Llega a la cartelera española la segunda película de los directores Andrés Luque y Samuel Martín Mateos. Protagonizada por Juana Acosta y Carmelo Gómez junto a Adriana Ugarte y Félix Gómez, Tiempo sin aire cuenta la historia de una venganza contra el paramilitar que presuntamente participó en la violación y asesinato de una niña en Colombia.

Tiempo sin aire: Crítica de la película

Tiempo sin aire es una película llena de temas y de posibilidades. Casi en cada opción que nos presenta podría ser digna de ser esgrimida y llevada hasta el fin de sus consecuencias. El principal sin duda es la venganza pero igualmente se podría contar desde el amor (como sugiere Juana Acosta), desde la difícil coherencia del personaje interpretado por Carmelo Gómez, desde el arrepentimiento o la posibilidad de reformar un corazón oscuro (o no) del mercenario de Félix Gómez, o con un justo toque de thriller al que podría llegar si se centrara en la visión de la joven simple (parafraseando a Adriana Ugarte) con quien está casado. Aun así hay más temas e incluso géneros (la sucinta parte bélica la han llevado a pantalla los directores con absoluta maestría), otros más oscuros si hubieran dejado volar un poco la imaginación (les invito a que descubran mi retorcida mente), e incluso pedagógicos si hubieran profundizado en la historia. Pero la intención de los directores Andrés Luque y Samuel Martín Mateos, ha sido llevar al espectador a través de un viaje emocional cuyo motor principal está movido por la venganza. Y es un pero porque es muy difícil abarcar tanto a la vez que se pretende equilibrar la obra.

Juana Acosta en Tiempo sin Aire

Juana Acosta en Tiempo sin Aire

El personaje de Carmelo Gómez, el más difícil y en un principio menos definido, es el más interesante que podremos encontrar en Tiempo sin aire. Sicólogo altruista, solitario, viviendo en casa de su madre fallecida, bondadoso pero con toques de interés, enamorado de la bella colombiana, cándido y simpático… parece esconder algo muy sórdido que podría explotar en cualquier momento. Hecho que ocurre pero sin la dimensión imaginativa que le hubiera encumbrado alto. El de Juana, que no deja de tener su aquel, cae en intensidad cuando la obsesión enfermiza de la venganza, no sólo deja desatendido al crío que le debe la vida, sino también al espectador que está harto de ver una y otra vez las infructuosas búsquedas.

Félix Gómez y Adriana Ugarte en Tiempo sin Aire

Félix Gómez y Adriana Ugarte en Tiempo sin Aire

Félix Gómez y Adriana Ugarte no serán protagonistas (exceptuando las primeras apariciones al principio) hasta bien entrados en la segunda parte del tiempo de proyección y aun así, tampoco adquirirán la fuerza necesaria. Demasiados temas y opciones diluirán su potencial y de poco les servirá sus entregadas interpretaciones que, sin la dirección adecuada, quedarán como anécdotas orgánicas de la capacidad de su trabajo.

Foto de Tiempo sin aire

Foto de Tiempo sin aire

Tiempo sin aire posee una base clásica de la que brotan destellos de interés sin que llegue a arraigar ninguno. Llena de corrección y de desbordante técnica, todo queda en un aceptable trabajo de indudable ritmo a la española. Las escenas se suceden porque están escritas y se ha puesto especial interés en que el público entienda lo que está pasando. Tanto es así que es posible que muchos de los diálogos de Carmelo sean tan expositivos por este motivo.

En definitiva, la película es impecablemente correcta. Aunque hay momentos en los que están presentes, sobran intenciones y faltan más acciones y recursos con los que hacerla brillar.

Tiempo sin aire: Sinopsis de la película

Año 2000. María (Juana Acosta), médico de profesión, vive en un pequeño pueblo de Colombia inmerso en pleno bélico con sus hijos y su padre. Su marido fue asesinado por la guerrilla y ahora los paramilitares la juzgan por asistir sin distinción a los heridos de cualquiera de los dos bandos. Tres paramilitares entrarán por la fuerza a la residencia de la médico para violar a su hija mientras que el más pequeño es testigo del suceso en el que el abuelo es incapaz de hacer nada.

Años después, con una foto del mercenario español Iván (Félix Gómez) con su esposa Vero (Adriana Ugarte) que se encontraba entre los agresores como pista, se trasladará con su hijo a Santa Cruz de Tenerife para acometer su venganza. Allí conocerá al sicólogo Gonzalo (Carmelo Gomez) que trata de ayudar a superar el trauma vivido por su hijo en su tierra natal, quien pronto se involucrará personalmente en la vida de los dos inmigrantes.

Cartel de la película Tiempo sin aire

Cartel de la película Tiempo sin aire

Tiempo sin aire: Trailer

Entrevista: Juana Acosta y Carmelo Gómez

Entrevista: Félix Gómez y Adriana Ugarte

Entrevista: Andrés Luque y Samuel Martín Mateos

Tiempo sin aire: Crítica y entrevistas de la película
DIRECCIÓN6.5
GUION4
INTERPRETACIÓN7.5
LO BUENO
  • La interpretación de cada personaje principal
  • El bagaje y trasfondo con el que han sido dotados los personajes
LO MALO
  • Demasiadas intenciones que se diluyen en la trama general
  • El ritmo de la película no suma
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.