Keanu Reeves protagoniza “Siberia”, una película sobre el tráfico de diamantes. Propuesta soporífera que no sabe cuál es su destino.

Crítica de la película “Siberia”

La carrera de Keanu Reeves, un actor que despuntó en los años noventa y entró en la historia del cine gracias a “Matrix”, no ha dejado de decaer desde entonces. Relegado a productos de segunda y memes en redes sociales, el intérprete ha vívido un resurgimiento gracias a esa saga de culto, hipertrofiada con coreografías de acción de primera, llamada “John Wick”. “Siberia” parecía seguir la misma estela: ese héroe de acción taciturno que tras un mal día es capaz de plantarle cara a cualquiera que se le cruce por el camino. La triste realidad es que la película que nos ocupa es un subproducto tremendamente mal escrito y aburrido que hace que el protagonista pase más tiempo en la cama que fuera de ella.

Keanu Reeves y Ana Ularu en una imagen de la película “Siberia” – Crítica de cine

El guion no sabe que camino quiere tomar. Los géneros viran de un lado para otro y la acción no llega hasta el último tercio y, cuando lo hace, es totalmente insatisfactoria. Los personajes se presentan planos y desdibujados; tan indecisos como el guionista que les pone voz y que no sabe qué quiere contar realmente. El relato es difícil de entender, no por enrevesado, sino por mal estructurado, generando sopor en el espectador, que ve como los minutos pasan sin que se evidencie cual es la intención del film, de su protagonista o de cualquiera que pase por allí a poner un poco de orden. Cuesta discernir si es un problema de estructura o si es que su historia es tan poco interesante que se pierde el hilo de lo contado, imposibilitando que se comprenda que nos están contado.

El director Matthew Ross tampoco parece poner interés en que el conjunto llegue a buen puerto, estando más preocupado por crear escenas de supuesto erotismo que cansan e importan poco al público. Ni siquiera ese supuesto final de traca enmienda un poco el fracaso, pues no es especialmente notable y poco importa llegados a tal punto de hartazgo. Tampoco ayuda el ritmo lento de la cinta cuando lo que se cuenta no interesa ni a los propios artífices de la película.

Rodaje de la película “Siberia” con
Keanu Reeves

Keanu Reeves vuelve a presentar su habitual cara hierática con el fin de ocultar los pocos matices interpretativos que posee. Le acompaña Ana Ularu, que contrasta su personalidad con la del protagonista. Una actriz poco conocida que intenta abrirse camino en la industria hollywoodiense, pero con productos como este lo tiene difícil. El resto del reparto no es especialmente destacable e intenta salvar el desastre como pueden.

Opinión final de “Siberia”

Siberia” es una película de serie B que se pierde en su concepción, donde este tipo de productos deberían ser desenfados, apostar por una violencia más explicita y dar a un público más underground lo que un producto masivo no puede ofrecer. El resultado es que no cumple las expectativas, convirtiéndose en uno de los peores films de lo que llevamos de año.

Película “Siberia”: tan fría como su título
DIRECCIÓN3
GUIÓN2
INTERPRETACIÓN4
LO BUENO
  • No es larga, pero sí se siente así.
LO MALO
  • Casi todo lo demás.
3Nota Final

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.