Chirs Pine, famoso por ser el nuevo capitán Kirk de Star Trek, da vida al agente secreto de la CIA, Jack Ryan. Un analista que, de forma inesperada, tendrá que poner en práctica todo lo aprendido en la academia para enfrentarse a Viktor Cherevin, un ex combatiente soviético y poderoso magnate interpretado por Kenneth Branagh.

Sinopsis de la película “Jack Ryan, operación sombra” (2014)

Cartel "Jack Ryan, Operación sombra"

Cartel “Jack Ryan, Operación sombra”

Jack Ryan (Chris Pine), tiene un gran sentido del deber patriótico desde que, siendo un brillante estudiante universitario de finanzas y economía en Reino Unido, vio en directo a través de la televisión como se desmoronaban las torres gemelas tras el ataque terrorista. A Jack no le interesan las medallas ni el mérito, Jack desea defender a los inocentes de semejantes barbaries así que decidió alistarse en el ejército para luchar contra el terrorismo en primera línea de fuego.

Desafortunadamente, Jack fue herido de gravedad y todas sus esperanzas de convertirse en alguien útil para la defensa de su nación se desvanecieron hasta que Thomas Harper (Kevin Costner), un enigmático hombre que dice trabajar para la CIA, le propone que ingrese en su equipo como analista.

Jack aceptará el cargo y trabajará como economista en una empresa ajena a la CIA desde donde tendrá acceso a datos bancarios internacionales, y es de esa forma, como se enterará de que Viktor Cherevin (Kenneth Branagh), un poderoso nacionalista Ruso puede estar detrás de un complot internacional contra los EEUU donde podría haber víctimas mortales.

Crítica de la película “Jack Ryan, operación sombra” (2014)

Imagino que muchos que oigan el nombre de Kenneth Branagh inmediatamente pensarán Shakespeare. Yo desde luego soy incapaz de disociar al autor inglés más importante de todos los tiempos con este polifacético actor y director que lo mismo dirige e interpreta “Mucho ruido y pocas nueces”, que se mete en la piel de un ruso muy chungo a la vez que comanda toda una superproducción de espías como es “Jack Ryan: Operación Sombra”. No debería sorprenderme tanto después de que Kenneth Branagh dirigiera al que es el mayor logro de la carrera de la actriz de Elsa Pataki, su marido Chris Hemsworth, en Thor, pero como ya he dicho, yo lo raciono antes con Hamlet que con “mainstream”.

Pero he aquí Kenneth Branagh vuelve a mostrar toda su valía como director todo terreno con “Jack Ryan: Operación sombra” donde el mítico personaje creado por Tom Clancy, Jack Ryan, vuelve a responsabilizarse, casi de manera involuntaria, de evitar una catástrofe que podría poner las cosas muy feas a su país. Y con esta van cinco. “¿Cómo que van cinco? ¡Yo no conozco a Jack Ryan!”. Sí que se le conoce, pero debido a la singularidad de sus características (salvando las diferencias es lo más parecido a un agente secreto de verdad), y que ha sido interpretado por distintos actores, y a que esta vez es la primera vez que una de las películas en las que aparece lleva su nombre, ha pasado desapercibido. Vamos, que es un buen agente secreto, no como James Bond que le conocen en todo el mundo y encima es tan chulo que siempre usa nombre real en dos tiempos.

Imagen de la película "Jack Ryan, operación sombra" (2014)

Imagen de la película “Jack Ryan, operación sombra” (2014)

Así que si hacemos la cuenta, Jack Ryan ya ha sacado en cuatro ocasiones las castañas del fuego a EEUU en las siguientes películas: “La caza del Octubre Rojo” donde fue encarnado por Alec Baldwin; “Juego de patriotas” y “Peligro Inminente” con Harrison Ford repitiendo papel; y “Pánico Nuclear” con Ben Affleck. En esta última entrega se une al cuadro de honor, Chris Pine, un actor que tiene mi simpatía tanto por protagonizar las bestiales superproducciones de Star Trek, como de pasearse entre los “Infectados” de los hermanos Pastor y que en esta ocasión vuelve a realizar un buen trabajo, adaptándose perfectamente al papel de uno de los pocos agentes de la CIA cinematográficos que se cuestiona el porqué de sus acciones y cuáles podrían ser sus consecuencias.

“Jack Ryan: Operación Sombra”, es interesante sin duda por el personaje protagonista, un hombre con sentido y deber patriótico que se debe a los ciudadanos, en vez de a la típica bandera. Un hombre inteligente al que le afectarán sus decisiones y que a su pesar, se verá envuelto en algo para lo que ha sido entrenado, pero nunca fue preparado, pues Jack Ryan es un analista, alguien que se encarga de ver las señales previas a una posible catástrofe.

Imagen de la película "Jack Ryan, operación sombra" (2014)

Imagen de la película “Jack Ryan, operación sombra” (2014)

Otras diferencias que podemos encontrar respecto a las típicas de agentes secretos mata-mata y chisca-chisca, es que Jack tiene una vida normal, en la que se encuentra infiltrado en un trabajo normal, en vez de haber sido creado como un súper hombre, dando así un punto de vista al que no solemos estar acostumbrado.

Este desconocido prisma de la vida de un agente secreto hace que la película de “Jack Ryan: Operación Sombra” sea entretenida e interesante desde el comienzo, donde nos cuenta el origen y el por qué del trabajo de Jack, hasta llegar al final, donde todo se llena de va llenan do intensidad y picos de acción que hará que vivamos unos minutos más que inquietantes.

Imagen de la película "Jack Ryan, operación sombra" (2014)

Imagen de la película “Jack Ryan, operación sombra” (2014)

Aunque casi no merece la pena de hablar del reparto protagonista, porque todos trabajan a la altura que uno espera de estas estrellas a recordar: Keira Knightley, Kevin Costner y Chris Pine. Lo que sí tengo que hacer es volver a mencionar al señor Branagh, que en su papel de ruso malvado está que se sale. Lástima que, en ningún caso me atrevería a decir que sea malo, el doblaje no le vaya a hacer justicia. Por lo demás Keira Knightley y Kevin Costner están perfectos en su papel de novia y jefe de la CIA. Una por la organicidad de su interpretación y el otro por el tono de cotidianidad que aporta al personaje.

En resumidas cuentas, “Jack Ryan: Operación sombra” cuenta una historia de espías típica, con los giros argumentales típicos de un thriller de estas características, con un protagonista totalmente atípico que hará que disfrutemos la película mientras la música a lo videojuego  “Call of Duty Modern Warfare” nos recuerda constantemente que está ambientado en los mundos de Tom Clancy.

Trailer de la película “Jack Ryan, operación sombra” (2014)

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.