El sangriento drama médico de Soderbergh ha venido para quedarse. El éxito de la serie ambientada a principios del siglo XX era tan seguro que tendremos The Knick para rato debido a la renovación para una segunda temporada un mes antes de estrenarse. Poneos ropa de época y sacad los bisturíes. Bienvenidos al hospital. Bienvenidos al Knickerbocker.

Nueva York, año 1900. Como vemos en el trailer, la medicina ha avanzado más en los últimos cinco años que en los 500 anteriores. John Thackery (Clive Owen), un innovador médico que puede llegar a recordarnos a Gregory House (House M.D.) en ciertos momentos por sus toques ácidos, se ve en la obligación de ocupar el lugar de su mentor y jefe de cirugía, el doctor Jules Christiansen (Matt Frewer), quien se suicida tras una intervención quirúrgica fallida. Así, será el propio Dr. Thackery quien necesitará un ayudante. El problema vendrá cuando el candidato ideal sea el Dr. Algernon Edwards (Andre Holland), quien a pesar de estar más preparado que cualquier otro hombre del país se topará con la negativa del nuevo jefe de cirugía por no ser blanco. A partir de allí, intentará demostrar que merece un sitio en ‘el circo’ del Dr. Thackery por su intelecto y más aún por su dignidad, no sin la ayuda de la señorita Cornelia Robertson (Jules Rylance), activista y benefactora del hospital.

Clive Owen es el Dr. John W. Tackery - Serie The Knick

Clive Owen es el Dr. John W. Tackery – Serie The Knick

The Knick nos abrirá las puertas de este escandaloso hospital para conocer a un personaje tan trabajado como el que nos ofrece Clive Owen: un médico sin escrúpulos que no tiene miedo a ir más allá de lo seguro para intentar salvar vidas, aunque eso suponga mancharse las manos más de lo habitual (que ya es mucho) o experimentar sobre la marcha. Un adicto a la cocaína que nos brindará escenas algo punzantes, y nunca mejor dicho, al inyectarse la sustancia en distintas partes de su cuerpo. ¿Se puede compaginar el mundo de la medicina con el consumo de estupefacientes? Tendremos que ver la serie para comprobarlo.

Recreación en Manhattam de una antigua calle de Nueva York - Serie The Knick

Recreación en Manhattam de una antigua calle de Nueva York – Serie The Knick

Por otro lado, encontramos la parte más ‘escondida’ del entorno del hospital: inspectores de sanidad corruptos, monjas fumadoras y malhabladas y una oleada de inmigrantes recién llegados a la ciudad que viven prácticamente en la miseria. Toda esta brusquedad a la hora de elegir los exteriores no nos dejará indiferentes y tampoco nos sorprenderemos cuando se trate de la elección de lo que se muestra y lo que no (más de lo primero) en las intervenciones cirujanas. Se trata de una serie explícita que no agradará al público al que no le gusten las ‘carnicerías’ en la televisión.

Como vemos, The Knick es una serie con una idea fantástica de la que no es difícil sacar tramas muy logradas a lo largo de los capítulos. Si no tienes el estómago delicado, cada semana podrás disfrutar de cincuenta minutos de un poco de drama, humor retorcido y chorros de sangre. El compromiso del director, que poco antes había anunciado su retirada, nos deja claro que de aquí saldrá algo grande. Solo nos queda decir ¡suerte, Soderbergh!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.