Dirigida y protagonizada por Rupert Everett, “La importancia de de llamarse Oscar Wilde” se estrena hoy 26 de abril de 2019 en España. Descubre nuestra opinión sobre la película.

Sinopsis de la película: La importancia de llamarse Oscar Wilde

Oscar Wilde se encuentra a punto de morir en un hotel de París, donde comienza a recordar su vida pasada. El amor, muy apegado al deseo, acaba rodeando a este entrañable autor, que debido a la escasez de justicia de la época ve como todo lo que en un día fue se derrumba.

Ante su inminente muerte, Wilde rememora su intento por reconciliarse con su amada y sufrida esposa, Constance (Emily Watson), la horrible relación amorosa que mantuvo con Lord Alfred Douglas (Colin Morgan) y el trato que mantenía con sus buenos amigos Reggie Turner (Colin Firth) y Robbie Ross (Edwin Thomas), que pese a todo quisieron salvar a Wilde de sí mismo.

Imagen del rodaje de “La importancia de llamarse Oscar Wilde” – Colin Morgan como Alfred Bosie Douglas y Rupert Everett como Oscar Wilde.

Crítica

“La importancia de llamarse Oscar Wilde” retrata de manera magistral las injusticias y la homofobia que acaecían durante el siglo XIX. Haciendo Everett gala del mejor actor que podría haber encontrado para dar vida a Oscar Wilde, él mismo. Damos gracias a este director primerizo por haberse atrevido a traernos los años más sórdidos del escritor y mostrarnos cómo fue su, ya de por sí, anunciada caída.

Oscar Wilde es un escritor que vaga por los barrios bajos de París en busca de satisfacer sus pasiones más humanas y sobrevivir en una época donde el amor estaba prohibido. Habiendo visto como su vida no dejaba de ir hacia abajo, buscó la manera de reconciliarse con su mujer y madre de sus dos hijos. Sin embargo, se ve abocado a revivir su tan ansiado amor por Colin Morgan, y alejarse de un homófobo Londres.

El director, Everett, no pretende mostrarnos una película vacía que narre tan solo la trágica caída de uno de los grandes autores de la época, sino que construye a través de la ambientación y de una pausada narración una sólida recreación de lo que pudo ser el final de la vida de Wilde. Mostrándonos tanto sus deseos más humanos como su inigualable capacidad para crear historias y hacer con ellas que las palabras cobren vida al declamarlas. Debido a esto, la película te mantiene pegado a la pantalla, como si las palabras de Wilde tuviesen poderes mágicos y fuese imposible no escucharlas, haciéndonos partícipes, al igual que a los dos pequeños hermanos que aparecen, de la grandilocuente vida del autor. Es por esto que el guión, a pesar de permanecer correcto y sin ser rompedor, goza de una gran capacidad narrativa y estilística a la hora de expresarse a través del lenguaje.

Colin Firth es Reggie Turner en “La importancia de llamarse Oscar Wilde”.

Por el contrario, la forma de dirigir es inusual, haciendo gala de una habilidad sorprendente para construir ideas a través de las imágenes, recreando un ambiente sórdido en un Londres regido por las apariencias y el lujo. En este film, Everett no solo ha demostrado su enorme capacidad para interpretar sino que posiblemente se haya asentado como un director a tener en cuenta, sin obviar sus inclinaciones por un cine más de autor.

Todo el reparto es excepcional, y la capacidad de Everett para sacar su potencial es digna de admiración. Consigue que empaticemos con cada uno de los personajes, incluyendo a los propios hijos de Wilde, los cuales apenas aparecen en la película. Al igual que la sufrida mujer de Wilde, que no deja de mostrar con sutileza lo mucho que amaba a ese hombre.

A pesar de todo esto, no debo olvidar advertiros de que no es una película apta para todo el público, esto es debido a que es una película bastante lenta y cuya narración se recrea en cada elemento sustancial de la historia. Por ello es necesario que os guste, en primer lugar, Oscar Wilde, y, en segundo lugar, la forma tan densa de contar historias.

Opinión Final

“La importancia de llamarse Oscar Wilde”, es una película que va más allá de los últimos años de la vida del autor y nos permite conocer las injusticias del Londres de la época, además de hacernos partícipes de la vida de uno de las grandes autores de la historia, junto con sus amigos y familiares, donde se retratan valores tan importantes como el amor, la honradez y la justicia.Se centra demasiado en la vida de Oscar Wilde, dejando de lado a otros personajes de alto interés, como podría ser su mujer y sus hijos.

La importancia de llamarse Oscar Wilde: Crítica de la película
DIRECCIÓN8
GUIÓN7
INTERPRETACIÓN7
LO BUENO
  • La magnífica interpretación de Everett como Oscar Wilde, y su visión única del autor.
  • La ambientación y la capacidad que tiene de mostrarnos la decadente justicia que existía en esa época.
LO MALO
  • Para algunos puede resultar tediosa y aburrida debido a su pausada narración.
  • Se centra demasiado en la vida de Oscar Wilde, dejando de lado a otros personajes de alto interés, como podría ser su mujer y sus hijos.
7.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.