Brahms es The boy
Brahms es The boy

Crítica ‘The Boy’: Un muñeco muy vivo

La película de terror de corte clásico con una apetecible propuesta diferente cuyo final logrará ser sorprendente.

Crítica de la película de terror ‘The Boy’ (2016)

Todo el año esperando a que se estrene una película de terror -ya no buena, si no decente-, y cuando llega The Boy (2016) resulta que se estrena en premium VOD, o lo que es lo mismo, video bajo demanda. ¿La película es mala? No, para nada. Tampoco es que vaya a ser la octava maravilla del género de terror pero, ¡qué magnífica oportunidad perdida de ver una película de terror de esas que sí o sí, provocarían unos cuantos saltos en las butacas! Sin embargo, teniendo en cuenta ciertos factores como que el director William Brent Bell sólo ha podido hacer serie B; ninguno de los protagonistas (como Lauren Cohan y Rupert Evans), pese a tener un notable currículum (Lauren trabaja en la afamada serie The Walking Dead), no son considerados grandes estrellas; y la guionista Stacey Menear es la primera vez que firma un trabajo; es entendible que nadie se arriesgue en hacer una campaña de promoción para lanzarla en los cines españoles.

Brahms es The boy
Brahms es The boy

Dicho lo dicho, The Boy cuenta con un dato previo muy interesante: La película contó con un presupuesto de 10 millones de dólares que fue recuperado en la misma semana de su estreno y, a día de hoy, ya lleva recaudados 60 millones de dólares en todo el mundo. Un dato muy revelador para esta película de terror sobrenatural protagonizada por un muñeco de porcelana. Ahí es nada.

Lauren Cohan es la niñera del muñeco Brahms
Lauren Cohan es la niñera del muñeco Brahms

The boy sigue bien los patrones clásicos del terror sobrenatural y presenta unos elementos típicos muy apetecibles para los espectadores que desean pasar una tarde entretenida de sobresaltos. Así la trama nos presenta a una guapa chica joven llamada Greta (Lauren Cohan) que se dirige a una clásica mansión inglesa para entrevistarse con los señores Heelshire (Jim Nortom y Diana Hardcastle) que buscan una niñera para su pequeño niño, Brahms. El señor y la señora Heelshire se muestran rectos, educados y en seguida comienzan a describir las tareas que como niñera de Brahms deberá seguir a rajatabla Greta, quien no saldrá de su asombro al conocer al pequeño, pues en realidad, se trata de un muñeco de porcelana que tiene un siniestro parecido al niño perdido por la familia. Las circunstancias de Greta le llevarán a aceptar el peculiar trabajo y pronto, como no podría ser de otra forma, ocurrirán sucesos extraños en los que el pequeño muñeco Brahms parece estar involucrado. Por suerte, Greta contará con las indicaciones de un simpático joven (Rupert Evans), chico de los repartos que atiende a la familia, para hacer que su espeluznante tarea, la de seguir un listado de obligaciones que tiene que cumplir con el muñeco, sea más llevadera…

Los padres de Brahms son muy estrictos con su educación
Los padres de Brahms son muy estrictos con su educación

Una vez expuestos todos los ingredientes del terror clásico, The boy se la ingenia para darle su toque personal al género. No se conforma en integrar los sobresaltos donde tocan, si no que, contando con la apreciable experiencia del director, las escenas de impresión van un poco más allá de lo evidente logrando sorprender hasta al más fan del género. Siendo este un detalle importante para el público que espere precisamente eso, la película también cuenta con una serie de tramas personales tan intrigantes como misteriosas que se desgranan a lo largo de la cinta haciendo que esta adquiera algo más de personalidad. Por un lado se encuentra el pasado de la protagonista, al cuál se hará continua referencia hasta ser finiquitado al final; y por otro, iremos descubriendo datos sobre el origen de Brahms, hasta que, en un final que he de describir como ciertamente inesperado, se revele su naturaleza.

Imagen de la película The Boy
Imagen de la película The Boy

Sin embargo, hay algo en la película que no llegará a calar suficiente. La cadencia, la forma en la que las tramas se mezclan, algunos recursos fáciles para crear las situaciones de tensión, la velocidad con la que se abandonan ciertas propuestas del guión… no lograrán crear ese necesario aumento de tensión hasta alcanzar el clímax de la película. Por el contrario todo ello contribuirá a lograr una atmósfera algo tediosa que por suerte, no llegará a desdibujar del todo la idea principal de la propuesta.

Trailer de la película de terror ‘The Boy’ (2016)

DIRECCIÓN
7
GUION
6
INTERPRETACIÓN
7
Reseña de lectores13 Votos
8.3
LO BUENO
La presentación clásica del género de terror.
La inclusión de un trasfondo para todos los personajes.
El desarrollo de la trama hasta el sorprendente desenlace.
LO MALO
Falla el ritmo de la película.
La forma en la que se mezclan las tramas no funciona.
Que se hayan saltado las salas de los cines
6
Más artículos
Crítica de la película Otra vuelta de tuerca
Otra vuelta de tuerca (2020): Crítica de la película de terror