‘Pancho, el perro millonario’ llega hoy a la gran pantalla para ilustrarnos con el extraño caso por el cual puedes convertirte en un reconocido personaje gracias a un anuncio televisivo pero jamás llegar a  protagonizar tu propia película.

Sinopsis de ‘Pancho, el perro millonario’

Pancho, el perro millonario - Cartel

Pancho, el perro millonario – Cartel

Gracias al generoso premio que ganó en la lotería Primitiva hace unos años, Pancho se ha convertido en el perro más admirado pero también más envidiado del país. Vive en una gran mansión repleta de lujos y de cientos de juguetes. Tan sólo le preocupa una cosa, su seguridad. De ese tema se ocupa directamente su secretario personal Alberto (Iván Massagué), el cual entrena a diario a Pancho para que aprenda a salir airoso de cualquier peliaguda situación en la que se encuentre.

Y es que son muchas las personas que se acercan a Pancho con segundas y malvadas intenciones desde que se convirtiera en millonario. Una de esas codiciosas personas será un rico empresario llamado Montalbán (Armando del Río) que pretende engañar al confiado Pancho para crear una cadena de juguetes bajo su conocido nombre que recaudará dinero de forma ilegal obligando a niños asiáticos a trabajar para la marca.

Pancho tendrá que huir tras una intensa negociación con Montalbán tras negarse rotundamente a firmar el acuerdo de contrato que uniría para siempre su imagen con los sucios negocios del empresario. Ahora se encuentra sólo y perdido en medio de la gran ciudad, lejos de su amigo Alberto y de todas sus comodidades…

Crítica de ‘Pancho, el perro millonario’

Nadie dudaba del alto potencial que se escondía tras el personaje de Pancho, ese inteligente perrito que durante años nos ha animado a participar en un clásico sorteo de la lotería mostrándonos las virtudes de un buen bote de la Primitiva. Soñar no cuesta dinero y ¿qué mejor sueño en estos tiempos de continua crisis que el convertirnos en millonarios? Eso debieron pensar Atresmedia Cine y Four Luck Banana cuando aunaron fuerzas para producir ‘Pancho, el perro millonario’, aunque tras el visionado de la película no es de esperar que vaya a lograr el ahora ansiado efecto taquillazo al estilo ‘Ocho apellidos vascos’.

Imagen de la película 'Pancho, el perro millonario' (2014)

Imagen de la película ‘Pancho, el perro millonario’ (2014)

Pero entonces ¿falla la idea inicial del director Tom Fernández? La verdad es que no. La película bebe de muchas fuentes que podremos recordar a golpe de vista y que sin duda han logrado funcionar en la gran pantalla, con mayor o menor éxito según el caso y adaptación. En los personajes de Alex O’Dogherty y Secun de la Rosa veremos reflejados la pareja de ladrones bastantes torpes de la saga ‘Solo en casa’. El personaje de malo malísimo interpretado por Armando del Río nos recuerda al Dr. Garra de Inspector Gadget. La idea de convertir a una mascota, en este caso a Pancho, en el protagonista de una historia de aventuras ya la hemos visto en diversas ocasiones en el cine de la mano de ‘Garfield’ o ‘Scooby Doo’. Y es que hasta aquí todo podría funcionar a la perfección en una película donde el público infantil es el objetivo primordial, pero ojo, recordemos: los niños tienen muchísima imaginación pero no son tontos y si una película no se sostiene por ningún sitio lo detectan a la primera. Lamentándolo mucho, ese es el caso de ‘Pancho, el perro millonario’. Una cinta donde este pobre Jack Russell ni siquiera podrá ser el protagonista de su propia aventura, un trono robado erróneamente a favor de la pareja formada por Ivan Massagué y Patricia Conde.

Imagen de la película 'Pancho, el perro millonario' (2014)

Imagen de la película ‘Pancho, el perro millonario’ (2014)

En cuanto a las interpretaciones decir que ni mucho menos serán el acierto de la cinta. Veremos a un reparto que no logra encontrar su sitio y que da “palos de ciego” dibujando personajes tan sumamente exagerados y caricaturizados que lejos de resultar cómicos lo único que conseguirán será sacar al espectador completamente de una trama ya difícil de sostenerse de por si. Hasta Alex O’Dogherty y Secun de la Rosa, dos grandes actores y experimentados cómicos, no serán capaces de sostener la historia de sus dos esbirros malos de pacotilla. Armando del Río sumamente sobreactuado, no logrará dotar del carisma necesario a este malo malísimo ni un solo segundo. Y el resto del archiconocidísimo reparto hará lo que pueda naufragando en el intento de este “quiero y no puedo”. La única actuación respetable será la de Ivan Massagué en la cual se hace latente la seriedad con la que ha preparado su papel, dotándole de una personalidad y solvencia más que reseñables. Y Patricia Conde… ¿por qué está “cantada” durante toda la película? No siempre elegir un reparto repleto de caras conocidas pensando en la taquilla posterior resulta garantía para obtener un buen resultado final.

Imagen de la película 'Pancho, el perro millonario' (2014)

Imagen de la película ‘Pancho, el perro millonario’ (2014)

Al poco atino interpretativo del reparto tan poco ayudará la falta absoluta de ritmo de la cinta, causa definitiva para que el vago funcionamiento de los abundantes gags terminen por convertir a sus 90 min. de duración en interminables. Aún así los créditos finales dejarán abierta la posibilidad de que Pancho se convierta en una saga, todo dependerá de la aceptación que durante este fin de semana logre entre público, lamento vaticinar que la batalla por la taquilla está perdida al compartir cartelera con ‘Maléfica’ y la grandiosa actuación de Angelina Jolie.

Trailer de ‘Pancho, el perro millonario’

Crítica de 'Pancho, el perro millonario': Pancho podría perder su "fortuna"
DIRECCIÓN5
GUIÓN4
INTERPRETACIÓN4.5
LO BUENO
  • Ivan Massagué, se ha tomado enserio a Pancho y eso le hace sobresalir entre un reparto falto de buenas directrices.
LO MALO
  • Patricia Conde y su momento "pase de modelitos".
  • ¿Por qué nos tiramos minutos y más minutos sin que aparezca Pancho en la gran pantalla? ¿No era el protagonista?
4.5Nota Final

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.