Arropado por sus productores y por casi la totalidad de su reparto, Álex de la Iglesia presentó hoy ante los medios el rodaje de su nueva película, Mi gran noche, una comedia coral y frenética que llegará a las carteleras el próximo otoño.

Dice Álex de la Iglesia que, junto a su guionista Jorge Guerricaechevarría, lleva años queriendo hacer lo que ellos denominan “la comedia total”, un film loco y excéntrico en la que tanto el espectador como los personajes intentan sobrevivir a lo que ocurre y a lo que se les viene encima. Con Mi gran noche parecen haberse sacado esa espinita, y es que el argumento no defrauda. Contando con un protagonismo muy repartido, podría decirse que el filme se centra en lo que sucede durante una de esas grabaciones de las Galas de Fin de Año que se realizan antes de tiempo (concretamente, en verano) en las que todos, público y artistas, tienen que fingir estar pasando el mejor momento de sus vidas. En este espacio cerrado hay cabida para todo: hostilidades profesionales, crisis personales, luchas de egos, enfermedades… Mi gran noche se presenta así como un caos enloquecido que, de tener algún referente, podría encontrarse en las comedias españolas de los años 60 y en esa obra maestra de la hilaridad que es El Guateque (Blake Edwards, 1968).

Para llevar a cabo el proyecto, De la Iglesia se ha rodeado de un amplio reparto entre el que destacan algunos rostros ya casi asociados inevitablemente a su filmografía, como Pepón Nieto (que encarna a Jose, uno de los figurantes), Terele Pávez (que da vida a su madre), Carolina Bang (que será Cristina, una de las presentadoras de la Gala) o Hugo Silva (que encarna a Roberto, el otro presentador y rival), y otros muchos recién llegados al grupo, como Carmen Machi, Carmen Ruiz, Ana Polvorosa, Blanca Suárez o Antonio Velázquez. Pero si de entre las nuevas incorporaciones al universo de De la Iglesia hay alguna impactante, esa es sin duda la del cantante Raphael.

Tras una colaboración estelar aunque sin contacto directo en Balada Triste de Trompeta (2010), Raphael vuelve al cine tras 40 años alejado del mundo del celuloide de la mano de su amigo Álex: “Él es el único listo que me dio un guión”, dijo el jienense. Entre risas y alabanzas mutuas, el cantante demostró su alegría por tener la oportunidad de rodar al fin una película en la que poder demostrar sus dotes humorísticas. Sin intentar buscar ningún paralelismo con la realidad, Raphael interpretará a Alphonso, un cantante melódico que tendrá que medirse con Adanne, un rival más joven que viene pisando fuerte y al que dará vida Mario Casas.

Respaldando el proyecto Telefónica Studios y Enrique Cerezo, Mi gran noche es una apuesta llena de vitalidad y diversión para olvidar los tiempos que corren. Como dijo De la Iglesia, “cuando alguien te mira muy serio hay que devolverle una buena carcajada”. Así lo haremos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.