Leticia Dolera en la serie documental "Atlánticas"
Leticia Dolera en la serie documental "Atlánticas"

Serie Atlánticas: Leticia Dolera, Clara Lago e Irene Escolar

Compuesta por tres episodios, el canal Orange Series (y posteriormente RTVE) estrena Atlánticas, una miniserie documental que nos ofrece un singular retrato del atlántico, bajo la guía de Leticia Dolera, Clara Lago e Irene Escolar.

Sinopsis de la serie Atlánticas

Tres actrices, motivadas cada una de ellas por el interés de diferentes elementos relacionados con sus próximos proyectos, viajarán a Groenlandia, El Hierro y Namibia con la intención de hacernos reflexionar en torno a conceptos universales como la identidad, la tierra y la soledad.

Clara Lago en la serie documental "Atlánticas"
Clara Lago en la serie documental “Atlánticas”

Crítica de la serie Atlánticas

Resulta encomiable la apuesta de los realizadores de esta miniserie Atlánticas (Guillermo García López, cineasta ganador de un premio Goya en 2017 por su anterior trabajo, Frágil Equilibrio, y Pedro González Kühn), ambiciosa y diferencial a partes iguales. A partir de los viajes emprendidos por las tres actrices, el guion de esta miniserie se estructura en un discurso narrativo mucho más pendiente de su vertiente alegórica y emocional, que de la construcción de una trama documental al uso. Dicho planteamiento se halla, además, perfectamente engarzado con la propuesta visual de cada uno de los capítulos. Música, fotografía y montaje despuntan como elementos clave a la hora de nutrir de dinamismo y riqueza a cuanto se muestra en pantalla.

Como consecuencia de todo lo anterior, los espectadores compartimos ese viaje de descubrimiento que emprenden las actrices; tres urbanitas que deciden dejar atrás un mundo como el nuestro, un mundo en el que la soledad espiritual vive a sus anchas a pesar de hallarnos siempre rodeados de personas. Si algo comparten los tres lugares donde viajaremos es esa relación íntima con la Naturaleza, de profundo respeto, donde sus habitantes se rigen bajo la nula aspiración de poseerla. Este periplo tan especial nos conducirá también a cuestionarnos las máscaras que acarreamos a lo largo de nuestro día a día, aquellas con las que nos asomamos al mundo para hacerle ver, no cómo nos sentimos, sino cómo nos gustaría sentirnos. Abandonando, en definitivo, el cultivo de nuestro verdadero yo en aras de preocupaciones pueriles.

Imagen de la serie documental “Atlánticas”

Asimismo, dicho viaje hacia el interior de uno mismo conllevará que nos zambullamos en nuestra identidad, que buceemos hacia nuestras raíces para, así, ser capaces de conocer al otro, al que es diferente.

La capa de introspección que permea toda la miniserie funciona mucho mejor cuanto más desnudos se muestran los testimonios y las imágenes que los subrayan. Atender al relato que hace de su vida una mujer inuit, o a la ceremonia colectiva de la tribu San de Namibia, son momentos que logran que el espectador se abra a esa experiencia vital que esta miniserie propone. Sin embargo, es cuando lo netamente cinematográfico toma mando, cuando los ejercicios visuales de cada capítulo edulcoran y juegan a transformar el resultado final, Atlánticas pierde fuelle y presenta problemas de ritmo.

Opinión final de la serie Atlánticas

En resumen, una miniserie documental muy interesante, de indudable belleza estética y que propone al espectador participar en un ejercicio en el que antropología y poesía visual se dan la mano.

Trailer

DIRECCIÓN7
GUIÓN9.5
INTERPRETACIÓN5
LO BUENO
La conjugación de lenguaje narrativo y visual.
La cultura, en mayúsculas, como ventana de conocimiento primordial para acercarnos a sociedades diferentes a la nuestra.
LO MALO
Esas secuencias de componente onírico, que lindan con el surrealismo, lastran el resultado de cada capítulo de esta miniserie.
7.2
¿Te unes?