Marcel Barrena es el encargado de llevar a la gran pantalla la increíble historia de Ramón Arroyo, que tras ser diagnosticado de esclerosis múltiple logró terminar un Ironman. Vitalista y optimista, la cinta proyecta buenas intenciones pero no llega a brillar tanto como su anónimo héroe.

Crítica de la película ‘100 metros’

Con 100 metros descubrimos uno de esos proyectos que, aunque interesante, su resultado final se muestra bastante irregular. La historia que narra está inspirada en la increíble hazaña lograda por Ramón Arroyo, que tras ser diagnosticado esclerosis múltiple logró terminar con éxito un Ironman, una de las pruebas deportivas más duras del planeta. Un verdadero ejemplo de vitalidad, superación y lucha. Un hombre al que le aseguraron que en pocos meses no sería capaz de andar ni 100 metros y que no obstante logró superar la prueba más exigente en triatlón, la cual consta de 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de maratón. Una auténtica proeza que bien podría, si no fuera por la falta de visibilidad en los medios de este tipo de logros extraordinarios (tan sólo el programa Informe Robinson de Canal+ recogió este gran logro), haber convertido a Ramón en una auténtica leyenda. Tal es así que la película, aunque lo intente, no consigue alcanzar la grandeza de la historia real.

Dani Rovira y Alexandra Jiménez en una escena de '100 metros'

Dani Rovira y Alexandra Jiménez en una escena de ‘100 metros’

La cinta, aunque dramática en su fondo, toma acertadamente un prisma vitalista, esperanzador y optimista. Una sabia lección de vida que nos muestra que en la mayoría de las ocasiones nosotros podemos ser nuestro mejor amigo y que con ganas, fuerza e ilusión si quieres puedes conseguirlo. Nuestro protagonista, Ramón (Dani Rovira), tiene en este aspecto dos grandes aliados en los que podrá apoyarse durante las adversidades que irán surgiendo en su lucha: su mujer, Inma (Alexandra Jiménez), y su suegro, Manolo (Karra Elejalde).

Dani Rovira es Ramón Arroyo

Dani Rovira es Ramón Arroyo

No se puede negar que el director Marcel Barrena (Món petit) ha sabido tratar con la sensibilidad y el respeto necesarios una historia tan dura pero a la vez tan esperanzadora como ésta. Así, 100 metros, es capaz de introducir al espectador en un profundo viaje por las más diversas emociones donde encontraremos emotividad y situaciones cómicas pero siempre sin olvidar darle la visibilidad necesaria a una enfermedad aún bastante desconocida para el gran público. El resto de la magia que veremos en pantalla vendrá aportada por el perfecto tándem formado por los actores Dani Rovira -sorprendente y convincente en este cambio de registro- y Karra Elejalde -con cada nuevo proyecto se crece, y en este está enorme-. Ambos personajes se odian y se necesitan a parte iguales, regalándonos así los momentos más simpáticos y entrañables de la cinta. La química entre ellos se palpa, logrando transmitirnos esa cercanía con los personajes tan necesaria para que el espectador se involucre en la historia de Ramón.

Dani Rovira y Karra Elejalde vuelven a ser yerno y suegro

Dani Rovira y Karra Elejalde vuelven a ser yerno y suegro

Pero hay varios puntos en los que 100 metros no convence. La película no merece un arranque tan descafeinado, con una presentación de su protagonista que nos deja bastante indiferente y por lo cual costará que el espectador se sienta identificado con Ramón en un primer momento. El director debería haber profundizado más en presentarnos a ese hombre de éxito tanto en lo personal, casado con una bellísima mujer y padre de un niño, como en lo laboral, donde este joven triunfador debía ser todo un dios. Así sería más sencillo introducirnos en la historia del personaje, para más tarde vivir junto a él la gran caída de su pedestal que supondrá la noticia médica. Tan poco serán acertadas algunas escenas, subtramas y personajes posteriores totalmente innecesarios para el desarrollo de los acontecimientos, la mayoría de todos ellos relacionados con el enamoramiento del suegro.

Trailer de la película ‘100 metros’

 

Crítica de la película '100 metros': Querer es poder
DIRECCIÓN5.5
GUIÓN5
INTERPRETACIÓN7.5
LO BUENO
  • Dani Rovira está convincente, pero Karra Elejalde está memorable.
LO MALO
  • Más de una escena innecesaria y cuestionable.
  • El prescindible personaje de Maria de Medeiros.
  • Que las imágenes reales de la llegada a meta de Ramón sean más espectaculares, vitalistas y grandiosas que la escena dibujada en la ficción.
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (14 Votes)
6.5

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.