Cuando las palabras sobran y no se dice nada más que lo necesario. Una historia sencilla con un argumento simple se convierte en el cuento más conmovedor que hay en el cine. ‘El Ilusionista (L’Illusionniste)’ se estrena hoy 7 de octubre en las salas españolas.

Crítica de la película’El ilusionista (L’Illusionniste)’

El Ilusionista

Cartel de ‘El Ilusionista (L’Illusionniste)

A través de elaboradas imágenes (toda la película está dibujada a mano) y escenas bien compuestas acompañadas de una excelente banda sonora, ‘El Ilusionista (L’Illusionniste)’ cuenta una historia de bondad y miseria humana, cargada de sentimiento y humor, donde los personajes animados se mueven, respiran y viven en un mundo real a pesar de estar todo (maravillosamente) dibujado.

Ambientada a finales de los años cincuenta, ‘El Ilusionista (L’Illusionniste)’ cuenta la historia de un viejo mago que se gana la vida en los teatros de París con sus números de magia, entre malabaristas, acróbatas y ventrílocuos. Los nuevos espectáculos y la tecnología, irrumpen con fuerza desplazando a las actuaciones tradicionales, como es la del ‘El Ilusionista (L’Illusionniste)’ , fuera de los grandes escenarios. Así, buscando trabajo y siempre con su conejo, llega a una remota isla de Escocia donde conoce a una joven e inocente chica que se encarga de la limpieza de la taberna. Juntos viajarán a Londres y tratarán de hacerse un sitio en un mundo desconocido para los dos.

Jacques Tati dio vida a uno de los personajes más divertidos del cine, el Señor Hulot. Gracias a este personaje, que él mismo escribió, dirigió e interpretó, logró el reconocimiento mundial allá por los años 50. Hulot, un hombre de mediana edad, alto, lánguido y torpe, vestido con su gabardina, pantalones hasta los tobillos, un peculiar sombrero y su pipa, hizo reír a mucha gente alrededor de todo el mundo, pero también supo contar historias cargadas crítica social como en la película de ‘Mi tío’ (Oscar a la mejor película extranjera de 1958) donde contrasta la ‘ultramodernidad’ a veces absurda, de su época.

EL Ilusionista

Fotograma de El ILUSIONISTA

Sylvain Chomet, director de ‘El Ilusionista (L’Illusionniste)’, se puso en contacto con Sophie Tatischeff, para pedirle permiso para utilizar un extracto de ‘Día de fiesta’ de Tati para usarlo en su película de animación ‘Bienvenidos a Belleville’ (2003). Ella, al ver los dibujos y las fotografías del desarrollo de dicha película, no sólo dio su autorización sino que también mencionó un guión de ‘Tati’ que nunca había sido realizado, pues el mismo Jacques Tati pensaba que ‘El Ilusionista (L’Illusionniste)’ era un asunto demasiado serio para él pues el personaje del mago está muy cercano a él y la película habla de cosas que él mismo había vivido.

A partir de ahí, el director Sylvain Choment emprendió un proceso de investigación y estudio sobre el personaje de Hulot de Jacques Tatí para poder crear el personaje del mago de ‘El Ilusionista’, dotándolo así de los movimientos y la expresión de un mimo tan entrañable como fue Tatí.

Técnicamente impecable, ‘El Ilusionista (L’Illusionniste)’ está cargada hábilmente de simbolismos. Las escenas están tan bien compuestas que mágicamente y sin percibirlo, el espectador recibe imágenes de color y sentimiento más allá de lo que se pueda escuchar o ver en la pantalla. Se podría decir que El Ilusionista entra poco a poco en el corazón del espectador hasta hacer suyos los problemas y preocupaciones de un viejo mago.

Trailer de la película ‘El ilusionista (L’Illusionniste)’

'EL ILUSIONISTA (L'Illusionniste)', guión de Jacques Tati
DIRECCIÓN10
GUION10
INTERPRETACIÓN10
FOTOGRAFÍA10
LO BUENO
  • Quien la haya visto conociendo la obra de Jacques Tati sentirá algo muy especial.
LO MALO
  • Que tengan cuidad en su visionado las personas sensibles.
10Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
6.1

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.