Vuelven las tortugas más gamberras, tras una primera entrega muy irregular, repitiendo el esquema previo pero con un cariño especial por la mítica serie de animación de los años 90: ‘Ninja Turtles 2: Fuera de las sombras’.

Crítica de ‘Ninja Turtles 2: Fuera de las sombras’

Ninja Turtles 2: Fuera de las sombras (2016) llega poco tiempo después de aquella primera entrega que presentaba a las tortugas mutantes a una nueva generación, pasadas por el filtro tecnológico del CGI y con Michael Bay detrás prometiendo acción, excesos y explosiones por doquier. Esta secuela retoma las aventuras de nuestras amigas verdes, teniendo que enfrentarse de nuevo a Shredder, que viene acompañado de dos nuevos esbirros y de Krang, el villano definitivo.

Ninja Turtles: Michelangelo

Ninja Turtles: Michelangelo

El guion de esta Ninja Turtles 2: fuera de las sombras, completamente funcional y siguiendo los esquemas del blockbuster más impersonal, supone un ligero avance respecto a la cinta de 2014, otorgando el protagonismo a las tortugas por encima de todo, dejando de lado a las comparsas humanas -esa April desaprovechada- y presentando a villanos míticos para aquellos que disfrutamos de niños con las aventuras de estos ninjas.

Stephen Amell

Stephen Amell

Dave Green vuelve a ponerse tras las cámaras con el mismo resultado en materia narrativa, haciendo uso de complejos y rápidos movimientos de cámara intercalados con pinceladas de slow motion que ayudan al espectador a comprender algo de lo que pasa en pantalla durante las escenas de acción. Su irregularidad como narrador vuelve a estar presente con un primer acto aceptable para pasar a un nudo tedioso y aburrido con las tortugas saliendo de su entorno habitual neoyorkino, para llegar a un farragoso acto final marcado por el exceso de CGI y la llegada de una complicada estructura a Nueva York, algo que últimamente se repite en el 90% de los blockbusters actuales. Y es que da la sensación de que llevamos diez años viendo la misma película con distintos personajes. Los pobres habitantes americanos deben estar hartos de que cada dos por tres alguien de otra dimensión ataque sus grandes ciudades.

Tortugas Ninja: Leonardo

Tortugas Ninja: Leonardo

La animación sigue en la misma línea que su predecesora, con ese discutido diseño de los cuatro hermanos y unos geniales Rocksteady y Bebop calcados a los que pudimos ver animados a golpe de lápiz hace más de veinte años. Krang también es completamente identificable con su alter ego televisivo tanto en su diseño como en su desquiciada manera de hacer el mal. Los personajes humanos son completamente funcionales y prescindibles; en especial  el interpretado por Will Arnett o la pobre Laura Linney metida con calzador en un proyecto de estas características. Megan Fox sigue presentándonos a una April O’Neill completamente alejada de la original por hipersexualizada y falta de inteligencia. En esta ocasión tampoco podemos disfrutar de un Shredder decente y amenazante.

Leonardo, Raphael, Michelangelo y Donatello

Leonardo, Raphael, Michelangelo y Donatello

Ninja Turtles: fuera de las sombras presenta problemas parecidos a los de su antecesora, sin embargo, se digiere de una manera más fácil y resulta más entretenida. Los más pequeños probablemente salgan complacidos  y los que están en la frontera de los treinta tendrán la ocasión de rememorar de manera nostálgica la serie animada con el plato humeante delante de ellos antes de irse al cole de nuevo. Sobre todo por unos créditos que conviene escuchar con todo el esplendor sonoro de la sala oscura.

Trailer de ‘Ninja Turtles 2: Fuera de las sombras’

Crítica de la película Ninja Turtles 2: Fuera de las sombras, Un paso adelante
DIRECCIÓN5
GUION5.5
INTERPRETACIÓN4
EFECTOS ESPECIALES6.5
LO BUENO
  • Ver a viejos villanos tratados con el respecto del original.
  • Unos créditos cargados de nostalgia.
LO MALO
  • Mismos excesos visuales que en la anterior entrega.
  • Las invasiones de Nueva York ya cansan, y mucho.
5.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
9.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.