Divertida, ágil, y dinámica “Lluvia de albóndigas 2” se presenta como la mejor película de animación que podremos disfrutar durante las navidades de despedida del 2013. “Lluvia de albóndigas 2” está dirigida a niños y muy bien pensada para que los adultos también la puedan disfrutar.

Sinopsis de “Lluvia de albóndigas 2”

Cartel de "Lluvia de albóndigas 2"

Cartel de “Lluvia de albóndigas 2”

Flint Lockwood (Dani Rovira) y sus amigos han conseguido detener la máquina que Flint inventó para crear comida llamada Flint Lockwood Diatonic Super Mutating Dynamic Food Replicator, también conocida como FLDSMDFR (fledsemdefer). Por culpa de su mal funcionamiento, la isla “Aldabas de Mar” en la que vivían fue sepultada por enormes cantidades de comida y ahora toca limpiarla. Un trabajo del que gustosamente se encargará LIVE, la empresa tecnológica creada por el mejor inventor de todos los tiempos e ídolo de Flint, Chester V (Santiago Segura). Así, mientras Live se encarga de poner la isla a punto, Flint recibirá la propuesta de mano de la superinteligente simia de Chester V, Barb (Carmen Machi), para incorporarse a la organización. Una vez allí deberá aplicarse para ser nombrado mejor inventor del año y recibir como premio el chaleco naranja con el que todos sueñan. Un chaleco que le convertirá en la élite de todos los inventores. Un chaleco que le hará ser un auténtico “piensanauta” de la corporación LIVE, algo con lo que Flint ha soñado desde que era un niño.

Pero al tiempo de empezar los trabajos de limpieza, Chester V perderá la comunicación con su equipo. Al parecer, la máquina creadora de comida FLDSMDFR  se reprogramará sola y empezará a crear una variante muy sorprendente de comida, pues la comida estará ¡viva! y se desarrollará en un espectacular mundo nuevo lleno de peligros adaptándose cada especie a su forma. Así que Flint, acompañado de la meteoróloga Sam (Úrsula Corberó), su padre, su inseparable mono y su amigo disfrazado de pollo, tendrá que ir a la isla para localizar, sortear los distintos tipos de fruta salvaje, y destruir de una vez por todas la dichosa máquina antes que las bestias de comida animada puedan salir de la isla “para destruir todos los monumentos del mundo”.

Crítica de “lluvia de albóndigas 2”

Imaginativa, rápida, inteligente, divertida, ágil… “Lluvia de albóndigas 2” es la película perfecta para ver durante las vacaciones de esta Navidad 2013. No puedo más que aplaudir en esta crítica a los creadores de esta genial película. Dirigida claramente a niños y pequeños, se han molestado lo suficiente como para crear una divertidísima historia plagada de gags visuales, chistes y escenas cómicas que entretendrán a pequeños y mayores.

¿Puede haber fresa más mona que "Fresi"? - Imagen de la película "Lluvia de albónidigas 2"

¿Puede haber fresa más mona que “Fresi”? – Imagen de la película “Lluvia de albónidigas 2”

“Lluvia de albóndigas 2” rompe de una manera muy inteligente con el dicho “las segundas partes nunca fueron buenas”. En menos de 5 minutos resume todo lo acontecido en la primera entrega e inmediatamente, y de forma muy sutil, nos presenta lo que todos sabemos acabará siendo el conflicto. Al contrario que en otras películas que a veces rehúsan los personajes presentados en la primera parte para (como dicen mis amigos asturianos) “estirar el chorizo” gracias a los buenos resultados de aquella, la película “Lluvia de albóndigas” sabe continuar con el espíritu original de los personajes mientras que les proporciona una buena historia en la que desenvolverse.

El mono de Flint junto a un "Gambancé" - imagen de "Lluvia de albondigas 2"

El mono de Flint junto a un “Gambancé” – imagen de “Lluvia de albondigas 2”

Unos personajes redondos con una “interpretación” redonda gracias al magnífico equipo de guionistas (Erica Rivnoja, Jonathan M. Goldstein y John Francis Daley), que les han proporcionado las palabras justas para hacernos reír. Por supuesto, también hay que agradecerles a los directores Cody Cameron y Kris Pear, la magnífica orquestación de “Lluvia de albónigas 2”, la cual tiene un trepidante ritmo y una genial fluidez, haciendo posible que los chistes, ya sean de diálogo o visuales, se presenten en el momento adecuado para hacer reír al espectador, y por supuesto, a los niños.

El padre de Flint rodeado de miembros de la tribu de los "Pepenillos"

El padre de Flint rodeado de miembros de la tribu de los “Pepenillos”

Los niños se lo pasarán pipa… pero es que los padres también. Ninguno se quedará dormido ni desviará la atención de la pantalla ni un momento. No da tiempo. Cuando uno sale de ver “Lluvia de albóndigas 2” tiene la sensación de haber visto una película de por lo menos tres horas cuando sólo dura la mitad. Y no es porque no pase nada o nos aburramos, para nada. Es que la película no desaprovecha ni un instante para hacer un (buen) chiste, mostrarnos algo nuevo, avanzar en la trama o sorprendernos con la historia. Si a todo esto se le suma el 3D… ¡“Lluvia de albóndigas 2” nos transporta a un fantástico parque de atracciones virtual!

El equipo de amigos de "Lluvia de albóndigas 2"

El equipo de amigos de “Lluvia de albóndigas 2”

Mientras los niños ven una película para niños, los adultos, o los que ya no son tan niños, sabrán apreciar todos los chistes sobre la gran compañía tecnológica que es LIVE; sobre su mismo creador, el gurú tecnológico Chester; y un pequeño homenaje a la que, mira tú por donde, una revista con el mismo nombre que la empresa de Chester consideró que fue una de las cosas más bochornosas del año. Además no habrá ningún chiste explicativo, ni ninguno que sólo haga gracia a los críos, ni nada por el estilo. “Lluvia de albóndigas 2” es una película inteligente que considera a todos como tal sin dejar a nadie fuera y por eso funciona perfectamente.

Id con niños. Id con padres. Id con amigos y disfrutad de un mundo lleno comida-animales tan monos (algunos) como peligrosos.

Trailer de “Lluvia de albóndigas 2”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.