Wim Wenders vuelve al documental para presentar los momentos más importantes del mandato del Papa Francisco desde el año 2013.

Crítica

El Papa Francisco: un hombre de la palabra” puede resultar, como tantos otros documentos gráficos, un panfleto propagandístico sobre la Iglesia Católica. Una institución que no pasa por su mejor momento a causa de las continuas acusaciones de abusos sexuales a menores a las que se enfrentan muchos de los integrantes de esta. Sin embargo, el film que nos ocupa se centra en abordar la figura del Papa desde una perspectiva más individualista y menos institucional de lo que se pudiera pensar en un primer momento.

El Papa Francisco durante la entrevista de la película.

El irregular Win Wenders recurre a la entrevista personal como eje conductor del relato, estructurándolo en diferentes partes y temáticas sobre las que el Pontífice expresa su opinión. Un planteamiento sencillo para el cual Wenders se vale del lenguaje audiovisual propio, apoyado por imágenes extraídas de momentos importantes dentro de los cinco años que lleva en el puesto el actual Papa. Las partes en las que Francisco responde directamente a las cuestiones que se le plantean no están grabadas de manera casual. Todo está pensado al milímetro por el director germano. La elección de una óptica angular, la profundidad de campo seleccionada y un encuadre cercano a la interpelación con el público, hacen que las intervenciones del Santo Padre busquen la cercanía con el espectador, como si se estuviese entablando una conversación íntima entre dos personas.

El papa durante una visita a una cárcel.

La película no elude pisar terreno pantanoso y genera cuestiones que el Papa Francisco responde sin esconderse, de manera asertiva, mostrando claramente su posición, siendo esta, en algunas ocasiones, cuanto menos sorprendente para un hombre que representa a una institución que parece no compartir algunos de sus valores. Siendo un documental centrado en una persona de tal relevancia, a la que se ha seguido durante cinco años, era de esperar que el resultado fuera más cercano al elogio que a la crítica, y así ha sido. Los noventa y seis minutos de metraje ensalzan la figura de un hombre que es presentado acercándose más al humanismo o, si se quiere, a la filosofía, que como representante de una de las religiones mayoritarias del planeta. Y aunque se traten temas espinosos, ninguno es abordado desde el ataque a Bergoglio, si no que es él mismo el que presenta batalla y reflexiones a determinadas problemáticas entre las que destaca su incasable lucha contra el cambio climático y la contaminación.

Imagen de la película documental “El Papa Francisco: un hombre de palabra”.

Opinión final

El Papa Francisco: un hombre de la palabra” es un producto con una buena factura, que muestra de una manera cercana a uno de los líderes mundiales más mediático e importante; mostrando sin llegar a ensalzar, sus virtudes y algunas opiniones controversiales que hacen del documental un visionado interesante más allá de las creencias a las que representa este argentino que se convirtió en uno de los hombres más poderosos del planeta, sin olvidar sus orígenes.

Crítica de la película documental “El Papa Francisco: un hombre de palabra”
DIRECCIÓN7
GUIÓN6
MONTAJE6
LO BUENO
  • No es propaganda eclesiástica.
  • Puede ser disfrutado por cualquiera, independientemente de sus creencias.
LO MALO
  • Demasiado condescendiente.
  • El director Win Wenders no se arriesga.
6.3Nota Final

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.