La película ‘Lo tuyo y tú’, una reflexión de la identidad individual y su proyección social, es una comedia inteligente, no tanto por sus gags sino por una trama disparatada que se ampara en la naturalidad del cine oriental.

Crítica ‘Lo tuyo y tú

Empecemos poniendo las cartas sobre la mesa: Lo tuyo y tú es una película coreana. Eso quiere decir que la cinta cumple con todos los tópicos del cine oriental: la acción es muy relativa, el ritmo es bastante lento y los personajes se toman su tiempo antes de contestar a cualquier pregunta. Sí, en otras palabras, es una de esas películas de “hablar mucho”. De hecho, no hacen otra cosa aparte de fumar. Y resalto lo de fumar porque, en serio, no parar de hacerlo. Tanto es así que resulta difícil encontrar alguna secuencia en la que alguien no aparezca con un cigarro en la boca.

Kim Ju-Hyeok y Lee Yoo-Young en la película Lo tuyo y tú

Kim Ju-Hyeok y Lee Yoo-Young en la película Lo tuyo y tú

En Lo tuyo y tú Youngsoo se entera que la noche anterior Minjung, su novia, se ha peleado con un hombre mientras estaba borracha. Esto provoca una discusión en la que ella, aparte de negarlo todo, termina marchándose y decidiendo que no deberían verse durante un tiempo. Al día siguiente cuando Youngsoo intenta localizarla no lo consigue y se da cuenta que ha desaparecido por completo. Mientras tanto, otra chica que es exactamente igual a Minjung mantiene citas con diferentes hombres.

A Hong Sang-Soo, el director de la cinta, lo han denominado el Woody Allen coreano y a sus producciones las han tildado de cine de improvisación por la facilidad con la que cambia los guiones. Tras el visionado de Lo tuyo y tú queda patente que ha madurado lo suficiente para proclamarse como una de las visiones cinematográficas orientales más inteligentes de nuestra época. Lástima que al ser de Corea del Sur solo se acuerdan de él los grandes festivales de cine.

Jang Mi Hee y Kim Ju-Hyeok

Jang Mi Hee y Kim Ju-Hyeok

No es de extrañar, por tanto, que se haya llevado la Concha de Plata al Mejor Director en el festival de San Sebastián. Es difícil lograr una agilidad narrativa en un film donde la realización consiste en, como mucho, diez planos diferentes de quince minutos y cinco tiros de cámara. Eso sí, de vez en cuando se atreve a hacer algún zoom.

Hong Sang-Soo tiene la virtud de conseguir armonizar los elementos, diálogos y dirección de actores mayormente, para insuflar vida a una comedia que alcanza su mayor logro al encontrar el equilibrio entre el hieratismo y la frescura. Esto quiere decir que aunque la ausencia casi completa de montaje confiere a la película un ritmo bastante pastoso, los diálogos, por el contrario, son dinámicos y le aportan la vitalidad necesaria para no caer en la insolencia. Quizá la escena que mejor refleja todo esto es una en la que dos chicos que están a punto de pelearse por la chica que se parece a Minjung se dan cuenta que estudiaron juntos en el colegio y comienzan a ponerse al día en su vida, olvidándose de ella. O también sería un buen ejemplo cualquier escena en la que diferentes hombres se acercan a la falsa Minjung hablándole como si la conocieran y ella intenta convencerlos constantemente de su error.

Jang Mi Hee, Kim Ju-Hyeok y Lee Yoo-Young

Jang Mi Hee, Kim Ju-Hyeok y Lee Yoo-Young

Conclusión de la película ‘Lo tuyo y tú

En conclusión, Lo tuyo y tú es un humor triste, una acidez descafeinada, un Yin yang constante: cuando estás a punto de cerrar los ojos después de un largo bostezo aparece en pantalla un dialogo brillante que consigue mantenerte despierto hasta la siguiente genialidad. Trucos de grandes directores.

'Lo tuyo y tú': Aburridamente divertida
DIRECCIÓN9
GUION8
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • Una dirección muy limpia.
  • La pureza con la que construye la historia.
LO MALO
  • Los zooms de algunos planos.
8.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.