Mucho Cahiers du Cinema, mucha AMC y mucho cine iraní, pero qué nos gusta una historia de risas de compadreo entre dos individuos diametralmente opuestos que no se soportan. Lo demostró “La fiera de mi niña”, lo resucitó “Arma Letal” y ahora nos llega una especie de “female version” de aquella con “Cuerpos Especiales”, protagonizada además por dos actrices en estado de gracia. Blanco y en botella, exitazo. Ya han arrasado la taquilla americana y vienen a por la española. ¿Pero funciona realmente bien este supuesto producto de laboratorio?

Trailer de “Cuerpos especiales”

Sinopsis de “Cuerpos especiales”

Cartel de Cuerpos Especiales

Cartel de Cuerpos Especiales

Ashburn (Sandra Bullock) es una metódica, repipi y frígida agente del FBI que sólo cree en la planificación y las normas. Mullins (Melissa McCarthy) es en cambio una agente de campo malhumorada, grosera y a la que le va la acción. ¿Te imaginas que tuvieran que trabajar juntas? ¡Son tan diferentes que se volverían locas la una a la otra! Pues lo vas a flipar: ¡Es lo que pasa en esta peli! Ashburn y Mullins tienen que colaborar para capturar a un narco, y más allá de tiroteos, pistas y persecuciones, su principal obstáculo será llegar a entender a la estrafalaria tía que tienen al lado…

Crítica de “Cuerpos especiales”

Jamás ganará un Oscar. Jamás pondrás una entre tus diez películas favoritas. Y por supuesto, jamás uno de sus directores será considerado un artista, pero por mucho que la vilipendien, la comedia pura funciona, siempre cuenta cosas y las audiencias la demandan. Esto los americanos lo saben a la perfección, y las hacen como rosquillas. Y por eso hasta una película tan limitada y tibia como “Cuerpos Especiales” parece imposible de hacer en España. Pues no es por nada, pero lleva 160 millones de dólares recaudados. Y subiendo. Quién los pillara, ¿eh, Cerezo?.

Sí, ya sé que mi discurso es generalista y sesgado, pero sabéis a qué me refiero. Y esta película lo demuestra. Su director, Paul Feig, lo petó con “La boda de mi mejor amiga”, y sólo un año más tarde quiso aprovechar el tirón rescatando del montón un guión que solo se llamaba “Una peli de polis protagonizada por dos mujeres”. Y después llamó a dos actrices con mucho talento y mucho tirón: su “revelación” Melissa McCarthy, prodigio de vis cómica y maestra del humor gestual, y Sandra Bullock, la próxima ganadora de su segundo Oscar (si el politiqueo no lleva a cabo en el Kodak Theatre el atraco más grande de la historia) por “Gravity” (Alfonso Cuarón, 2013).

Melissa McCarthy y Sandra Bullock en "Cuerpos Especiales"

Melissa McCarthy y Sandra Bullock en “Cuerpos Especiales”

Y tira millas. El libreto de “Cuerpos Especiales” no puede ser más arquetípico. Todos los tópicos del género están presentes, todos los personajes asumen su condición de “chicha o guarnición” y todos los elementos de la narración están marcados con calco en el minutaje: La presentación de los personajes, sus pseudoconflictos vitales, los giros de su supuesta trama de género, sus momentos de acercamiento. Comedia diseñada por Ikea. Espacio milimétrico para los gags. Posesión de humor físico repartido al 50 por ciento. Bienvenidos a la república independiente de la comedia de consumo americana.

¿Y “Cuerpos Especiales” funciona? Pues funciona todo lo bien que te funcionen las dos protagonistas. En mi caso, no me cabe ninguna duda de que son dos animales interpretativos, pero sus premisas tan marcadas a fuego me acaban cansando. Y los toques “femeninos/feministas” no me hacen gracia porque me parecen una parodia. “Porque tú eres un tío y todo lo que no sea Neymar regateando te sobrepasa” pensaréis. Pues puede ser, pero con Tina Fey me parto. Misterios.

Melissa McCarthy y Sandra Bullock en "Cuerpos Especiales"

Melissa McCarthy y Sandra Bullock en “Cuerpos Especiales”

El caso es que retomaríamos la discusión de siempre. Yo te diría que echo en falta un poco de riesgo formal. Y tú que esto no es “Arrested Development”, sino una comedia de masas. Yo te respondería que el género policial dejaba campo para juguetear más con él, al estilo “Hot Fuzz” (Edgar Wright, 2007). Y tú me preguntarías quien es Edgar Wright y cuánto suele recaudar. Y si te digo que echo en falta un poco de incorrección política y que me esperaba una comedia más gamberra, supongo que no tendrás la indecencia de decir que la McCarthy no para de soltar tacos, porque sabes que tengo razón y “Cuerpos Especiales” resulta ser una película bastante pacata, y más viniendo del director de “La boda de mi mejor amiga”.

Hay películas que es difícil recomendar, y otras que encajan fácil en el menú. “Cuerpos Especiales” es de las segundas. Si no te gusta su tráiler, ni te molestes, no tiene nada más. Si te hace gracia, corre a verla, te vas a partir. Y ojalá la peli supere los doscientos millones. Y ojalá se hagan muchas más comedias. Y ojalá al brillante Taran Killan le den más papel en su próxima peli. Y ojalá Sandra Bullock se lleve el Oscar por “Gravity”. Y ojalá, sobre todo, algún día en España se hagan al año veinte pelis así.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.