horas interminables en la sala de operaciones y toda una comunidad dirigiendo sus rezos y plegarias para salvar al niño de una muerte segura, el pequeño Colton Burpo (Connor Forum) salvará milagrosamente su vida.

Meses más tarde, durante una excursión con su padre, Colton comienza a relatar la sobrenatural experiencia que vivió durante esas interminables horas en el quirófano. Ángeles cantando, Jesucristo a caballo, nubes blancas y “blanditas”, el encuentro con un bisabuelo fallecido hace treinta años o con un bebé que nunca llegó a nacer serán algunas de las revelaciones que jura haber vivido Colton durante su breve viaje al cielo pero ¿será la fe de los Burpo tan fuerte como para creer en las maravillosas y extrasensoriales aventuras de su pequeño hijo?

Crítica de la película ‘El cielo es real’

Una semana más nos encontramos con otro best-seller llevado a la gran pantalla, cosa que a día de hoy automáticamente ya pone al público en alerta -y que decir a la crítica-, y no es de extrañar tras las malas experiencias previas que llevamos todos en nuestra memoria cinematográfica de los últimos años. Así, y casi de forma irremediable tras haberse convertido en número uno en ventas en el año 2010 según el New York Times, llega la adaptación de ‘El cielo es real’ de Todd Burpo y Lynn Vincent, una novela basada en hechos reales.

Imagen de la película "El cielo es real" (2014)

Imagen de la película “El cielo es real” (2014)

En El cielo es real descubriremos la historia de un pastor llamado Todd Burpo (Greg Kinnear) que ve tambalear los cimientos de su fe y de la doctrina que imparte en su pequeña comunidad al tener que asimilar las revelaciones que tuvo su pequeño de cuatro años mientras permanecía en el quirófano al borde de la muerte. Ante este inesperado acontecimiento al comprometido pastor se le planteará el dilema de creer y predicar las vivencias de su hijo o desecharlas por fantasías irreales producidas en un estado de ensoñación y coma, todas ellas fomentadas por la anestesia.

Imagen de la película "El cielo es real" (2014)

Imagen de la película “El cielo es real” (2014)

La delgada línea que separa los vivos de los muertos, el supuesto Paraíso, la creencia poco “real” de los propios creyentes, los milagros, la existencia de Jesucristo… temas todos ellos controvertidos y que, sin duda, dan mucho de sí a nivel cinematográfico. Aún con este candente material, y lamentándolo mucho por su director Randall Wallace, ‘El cielo es real’ casi nos dejará convencidos de todo lo contrario a lo que ya se presupone en el título, que de cielo “na de ná”. Y es que la falta de empatía con el angelical personaje de Colton, tanto que llega a resultar insultante, y la ausencia total de realismo y de gusto visual al encarnar de forma figurada a Jesucristo o ángeles celestiales harán que la película no llegue al espectador, causando la indiferencia propia de un telefilm de sobremesa. Y es que si ni siquiera un pastor protestante cree de forma tangible en el cielo y es escéptico con las vivencias de su propio hijo, todo ello del modo superficial y carente de emoción que se nos plantea, ¿podrá brotar durante la proyección un atisbo de fe en el espectador que haga creer en el mensaje de esta cinta?

Imagen de la película "El cielo es real" (2014)

Imagen de la película “El cielo es real” (2014)

Sólo recemos por una cosa: Si el cielo existe, como afirma el pequeño Colton, esperemos que no se parezca en nada al vacío y descolorido más allá que se perfila en esta película. Amén.

Crítica de la película ‘El cielo es real’

Crítica de la película 'El cielo es real': el pragmatismo de la fe
DIRECCIÓN5
GUIÓN3.5
INTERPRETACIÓN6.5
LO BUENO
  • Greg Kinnear poniendo "toda la carne en el asador".
LO MALO
  • Todas las escenas bíblicas vividas por Colton.
5Nota Final

6 Respuestas

  1. jacqueline

    muy interesante tema, pero no muy bien tratado, de forma bastante superficial y pobre. En una palabra, desperdiciado. Buena actuación del pastor.

    Responder
  2. jorge

    Estoy bastante de acuerdo con el cobrenido de la crítica. Como protestante no me siento en absoluto identificado con el personaje del predicador que mas parece agnóstico que cristiano. Aparte hay multitud de detalles en la película que no guardan relacion con una iglesia protestante, el tipo de culto, ritos, actitudes, etc, es decir, no veo el mas mínimo rigor en la descripción de un entorno protestante. A destacar sobre todo que la base argumental de la pelicula y de la historia en que se basa se acerca más a una herejía y es que no me consta que nunca nadie fuera al cielo sin morir y volviera para contarlo. En la biblia si se mencionan unos pocos casos de resucitados pero ninguno relata como es el cielo. Aparte, como película, me ha parecido mala, mal interpretada, lenta, aburrida, etc. Y no llegué a verla terminar pues me sali de la sala.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.