Imagen del grupo Parchis
Imagen del grupo Parchis

Parchís: EL Documental, Crítica y opinión de la película

Netflix estrena Parchís: El Documental, retrato en primera persona por parte de los integrantes del que, sin duda, ha sido el grupo musical infantil más exitoso e influyente de nuestro país. Disponible a partir del 10/07 en la plataforma. Te desvelamos nuestra opinión sobre la película.

Crítica del documental sobre Parchís en Netflix

Parchís fue algo más que el grupo infantil más popular en España entre 1979 y 1985. El suyo fue un auténtico fenómeno, cuyo éxito se tradujo en ventas millonarias de discos, giras internacionales, películas y unas canciones que todavía hoy siguen enganchando a las nuevas generaciones. Pero, ¿cómo lo experimentaron desde dentro sus protagonistas? ¿Cómo vivieron el paso de la niñez a la adolescencia y a la vida adulta? ¿Fue Parchís una oportunidad para desarrollarse o una carga que les acompañaría para siempre? El documental busca las respuestas desde el testimonio directo de sus componentes, así como de otras personas que participaron.

Imagen de Parchís durante el documental de Netflix
Imagen de Parchís durante el documental de Netflix

Visto el predicamento con el que empiezan a concurrir en la parrilla VOD documentales de trama eminentemente española (El Caso Alcásser, también en Netflix, y El Pionero, de HBO) era sólo cuestión de tiempo que Parchís ocupara el hueco que le corresponde. A diferencia de los dos ejemplos anteriores, en este caso no se ha optado por un formato miniserie, sino que se trata de un largometraje canónico de unos 100 minutos de duración. Quizá debido a esa supuesta restricción de tiempo (permítaseme enfatizar el “supuesta”, ya que en esta era dorada de las series da la sensación de que no es posible tratar un tema en profundidad en menos de 8 horas), hay elementos narrativos que el film dirigido por Daniel Arasanz apenas bordea, echándose en falta algo más de enjundia en este sentido.

Un ejemplo es el somero análisis del contexto que abraza el nacimiento del grupo, tanto en términos sociales como histórico-culturales, así como un fallido acercamiento al fenómeno fan. Y es una pena, porque este es precisamente el punto de partida del documental. Pero la alocución de un fan mexicano explicándonos las increíbles incomodidades soportadas de crío para poder ver con sus propios ojos a sus artistas favoritos, o los dos minutos invertidos en indicarnos que con Enrique Y Ana empezó todo, es poco sustento para lograr ubicar al espectador que no brinque de los 40 años en adelante.

Otro elemento que hubiera dotado de enorme riqueza al relato es algo de ejercicio crítico acerca de lo que se cuenta en el film, contrastar cierta información, incluso un pequeño cambio de tono hacia el documental de investigación (tampoco es necesario convertirse en Michael Moore).

Imagen de Parchís durante el documental de Netflix
Imagen de Parchís durante el documental de Netflix

En cualquier caso, Parchís: El Documental no es sino el relato, 4 décadas después y en boca de sus propios protagonistas, de lo que el propio responsable de la discográfica Belter identifica en la película como un auténtico fenómeno social para el que ninguno se hallaba preparado. Los discursos de Toni, Yolanda, Gemma, David, Óscar y Franc, sumados a los de varias de las personas más allegadas a los chicos durante aquellos años resultan interesantes e, incluso, absorbentes durante su tercio final. Una exposición lastrada por la impronta de subjetividad que empapan los recuerdos de las vivencias que aquí se nos cuentan: recuerdos que hoy forman parte de la historia de la música y el show businessen todas sus vertientes; recuerdos que para muchos de los espectadores se estructuran en flashes fragmentados salpicados de ruido blanco como las propias imágenes con las que da inicio este documental; recuerdos, en definitiva, que conforman la vida de unos artistas que cedieron su propia juventud en pos de su trabajo como artistas.

Opinión final de Parchís: El documental

En resumen, un documental que huye de la robustez de los hechos y cuyo discurso narrativo se alinea con el de sus protagonistas. Seguro que esta no es la única vez que se cuenta esta historia, pero lo que puede afirmarse es que Parchís: El Documental es, sin lugar a dudas, SU historia.

DIRECCIÓN5
GUION7
Nota de lectores3 Votos7
LO BUENO
La brutal honestidad de Joaquín Oristrell.
El asombro frente la banalización que sus protagonistas transmiten ante hechos tan controvertidos como la explotación infantil, las irregularidades fiscales o la indolencia del mundo adulto en general. Será la edad…
LO MALO
En términos formales, más allá de discutir alguna posición de cámara que no se entiende mucho (como el plano de Óscar aka ficha azul), no aporta nada relevante.
6
¿Te unes?