Volvemos a encontrarnos propuestas de todo tipo estos días. Dibujos animados que hacen que la risa se contagie, amores que matan (o mueren), odio, sed de venganza y una versión cruda de Brasil se encuentran entre las esencias de las películas que veremos a partir de este fin de semana.

LOS PINGÜINOS DE MADAGASCAR

Los pequeños protagonistas de las películas Madagascar y de la serie de Nickelodeon llegan a nuestros cienes de nuevo antes de lo esperado. Adelantando su fecha de estreno de la primavera de 2015 a este otoño, los encantadores animalitos de espíritu intrépido que nos enternecieron desde la primera película vuelven para enfrentarse a un malvado pulpo que quiere acabar con todos los pingüinos. Skipper, Kowalski y compañía volverán a meterse en líos (¡cómo no!) para volver a brindarnos carcajadas hasta las lágrimas e, incluso, risa floja varias horas después.

MORTADELO Y FILEMÓN CONTRA JIMMY EL CACHONDO

¡El mundo está en peligro! ¡La T.I.A. debe ponerse las pilas ya! Esta vez nos toparemos con el malo malísimo de Jimmy el Cachondo, que es el culpable de la situación por haber desencadenado un ataque de risa a nivel global. Nuestros agentes preferidos, Mortadelo y Filemón, tienen la misión de salvar el planeta, esta vez en una peli en 3D. Y no todo saldrá como nos tienen acostumbrados. No saldrá mal. ¡Saldrá peor!

TRASH: LADRONES DE ESPERANZA

Ambientada en Brasil, la película nos presentará a tres adolescentes que, rebuscando un día aparentemente normal en la basura para sobrevivir, se enfrentarán a la Ley al encontrar una cartera misteriosa. A pesar de que, a simple vista, se trata de una pertenencia sin más cuento, el interés crecerá a medida que la policía insista en recompensarles si la entregan. Si hasta aquí la historia te recuerda aunque sea fugazmente a Slumdog Millionaire, del año 2008, es que necesitas verla.

ADIÓS AL LENGUAJE

Una mujer casada, un hombre soltero y un perro. Estos son los ingredientes principales de la siguiente película que tenemos en cartelera. A pesar de la forma tan peculiar que tiene Jean-Luc Godard de contarnos esta historia, el excentricismo de las imágenes provocará en nosotros unas oleadas de emociones que nos ayudarán a meternos del todo en la película. Si lo que estás buscando es arte sin pretensiones, Adieu au langage es tu película.

PARÍS-MANHATTAN

En toda historia de amor que se precie, chica conoce a chico inesperadamente y surge la chispa (incluso, a veces, los fuegos artificiales). Pero ¿qué pasa si la chica está tan pendiente de su admiración por Woody Allen que no ve lo que tiene delante? La guapa farmacéutica Alice evitará a toda costa aceptar un hecho: el amor ha llegado a su vida con Víctor, un apuesto joven que simplemente venía a instalar una alarma de seguridad en la farmacia. Como dice Time Out, es “una comedia romántica divertida, suave, pero elegante”.

RASTROS DE SÁNDALO

Anna Soler-Pont escribe y María Ripoll dirige esta película. Conoceremos a dos niñas que fueron separadas tras la muerte de su madre. Muna, que trabaja desde pequeña para una familia adinerada y que acaba casada con uno de los hijos, no se ha olvidado de su hermana. Paula (cuyo nombre fue Sita), en cambio, fue adoptada y vive en Barcelona. No recuerda nada de su pasado. Cuando Muna descubra que su hermana pequeña sigue viva, irá en su busca. ¿Es posible retomar una vida que ni siquiera sabes que ha existido?

FUEGO

La venganza se sirve fría, o eso dicen. En este caso no será así —ya el título nos lo adelanta—, ya que once años después de que Carlos (José Coronado, No habrá paz para los malvados) pierda a su mujer y su hija se quede sin piernas por una bomba colocada en el coche por ETA, se vengará del etarra que le hizo prácticamente perder las ganas de vivir pagándole con la misma moneda. Con críticas muy diversas, esta película promete no dejar indiferente a ningún espectador.

JUEGOS SUCIOS

¿Qué estamos dispuestos a hacer por un fajo de billetes? ¿Es cierto que el dinero lo puede todo? Eso es lo que queremos saber, y Craig, un padre de familia normal y corriente, nos ayudará a averiguarlo. Tras ser despedido del taller en el que trabajaba, decide ahogar sus penas en alcohol en un bar. Allí, una pareja le propondrá un trato: dólares a cambio de superar pruebas. Parece fácil, ¿verdad? La cosa se complicará cuando lo que le pidan sea tan descabellado y, ¿por qué no?, maquiavélico, que dé motivos para pensar. ¿Es realmente el dinero lo primero?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.