“Betaal” Crítica de la serie de Netflix producida por Blumhouse Television

Disponible en Netflix

Blumhouse y Netflix unen sus fuerzas en la propuesta que os traemos hoy: la serie Betaal. Una miniserie de terror india, compuesta por cuatro capítulos donde los “no muertos” y una maldición son los protagonistas. No os perdáis la crítica de la serie.

Sinopsis de la serie Betaal

Bajo la excusa de la modernización, el constructor Ajay Mudhalvan (Jitendra Joshi) quiere limpiar toda costa un pequeño poblado que instalado a pies de la montaña maldita Betaal. Hasta ahí se desplaza una compañía militar que cumple las órdenes de la Comandante Tyagi (Suchitra Pillai), quien les dirige bajo el criterio de un mercenario.

Al llegar ahí, los lugareños se oponen al desalojo como era de esperar. Sin embargo, los lugareños no temen perder su hogar, lo que verdaderamente temen es despertar la maldición que habita dentro de un túnel excavado y sellado en la montaña.

El capitán Vikram Sirohi (Viineet Kumar), quien es considerado como un héroe por vencer a un grupo terrorista Naxalita, deberá hacerse cargo de la misión.

Escena de la serie Betaal de Netflix
Escena de la serie Betaal de Netflix

Crítica de la serie Betaal

Si me contrataran para hacer las sinopsis de las películas creo que lo bordaría. No cuento más de lo que debo, sólo lo justo para dar una idea de por dónde irán los tiros sin siquiera dejar intuir lo que sucederá después. Después de todo, eso es lo que yo quiero encontrarme antes de lanzarme a reproducir cuatro capítulos de una serie como lo es Betaal.

Pues bien, sólo decir que si uno se lee cualquier reseña de Betaal podrá descubrir, todo y más, sobre el contenido de la serie. Ninguno de los redactores de sus respectivas críticas tienen culpa de nada, es que la serie desvela todos sus misterios en el trailer.

El guión de la serie Betaal

Cada capítulo de la serie Betaal tiene una duración aproximada de una hora. Demasiado para que vamos a ver. Toda la historia, tal y como está planteada en el guión de Adhir Bhat, Patrick Graham y Suhani Kanwar, se podría haber liquidado en una película de dos horas de duración.

Tras un arranque prometedor, expuesto con una factura de alta calidad, la serie de Betaal se precipita a desvelar todos los secretos de la maldición. Adiós al misticismo, adiós a la sorpresa, fuera todo ápice de misterio. El guión sólo se guardará un par de sorpresas para concluir la serie, sin ser la fiesta de la originalidad.

Sin embargo, los temas más interesantes, aparecen en el trasfondo de la serie. Es más, al excluir el elemento fantástico de la serie, Betaal (2020) nos descubre temas como el machismo, la corrupción, la lealtad, el feminismo, la ética, la moral. Además a su vez nos revela conflictos que en esta parte del mundo ni sabemos que existen, como lo es el que mantiene el ejército Indio con los guerrilleros Naxalitas. Sin olvidar que también es capaz de despertar el interés por el pasado histórico, al personificar el mal en el ejército de Las Indias Orientales disuelto en 1858 tras la rebelión de la India de 1857.

Terror made in India
Terror made in India

La dirección de la serie

Los directores Nikhil Mahajan y el también guionista Patrick Graham, manejan con soltura las escenas de acción, bastante abundantes en la obra, así como el estilo. De esta forma nos muestran una factura de buena calidad con una estética que en momentos recuerda la seire B. Una combinación muy acertada para plasmar lo que acaba siendo otra típica historia mal llamada de “zombis”.

La verdad es que una crítica de Betaal positiva es que los directores saben sacar rendimiento a los recursos de los que disponen, ofreciéndonos así tomas muy potentes cargadas de personalidad. Es una lástima que la historia del terror se ventile de un plumazo.

Otro punto a su favor es la forma en la que sacan los monstruos. Estos bichos, con tanto latex, recuerdan en cierta forma a los que aparecían en las películas de “Posesión infernal” de Sam Raimi, pero los directores saben dotarlos de dignidad.

Los problemas de las serie de Betaal

Como ya he mencionado, esta serie se podría haber liquidado fácilmente en una película de dos horas. También es posible que en una hora y media también hubiera encajado todo. El mayor problema que tiene esta serie es que abandona muy rápidamente el misterio que podría esconder la maldición. Una vez se desata la maldición, todo el misterio se resuelve de un plumazo. En seguida todo gira en el conflicto obvio: la supervivencia del grupo.

Una vez llegamos a este punto, el espectador tendrá la sensación de estar viendo la enésima película de, mal llamados, zombis… Siento ser pesado con esto pero, ya he ojeado alguna reseña en la que los llaman “zombis” y no lo son. Son “no muertos”, no zombis. Para que quede claro, los vampiros también son “no muertos”.

Seguramente el lector ya intuya por donde va mi argumento. Betaal habla de un ser o seres sobrenaturales provenientes de una lejana cultura oriental, y sin embargo, están tan mal explotados, que el espectador acaba entendido que son “zombis”. En fin, una buena idea desaprovechada.

Los protagonistas de la serie
Los protagonistas de la serie

Opinión final de la serie Betaal

La crítica final de Betaal es que esta serie está recomendada para los acérrimos del género de terror. Este público no descubrirá nada nuevo y, por el amor al género, serán capaces de merendarse los cuatro capítulos. Una vez hecho, se sentirán orgullosos de haberse hecho otra muesca en su arma.

Trailer

DIRECCIÓN
6
GUIÓN
2.9
INTERPRETACIÓN
6
LO BUENO
Descubrir mínimamente monstruos orientales.
Tener la oportunidad de ver la serie en su versión original.
Conocer el conflicto Naxalita.
LO MALO
Se explota muy poco la terrorífica buena idea original.
En seguida se descubre el pastel.
5
Más artículos
Crítica de la película La cinta de Álex
La cinta de Álex: Crítica y entrevistas de la película