Amenábar decepciona, en este anunciado regreso a “bombo y platillo”, con la tentadora historia de suspense y terror llamada “Regresión”. Ocultismo y abusos sexuales se entremezclan en una trama que resulta estimulante en su arranque pero que irá perdiendo fuerza a medida que pasen los minutos.

Crítica de ‘Regresión’ de Amenábar

“Digno sucesor de Hitchcock”. “Hipnótica”. Estas son algunas de las críticas que la certifican en los innumerables espacios publicitarios de los que Mediset está haciendo uso desde el pasado mes de ¿abril? (si, aunque parezca mentira llevan “metiéndonos con calzador” la publicidad de su nueva producción desde hace seis meses). Después de anunciar el regreso de Amenábar a la gran pantalla a “bombo y platillo” y con los precedentes de buen cine con mayúsculas que nos ha dado el director anteriormente (‘Tesis’, ‘Abre los ojos’, ‘Los otros’, ‘Mar adentro’, ‘Ágora’), no es de extrañar que las expectativas ante esta Regresión, su nuevo film, estén por las nubes. Y cuando esto sucede sólo pueden pasar dos cosas: que esta cinta fuera venerada tanto por público como por la crítica elevándole como máximo representante de nuestro cine de terror-suspense patrio; o que decepcionara totalmente según fueran pasando los minutos de metraje. Lamentablemente, estamos ante la segunda opción.

Emma Watson y Alejandro Amenábar durante el rodaje de 'Regresión'

Emma Watson y Alejandro Amenábar durante el rodaje de ‘Regresión’

La cinta, basada en hechos reales, comienza poniendo al espectador en situación. En EEUU, a finales de los años 80, se denunciaron multitud de extraños casos donde la intervención de sectas satánicas parecía más que evidente. Rituales, sacrificios y misas negras eran algo habitualmente oculto entre algunas poblaciones. El FBI estudió durante años el tema sin lograr encontrar evidencias que arrojaran algo de luz a esas denuncias, por lo que a principios de los 90 decidió archivar el caso y abandonar la investigación. En ‘Regresión’ (2015) conoceremos una de esas supuestas historias de ocultismo satánico que formarían parte del caso. Minessota, 1990, una joven llamada Angela (Emma Watson) acusa a su padre, John Gray (David Dencik), de violarla asiduamente cada noche desde hace años. El hombre, totalmente desconcertado, no logra recordar nada de lo sucedido y para ayudarle a recordar dichos abusos es inducido mediante hipnosis hacia una sesión de regresión donde aparecerán indicios de una secta satánica alrededor del caso. Bruce Kenner (Ethan Hawke), detective de la zona, será el encargado de proteger a la joven e intentar averiguar qué ha pasado en este misterioso caso de abusos sexuales.

Emma Watson y Ethan Hawke en una escena de 'Regresión' de Amenábar

Emma Watson y Ethan Hawke en una escena de ‘Regresión’ de Amenábar

Desde luego que la premisa de la que parte ‘Regresión’ es más que estimulante, ocultismo mezclado con un caso de pederastia dejan un largo camino que recorrer en una historia que podría tener un final sorprendentemente inesperado. Algo que desde luego no pasa en este guion ideado por Amenábar donde la historia se va desinflando poco a poco dejando que el suspense decaiga al no aportar nuevos elementos a esta investigación, en la que además no habrá ni un sólo instante de terror o angustia que lleve al espectador a estremecerse por la horrible tortura vivida por el personaje que protagoniza Emma Watson. Una víctima que, por otro lado, no genera ningún tipo de empatía. Durante las escasas ocasiones que aparece en pantalla tan sólo nos transmitirá una extraña frialdad y una inexplicable templanza, algo desconcertante ante tal suceso vivido que terminará por no causarnos “ni frio ni calor”.

Emma Watson y Ethan Hawke en una escena de 'Regresión' de Amenábar

Emma Watson y Ethan Hawke en una escena de ‘Regresión’ de Amenábar

Los momentos de esta inducida regresión plantean la posibilidad de recuperar parte de una realidad vivida pero rechazada y olvidada en lo más profundo de nuestra mente con la difícil misión de seguir viviendo. Pero ¿y si en estos recuerdos “olvidados” jugará un papel fundamental dos factores tan condicionantes como la propia sugestión y el miedo intrínseco en el individuo? La trama y el misterio se van desmoronando paulatinamente, hasta vislumbrar un final más que previsible. Ninguna de las “regresiones” provocadas en la familia de la joven, supuesta cómplice y partícipe de los rituales, parece convencer, dejando entrever lo que más tarde, hacia su tramo final, llevará a que el espectador pueda sentirse ofendido ante tal fraude. Sin duda estamos ante la peor manera de terminar una historia, haciendo que el público salga de la sala decepcionado pensando en el por qué de una película que Amenábar no sabía como terminar (siendo además evidente la ruptura con el resto de la trama e intento de “engaño” en la escena del teléfono y desde esa misma escena su atropellado final). Y no puedo desvelar nada más… el que acuda al cine averiguará de qué estoy hablando.

Ethan Hawke en una escena de 'Regresión' de Amenábar

Ethan Hawke en una escena de ‘Regresión’ de Amenábar

Técnicamente es correcta pero esto tan poco es ningún mérito en un cineasta de tal calibre, que además de los innegables conocimientos posee medios económicos y técnicos más que suficientes para lograr tal factura final. Aún así ‘Regresión’ terminará siendo terriblemente impersonal. Tan sólo vislumbraremos la intención de aportar un toque propio en un par de elementos, como la cámara en primera persona del arranque o el uso del metrónomo para hipnotizar a algunos miembros de la familia de la joven aparentemente relacionados con el caso.

Emma Watson en la película 'Regresión' de Amenábar

Emma Watson en la película ‘Regresión’ de Amenábar

Aún así vaticino buena taquilla para esta ‘Regresión’. En España nos gusta el cine de terror y Amenábar es un director icónico en este campo tras mostrarnos lo que es capaz de hacer en ‘Tesis’ o ‘Los Otros’.  Además la proximidad de la festividad de Halloween también puede jugar a su favor. Todo ello sin volver a mencionar la acosadora publicidad de Mediaset.

Trailer de ‘Regresión’ de Amenábar

Crítica de 'Regresión': Amenábar Amenábar... ¡que desilusión!
DIRECCIÓN6
GUION2
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • Ethan Hawke.
  • El intento de mezclar en la trama ocultismo con abusos sexuales.
LO MALO
  • Su final decepcionante ¿pero esto qué es?
  • Que intenten vendernos que tiene elementos de terror... ni de coña.
4Nota Final
Puntuación de los lectores: (28 Votes)
4.3

2 Respuestas

  1. Fran

    Pues a mí me ha gustado. Y considero que que muchos se han decepcionado porque iban con expectativas ingenuas de lo que querían ver…y el director ha dado un palito a nuestras pretensiones. Ha jugado con el espectador: sí. ..lo que sucede es que a nadie le gusta que lo tomen por ingenuo….y eso es lo que ha pasado….que ha habido mucho ingenuo dispuesto a dejarse a engañar y ha quedado mal…por eso se siente decepcionado. A la gente le gustan más historias fantasticas que la realidad. Y el hecho de que la cosa sea una histeria inventada pues no seduce a los ingenuos.

    Responder
  2. Marian

    La película tiene escenas con tomas muy buenas, dignas de un director como es Amenábar. Pero el trato que le han dado al tema, me parece un cuento mal contado.
    Para mí gusto, no es una gran película. Ambientada en el Sur de los Estados Unidos. En vez de una película española parece una americanada.
    Del 1 al 10, le doy un 6. Aprobada. Nada notable, o sobresaliente.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.