Riley Keough asustada en medio del bosque
Riley Keough asustada en medio del bosque

Crítica de la película ‘Llega de noche’: Más de lo mismo (pero peor)

“Llega de noche'” se descalabra al no conseguir crear ni un gran misterio ni un interés por unos personajes que al espectador le dará igual si viven, mueren o se infectan de ese virus que no queda muy claro de donde viene ni adonde va.

Crítica de la película “Llega de noche”

28 días después, 12 monos, Rec, Cabin fever… La lista de películas que trata sobre epidemias puede ser interminable. Se ha convertido en un tema recurrente tanto en el cine de terror como en el de catástrofes y de gracias a él han llegado a surgir hasta otros subgéneros. Por eso, hay que ser muy valiente para hacer, a día de hoy, otra película más sobre pandemias. O se confía mucho en el guión o se tiene muy claro que la forma en la que se va a tratar el tema es novedosa o aporta algo nuevo al género. Llega de noche no cumple ninguna de estas dos premisas.

La inquietante puerta por la que "llega de noche"
La inquietante puerta por la que “llega de noche”

La película arranca con una escena un tanto perturbadora: un señor mayor desnudo, con apariencia de estar enfermo –dificultad para respirar y una mirada absolutamente extraña– metido en una habitación cubierta de plástico. Junto a él tres personas con máscaras antigas. El hombre muere y terminan quemándolo en un agujero que han cavado en el bosque. Más tarde descubriremos que por culpa de una pandemia que ha diezmado la población, estas tres personas, padre (Joel Edgerton), madre (Carmen Ejogo) e hijo (Kelvin Harrison Jr.) viven recluidos en el bosque. Intentarán sobrevivir sin contagiarse y lo harán con una calma relativa hasta que aparece otra familia con la que convivirán y llegarán a tener algún que otro encontronazo.

Kelvin Harrison Jr. en mitad de la noche
Kelvin Harrison Jr. en mitad de la noche

La película hubiera sido un acierto si el director, Trey Edward Shults, se hubiera molestado en hacer explotar la tensión que comienza a crear desde el primer minuto. Quizá el intento de hacer una cinta de terror underground le ha llevado a manejar el ritmo de una forma poco convencional en este género -aunque lo único que tenga de independiente sea el presupuesto-. El resultado es una historia contenida, sin ritmo, como una olla exprés que suelta vapor poco a poco y no explota en ningún momento. Para un programa de cocina sería todo un éxito, pero para una película de este tipo es un fracaso absoluto.

Alguién quiere acabar con la familia en 'Llega de noche'
Alguién quiere acabar con la familia en ‘Llega de noche’

Los actores tampoco serán, seamos sinceros, recordados por esta cinta pero consiguen salvar gran parte de la historia. De hecho, es lo único salvable. Lástima que no les dejen mucho lugar para el lucimiento. Quizá el papel de Joel Edgerton como cabeza de familia sea el que haya permitido dar algún que otro matiz a un personaje atado a un guión demasiado gris.

Joel Edgerton en la película 'Llega de noche'
Joel Edgerton en la película ‘Llega de noche’

¿Aporta algo al género? No. ¿Aporta algo a la temática? No. ¿Aporta algo al mundo cinematográfico? Tampoco. Por tanto, Llega de noche (2017) es, a todos los efectos, una película de relleno que correrá metraje sin que pase nada. Por tanto, el espectador estará deseando que se mueran todos –si es que se mueren– para poder levantarse del cine e irse a su casa y olvidar –sin demasiado esfuerzo– un ejercicio tan aburrido.

DIRECCIÓN
3
GUION
2
INTERPRETACIÓN
5
Reseña de lectores15 Votos
3.2
LO BUENO
La primera escena.
LO MALO
Ritmo lento que no va en ninguna dirección.
Guión aburrido.
No pasa nada.
3.3
Más artículos
Crítica de la película Las hijas del Reich
Crítica de la película Las Hijas del Reich, con Judi Dench