Crítica de la película “Bikes”

Humilde cinta de animación coproducida por España y China enfocada a los más pequeños de la casa. Una historia con mensaje ecologista que busca hacer pasar un buen rato sin dejar de lado su valor educativo.

Crítica

La manía de los adultos por humanizar todo tipo de objetos y animales, dotándoles de voz y habilidades propias de nosotros, se viene repitiendo desde que el relato audiovisual existe y el éxito entre los niños sigue estando vigente. En el caso que nos ocupa, nos encontramos con una propuesta en esa línea, protagonizada por bicicletas. Su estética recuerda a películas y series de animación precedentes, siendo el referente más reconocible “Chuggington”, donde las protagonistas eran locomotoras de tren.

La ciudad de la película “Bikes”.

Bikes” presenta buenas intenciones y desprende imaginación en cada uno de sus fotogramas, con una ciudad donde absolutamente todo hace referencia al mundo de la bicicleta. Sin embargo, el guion desarrolla una trama excesivamente infantil, que se podría aventurar poco interesante para niños y niñas que estén llegando a los ocho años. Esta historia está más cerca de un episodio de “Pocoyó” o de “Dora la exploradora” que de un “Bob Espoja”, por poner algún ejemplo. Si nos adentramos en el largometraje, palidece en comparaciones con gigantes como Pixar, donde el guion está cuidado al milímetro. Aquí parece que la historia es una excusa, con buenos valores, haciendo hincapié en el ecologismo, buscando un contenido que contenga valores educativos, con el único fin de mostrar un mundo atractivo visualmente, que irremediablemente no acaba de cuajar a causa de su limitado presupuesto; traduciéndose en una animación muy pobre y estática que resta dinamismo a una propuesta que por lo demás tampoco engancha en ninguno de sus aspectos.

La dirección va en la línea de los expuesto anteriormente. Planos en exceso funcionales que no aprovechan la libertad que otorga la animación para crear algo visualmente atractivo. La persecución final no puede ser menos interesante. Un clímax que posiblemente sea lo peor que puede ofrecer el film. Quizá se deba a lo precario de su animación, pero lo que está claro es que cuando la película más tiene que ofrecer es cuando sus valores palidecen.

Las tan cacareadas voces de famosos en este tipo de cine son acertadas en este caso. Anabel Alonso y Carlos Latre tiene sobrada experiencia en el campo y, en el caso del segundo, gracias a su habilidad para crear diferentes voces, es capaz de interpretar a tres personajes. Uno de ellos parte del trío que opera de alivio cómico sin llegar a funcionar en ningún momento, haciendo uso de gags muy torpes y poco imaginativos. La presencia de alguien ajeno al mundo del doblaje como Pedro Delgado tampoco molesta ni resulta desastrosa, como otras incursiones recientes de famosos que es mejor olvidar.

Imagen de la película Bikes.

Opinión final de “Bikes”

Bikes” es una película que solo interesará a niños de muy corta edad y paladares poco exigentes. Los adultos encontrarán un mensaje muy maniqueo y nada de lo que vean les resultará atractivo, ni a nivel narrativo ni artístico. Un intento fallido, aunque con buenas intenciones, que les valió una inexplicable nominación a los pasados Premios Goya en la categoría de Mejor Película de Animación.

Trailer

¿Te unes?