Llega a las carteleras de nuestros cines el nuevo film del director Judd Apatow bajo el título ‘Si fuera fácil’. Una comedia poco convencional, tanto en forma como en contenido, sobre el difícil momento que vives cuando cumples los temidos 40. Paul Rudd y Leslie Man nos harán vivir el vértigo de la llegada de tan odiada fecha del calendario.

‘Si fuera fácil’: Sinopsis

‘Si fuera fácil’: Sinopsis

Cartel del film 'Si fuera fácil'

Cartel del film ‘Si fuera fácil’

Debbie (Leslie Mann) esta pasando por uno de los peores baches de su vida… se acerca la temible fecha y en pocos días cumplirá los 40. Aparentemente su vida es fabulosa, tiene un marido que la quiere y dos hijas guapas y listas. Pero “no es oro todo lo que reluce”, con su marido Pete (Paul Rudd) no deja de discutir por cualquier motivo y la monotonía de sus vidas esta afectando a su relación de pareja. Vive volcada en sus hijas, Charlotte (Iris Apatow), de ocho años, y Sadie (Maude Apatow), de trece años. La temida crisis de los 40 ha llegado a su vida, pero ¿cómo superarla?.

‘Si fuera fácil’: Crítica

Seguro que la pareja protagonista de ‘Si fuera fácil’ le resulta familiar a más de un asiduo al cine de comedia, y no sólo por los actores que encabezan el reparto, Paul Rudd y Leslie Mann, sino también por sus papeles… Hace cinco años desde que el guionista y director Judd Apatow estrenara ‘Lío embarazoso’, y ahora comprenderéis cuando tiene que ver este título con ‘Si fuera fácil’.

'Si fuera fácil' con Paul Rudd y Leslie Mann

‘Si fuera fácil’ con Paul Rudd y Leslie Mann

Seth Rogen (Ben Stone) y Katherine Heigl (Alison Scott) eran los protagonistas de ‘Lío embarazoso’. Ambos se conocen una noche en un pub, ella lleva varias copas de más ya que está celebrando un ascenso muy importante en su trabajo, y la pasión entre ellos surge… y nueve meses depués, un bebé. La pareja co-protagonista de esta historia era la formada por la hermana de la embarazada por “descuido” Alison -Leslie Mann (Debbie)- y su peculiar marido -Paul Rudd (Pete)-. Y esta era el primer momento en el que conocíamos a nuestra pareja protagonista Debbie y Pete, un matrimonio joven, con dos hijas pequeñas, pero con muchos problemas de convivencia.

'Si fuera fácil' con Leslie Mann y Megan Fox

‘Si fuera fácil’ con Leslie Mann y Megan Fox

El guionista y director Judd Apatow vuelve a retomar la historia de Debbie y Pete en ‘Si fuera fácil’, en una especie de spin-off de ‘Lío embarazoso’. En este nuevo capítulo de las vidas de nuestros protagonistas se enfrentarán a la temida crisis de los 40, que en esta ocasión vemos como afecta por igual a hombres como a mujeres. Debbie (Leslie Mann) y Pete (Paul Rudd) lucharán durante todo el film por salvar su matrimonio, vencido por la rutina, las frustraciones y las innumerables peleas de la pareja. Además se encontrarán en un mal momento profesional y monetario. Pete verá como fracasa su proyecto de discográfica y Debbie tendrá que poner las cosas claras a sus trabajadoras ya que alguien está robando grandes cantidades de dinero de la caja de su tienda de ropa.

Últimamente he pensado mucho en qué significa cumplir 44 años. No sé si es la crisis de los cuarenta o si estoy haciendo un inventario, pero pienso en ello. Al llegar a una edad, te das cuenta de lo que es tu vida. Sabes que no participarás en la carrera de obstáculos de los Juegos Olímpicos y que no vivirás en una montaña de Suiza. Tengo esposa, familia, un trabajo y me estoy quedando calvo. Entonces queda decidir cómo te sientes con todo eso. En general, me gusta mi vida, pero hay momentos en que Leslie y yo nos preguntamos por qué ciertos aspectos de nuestra vida y nuestra relación no son más fáciles con el tiempo. Esta película explora esta pregunta. Judd Apatow, director y guionista.

Judd Apatow nos presenta en ‘Si fuera fácil’ una historia natural, sincera y poco pretenciosa. Nuestros protagonistas, Debbie (Leslie Mann) y Pete (Paul Rudd), son imperfectos, dicen tacos, hacen cosas nada decorosas, y continuamente nos hacen partícipes de situaciones bochornosas. Precisamente este es el encanto del film. No pretende ser políticamente correcto. Intenta presentarnos la realidad de una pareja en su día a día, con sus broncas, sus complejos, sus debilidades, en fin, sus “miserias”, esas típicas cosas de la vida cotidiana que no estamos acostumbrados a ver en una comedia americana.

'Si fuera fácil' con Leslie Mann y Jason Segel

‘Si fuera fácil’ con Leslie Mann y Jason Segel

Y para reflejar la casi autográfica visión que el guionista y director Judd Apatow tiene sobre las relaciones de pareja y la crisis de los 40, que mejor que incluir entre el reparto protagonista a su mujer y a sus hijas. Leslie Mann, su mujer en la vida real, es Debbie, y las hijas del matrimonio llevan a la gran pantalla a Charlotte (Iris Apatow) y Sadie (Maude Apatow).

Entre el reparto de ‘Si fuera fácil’ encontramos un gran número de caras conocidas del cine americano como Megan Fox (‘Transformers’, ‘Nueva York para principiantes’), Jason Segel (‘Paso de ti’, ‘Los Muppets’), John Litgow (‘El origen del planeta de los simios’), Chris O’Dowd (‘La boda de mi mejor amiga’) y Albert Brooks (‘El cielo… próximamente’). Además podremos disfrutar de varios cameos de rostros conocidos del rock, como parte de la aventura discográfica de Pete (Paul Rudd), Graham Parker, cantante de la banda de rock británico ‘Graham Parker & the Rumour’, o Billie Joe Armstrong, cantante de Green Day.

‘Si fuera fácil’: Conclusión

Judd Apatow se proclama rey de la ya denominada “nueva comedia americana” en ‘Si fuera fácil’. Personajes arriesgados, su muestra más expresiva el caso de Debbie (Leslie Mann) y Pete (Paul Rudd). Una pareja de comedia romántica nada convencional donde sus problemas, discusiones, situaciones embarazosas, complejos, frustraciones y debilidades serán los verdaderos artífices de la comedia. Con  todo ello el director ha encontrado el equilibrio natural entre comedia y drama, algo nada sencillo. Logrará que el espectador de sienta identificado con los personajes, con sus miedos y sus anhelos.

Todo ello, unido a la gran cantidad de personajes secundarios que intervienen en la historia (como pasaría en la vida cotidiana de cada uno de nosotros), da lugar a una trama muy ramificada. Lo cual hace que la película se extienda demasiado en tiempo, y esto provoque que sus 134 min. de duración se terminen haciendo algo pesados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.