Pionera en el mundo digital, Inés de León ganó notoriedad y trabajos gracias a su serie web “Inquilinos”. Ahora, gracias a Santiago Segura que es el productor, dirige su primera película “¿Qué te juegas?”.

¿Qué te juegas?: Entrevista a la directora Inés de León

¿Cómo te llega el proyecto?

Santiago Segura es el productor y él me descubrió cuando hacía una webserie hace unos años y le gustó como hacía comedia. Me dijo: “algún día te produciré una película”. Cuando a él le llegó este proyecto pensó en mí porque querían que fuese una comedia que tuviese un punto canalla. Yo estaba comiendo con Dani Pérez Prada y Javier Botet, y me llamó y me dijo: “léete el guion ya”. También me han dejado meter mano en el guion.

¿Cómo ha sido tu experiencia al rodar tu primera película?

Muy clarificador. Es como rodar cortometrajes, pero más tiempo. Por otro lado, tenía un peso a mis espadas, como si me estuviese jugando la carrera. Y he aprendido lo que es ser un líder, porque rodamos muy rápido, teníamos siete semanas y nos pilló navidad. Rodamos el día dos de enero a saco. Todo el rato con energía, concentración, buen talante. La parte de dirección es muy difícil pero la personal también.

¿El reparto también lo has podido elegir tú?

No era difícil. Yo quería repetir con mis actores de mis cortos y otros trabajos y no son mí tía de Cuenca. Son Javi Rey, Dani Pérez Prada… son perfectos para el proyecto, y habían creído en mí cuando yo no era nada. Cómo no voy a repetir con gente que ha creído en mí. A mi entender todos son perfectos para el papel que representan. Por Javi Rey esperamos cinco meses porque yo quería que fuese él.

Destaca mucho el papel de Amaia Salamanca, ¿estás orgullosa de su interpretación?

Tenemos mucha confianza. Nos entendemos. Soy muy puntillosa, tengo referencias de animación y de cómics y me imagino la cara y soy muy pesada en cómo te mueves, cómo entras, cómo gesticulas… y ella y yo nos entendemos muy bien. Hemos conseguido hacer entre las dos un personaje que nunca había hecho.

¿Qué referencias tienes en cuanto al cine?

Podría ser “La fiera de mi niña” perfectamente, pero puedo decir que otra de mis referencias, que es una de mis pelis favoritas, también antigua, es “Ser o no ser”. Es rapidísima, con unos diálogos geniales y muy gamberra. En plena Segunda Guerra Mundial haciendo chistes sobre Hitler y campos de concentración. Y era mi referencia. Yo invocaba a Lubitsch: “poséeme, poséeme”. Yo en mí misma soy un dibujo animado. Es un acto de egocentrismo.

Hay varios cameos hilarantes en la película, Santiago Segura, Hugo Silva, Nacho Vigalondo… ¿cómo conseguisteis que participaran?

Nacho Vigalondo, que es amigo mío, le dije si quería participar en la peli y me dijo que sí, y vino a ser atacado por Amaia, en pijama… se lo pasó fenomenal. Todos, o casi todos, los cameos que hay en la película son actores con los que ya he trabajado, pero quería repetir y no había hueco para meterles. Eloy Azorín, Pablo Rivero, Mar Saura… con todos he trabajado y quería darles un huequito. Y luego está el personaje de Hugo Silva, que yo pido que la gente vaya a la película a hacer un “¿Dónde está Wally?” de Hugo Silva, porque no parece él. Quiero reivindicar a Hugo Silva, que es un buenísimo actor, y últimamente está encadenado una serie de papeles que no le ponen en la posición de galán. Y me apetecía mucho jugar. La referencia era “Tropic thunder”, con Tom Cruise.

Con Javier Rey también rompes el rol de galán.

Yo lo definía siempre dentro de mis referencias como si Bruce Wayne fuese patético. Lo que vendría a ser un Superlópez de Batman. Eran mis referencias a la hora de describirle el personaje a Javier Rey.

Has hablado antes de tus referencias en animación y cómics. ¿Cuáles son?

Lo que más me ha influido en animación son “Los Simpson” y su heredera, que es “Futurama”, pero ahora veo “Bojack Horseman” y “Rick y Morty”. A mí los cómics que me gustan no me han influido en mi cine, por ejemplo, “Batman” me fascina, pero lo que sí ha influido es que en un encuadre se cuente muchísimo con la posición de los personajes y las caras. Yo veo la película en mi cabeza en planos. Soy famosa entre mis actores porque no les dejo acabar las frases, porque van en otro plano. Eso ahorra mucho tiempo, la verdad. No soy de estos directores que prueban o dejan correr la secuencia.

¿Nunca dejas nada a la improvisación?

Hago ensayos. Dejo un pelín de margen. A la única persona que le he dejado margen es a Santiago Segura, porque mete unas morcillas geniales. Todos los chistes que veáis en la película, que os gusten, son morcillas suyas. Ya había trabajado con él y ya nos entendíamos. Santiago es un valor seguro. En varios pases, cuando él sale, la gente se ríe sin que abra la boca. Es como que saben que él les va a hacer reír. Con el resto de actores sí soy más estricta, pero por el bien de la película. Al final he cogido unos humanos y los he convertido en dibujos animados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.