El mercado de la comunicación cada día está más en auge, gracias a grandes campañas publicitarias, marketing, merchandising, eventos, sorteos… Y en muchas ocasiones todas estas grandes campañas consiguen su finalidad, que es conseguir el éxito, o por lo menos generar en las personas un sentimiento de deseo por conocer aquello a lo que se le da tanta atención, el hype.

El hype de Red Bull

Todo esto solo se consigue al hacer campañas originales, novedosas y con ideas atrevidas, como fue el caso de Red Bull en 2012, con la Red Bull Stratos. El salto desde la estratosfera de Felix Baumgartner no solo consiguió batir 3 records deportivos, sino que también se batieron records de audiencia. El salto fue transmitido en directo por 150 cadenas de televisión de todo el mundo. En España fue emitido por Teledeporte, que registro 4,3 millones de audiencia. Pero los mayores records llegaron en Youtube porque se retransmitió las 4 horas de subida de la capsula de Red Bull y el posterior salto al vacío, y consiguió su mayor audiencia por la emisión en directo, que obtuvieron máximos de casi 8 millones de personas. A demás los diferentes videos resúmenes de la expedición a la estratosfera fueron vistos decenas de millones de veces en los días posteriores. Todos estos resultados, se consiguieron al generar anuncios, tráileres del evento… que generaron una necesidad por saber que ocurría al final y nada más y nada menos que para ver ese final en directo.

Red Bull Stratos rompió varios records de audiencia.

El hype de Netflix

Actualmente existe una empresa comercial estadounidense de entretenimiento que está realizando campañas de marketing impresionantes en el mundo y con grandes resultados de éxito; Netflix, esta plataforma proporciona mediante una tarifa plana mensual streaming multimedia bajo demanda por Internet y de DVD-por correo, donde los DVD se envían mediante Permit Reply Mail. Pero lo que resalta más de Netflix son sus asombrosas campañas de marketing en series, películas etc.

Netflix es una plataforma over the top, es decir, que ganan todos los records debido a su fuerte campaña de marketing, la propuesta del estudio, medición de encuestas sobre el interés que tiene la gente en el público… como por ejemplo ha hecho con Narcos, Por trece razones, Las chicas del cable… Y aunque visto lo visto parece que todo lo que hace Netflix se hace oro gracias a sus campañas de marketing excepcionales , en algunas ocasiones el resultado no es el que espera el espectador, como por ejemplo la catástrofe que fue la adaptación a filme de The Death Note, la cual fue duramente criticada por los seguidores de la serie manga escrita.

Netflix lanza por sopresa Cloverfield Paradox

Otro caso ha sido la tercera película de la franquicia de Cloverfield Paradox, la cual fue anunciada por sorpresa en la Super Bowl LLII y que se podía acceder a verla nada más terminar el partido. Una campaña brillante, magnífica e increíble, aunque el resultado no ha sido el esperado ya que la cifra de visionados no llega a los números que normal rozan los contenidos de esta plataforma.

Imagen de la película The Cloverfield Paradox

Stranger Things: La joya de la corona de Netflix

Uno de sus contenidos estrellas fue el estreno de Stranger Things con su segunda temporada. Ya con la primera temporada nos dejaron impactados, pero con la segunda se han lucido, aparte del contenido y el formato de la serie, con las campañas de publicidad y el marketing.

Esta serie de ciencia ficción narra la desaparición misteriosa de un niño en Hawkins, Indiana, durante la década de los 80, hecho que destapa los extraños sucesos que tienen lugar en la zona, producto de una serie de experimentos que realiza el gobierno en un laboratorio científico.

Los niños de Stranger Things, una serie de Netflix que tiene mucho “hype”

Netflix al ver el éxito de la primera temporada ha utilizado a su favor el fanatismo que ha surgido por la increíble serie y ha llevado a cabo una gran campaña de marketing que no ha dejado indiferente a nadie. La plataforma estadounidense ha sido muchas veces caracteriza por anuncios polémicos, como es el caso en España, que lanzaron un tráiler de temporada en el cual utilizan la imagen de un personaje público español, Leticia Sabater, para llamar la atención del público. En el anuncio consigue que nadie se quede indiferente hacia el estreno, y lo consiguen con la mezcla de un personaje público que ha realizado “temas musicales” de polémica y objetos de burla y la llegada de la nueva temporada, y por si esta campaña era un poco escandalosa para algunos “haters” de la presentadora, han utilizado el programa “¿Quién sabe dónde?” para realizar el mismo objetivo. También un punto a su favor es el acierto de la banda sonora, que lo han aprovechado para publicitarse también en Spotify. A su vez, han realizado un juego gratuito al estilo más ochentero: las máquinas recreativas.

Y aun así no se han quedado satisfechos y han utilizado vallas publicitarias y pósters homenajeando películas históricas de los 80´con la serie de Netflix. Tanto hype ha tenido el lanzamiento que hasta youtubers han aprovechado esta tendencia, como por ejemplo izahn_go que ha realizado un video en su canal en el que recrea cómo hacerse una foto al estilo más stranger.

¿En qué coinciden La casa de Papel y Stranger Things?

Llegados a este punto podemos realizar un análisis comparativo entre Stranger Things y otra serie del momento, La casa de papel. Esta serie española ha conseguido un éxito muy merecido gracias al formato y el contenido que aporta, pero no por su campaña publicitaria, ya que ha sido escasa y solo en un único medio: Atresmedia. Podríamos plantear un supuesto en el cual la serie española usa la misma estrategia para la campaña de marketing que usó Netflix para su serie. Es probable que de esta forma pudiese haber conseguido más éxito en otros países como el que obtuvo en España, y no solo por la calidad de su contenido, sino también por el hype que hubiera logrado. Al igual que en Stranger Things, La casa de papel tiene a su favor una historia original, una grandiosa producción -más si la comparamos con la mayoría de las series nacionales-, y que no ha dejado indiferente a nadie. Además ambas ficciones comparten en la trama puntos clave como humor, tensión, drama, amor, giros argumentales impredecibles, finales de capítulos sorprendentes, banda musical gloriosa…

La casa de papel, serie de Atresmedia

El futuro de la ficción española

Todo esto nos puede hacer plantearnos una serie de dudas sobre hacia donde avanza el futuro del audiovisual, a qué se le da más importancia al contenido o al cómo se vende, cómo se consigue el hype, qué medio es el medio que llega a más personas…

Centrándonos más en España es un hecho que estamos atrasados, en comparación con producciones publicitarias como Netflix, entonces, ¿por ello deberíamos empezar a cambiar las técnicas tradicionales por otras? o ¿empezar a invertir más en publicidad y marketing?, ¿deberíamos ser más originales y buscar el hype? Y en el caso de que lo hiciéramos, ¿el éxito sería por el contenido o por la venta?, y si fuera por la venta, se podría afirmar que se juzga un libro, ¿por su portada?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.