Crítica de la película francesa “Las guardianas”: dirigida por Xavier Beauvois que se desarrolla durante la Primera Guerra Mundial en el entorno rural francés, donde las mujeres deben hacerse cargo de la granja mientras los hombres luchan en el frente.

Crítica de la película “Las guardianas”

Hay ciertas películas que realizan un planteamiento, y a través de él se desarrollan una serie de escenas cotidianas que van sirviendo de transición hacia una trama que a causa de estas va perdiendo el interés a cada momento que pasa. Ese el mayor problema de Las guardianas, un film que por lo que promete su sinopsis podría haber mostrado lo absolutamente necesarias que fueron las mujeres durante uno de los conflictos bélicos más importantes del siglo XX y que les permitió empezar a cobrar valor para muchos hombres. Una auténtica oportunidad perdida entre conversaciones banales y tareas alargadas hasta la extenuación para completar un extenso metraje que supone un auténtico maratón para el espectador.

Foto de la película “Las guardianas”

Xavoer Beauvois parece más interesado en mostrarnos bellas estampas que en contar la historia que tiene entre manos. La sobriedad aparece desde los primeros compases del relato y ya no lo abandona hasta su resolución. Parece que el realizador francés tenga miedo a mostrar emoción, ya que esta es contenida incluso en no pocos momentos donde podía haber sido ampliamente explorada; como si en el cineasta se hubiese instalado el miedo a la empatía entre público y personajes, consiguiendo que lo que les pase a estos importe más bien poco.

Y no es que el trabajo de Beauvois sea malo, pero su clasicismo y excesivo realismo le hacen bajar varios escalones, siendo lo más celebrado una impecable fotografía de Caroline Champetier, cargada de una delicadeza difícil de alcanzar y casi la única virtud del film, que hace aconsejable su visionado en pantalla grande. A medio camino entre el realismo pictórico de Jean-François Millet y Julien Dupré, la directora de fotografía nos presenta auténticas pinturas en movimiento. Un gozo visual para los sentidos y uno de los trabajos de iluminación más interesantes dentro de la cinematografía europea y americana, que parece haberse instalado en una acomodada posición que niega cualquier tipo de riesgos o vuelta al pasado.

Imagen de la película “Las guardianas”

El trabajo interpretativo es correcto, resaltando el debut de la joven Iris Bry. La actriz más interesante de un film donde la anteriormente comentada sobriedad juega en contra de las intérpretes, que podrían haber desarrollado un trabajo más completo si Beauvois no se hubiese mostrado tan encorsetado. Bry se revela como una actriz a seguir que puede dar grandes alegrías dentro del cine francés y quién sabe si también fuera de sus fronteras.

Las guardianas es una película para personas pacientes, amantes de los dramas que se desarrollan de manera pausada y reflexiva, donde la mayoría de sus virtudes residente en la poderosa fotografía de Champetier y el debut de Iris Bry; pero supone un paso atrás en la filmografía de Xavier Beauvois tras la resultona De dioses y hombres.

Trailer de la película “Las guardianas”

Crítica “Las guardianas”: para muy pacientes
DIRECCIÓN5
GUIÓN6
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • La pictórica fotografía del film.
  • El debut de Iris Bry.
LO MALO
  • Su guion resulta ser tedioso.
  • Beauvois no arriesga nada.
5.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.