Tras su sonado fracaso en la taquilla americana llega a los cines españoles El Desafío (The Walk), la nueva de Robert Zemeckis que retrata la historia del equilibrista Philippe Petit.

Sinopsis de la película “El desafío (The Walk)”

El artista bohemio suele llevar consigo tres inherentes atributos: La inestabilidad, la ingenuidad y una inquebrantable alma soñadora. Philippe Petit (Joseph Gordon-Levitt) fue quizá el que llevó los tres a su máxima expresión, perpetrando el que muchos han denominado “el crimen artístico del siglo”: Conectar con un alambre las azoteas de las Torres Gemelas y deambular a través de él durante la madrugada del 7 de Agosto de 1974.

Foto de la película El desafío (The Walk)

Foto de la película El desafío (The Walk)

No cabe duda de que El Desafío (The Walk) era una película destinada a Robert Zemeckis, un director que a lo largo de su carrera se ha acostumbrado a caminar en el alambre. Desde una posición auspiciada por el Hollywood con más denominación de origen (Spielberg, Tom Hanks, Harrison Ford), Zemeckis siempre ha adoptado procesos de riesgo, bien sean formales (“¿Quién engañó a Roger Rabbit?”, “Polar Express”) o argumentales (“Regreso al Futuro”, “Náufrago”). La cinta es una propuesta que le encaja como anillo al dedo: Un punto de partida que es puro espectáculo, exigente en lo audiovisual y aún más en lo argumental. Un auténtico desafío, e igual por eso (porque no se me ocurre otra razón) los de siempre han traducido así el idóneo título original de “The Walk”.

Crítica de la película “El desafío (The Walk)”

“¡Ojo! Spoiler de Titanic: Al final se hunde el barco.” Te sirve como chistazo para contraatacar a tu cuñado en Nochevieja, y te sirve como reflexión de narrativa cinematográfica. Concretamente, de esas películas que giran alrededor de un acontecimiento, generalmente ampuloso y la mayor parte de las veces histórico: El desembarco de Normandía, el hundimiento del Titanic, un francés haciendo equilibrismos a cuatrocientos metros de altura.

El desafío (The Walk): Joseph Gordon-Levitt

El desafío (The Walk): Joseph Gordon-Levitt

¿Cómo rellenar dos horas de material dramático alrededor de un hecho conocido de sobra por el espectador? ¿Cuál es la historia que hay detrás de ese momento cumbre? Y sobre todo… ¿qué muestras después?

Saco a colación a James Cameron porque el tipo será lo que queráis, pero en este asunto lo tiene bien claro: A grandes verbenas visuales, las tramas más sencillas posibles. Articuló “Titanic” con una versión simplista de “Romeo y Julieta”, “Terminator 2” con una persecución, y “Avatar” con el programa del Partido Animalista. Y que el público se fije en los colorines. Por mi parte, pulgar hacia arriba para el tipo duro con cara de señora.

El desafío (The Walk): Joseph Gordon-Levitt

El desafío (The Walk): Joseph Gordon-Levitt

Eso sí, creo que Zemeckis es un director muy superior. Si fuera por mí, produciría un reality en el que dos tipos de cuelan en casa de Iñarritu por la noche, le cogen los Oscars y se los dan desayunando al director de “Regreso al Futuro”. Por eso me extraña, y casi diría que me duele, comprobar que El Desafío (The Walk) es una película plana y vacía argumentalmente.

La cosa se estructura como una clásica película de atracos. Hay un golpe, que es entrar en el World Trade Center y colgar el cable en la azotea. Hay una chica (Charlotte Le Bron) y hay una banda, con el experto en seguridad, el experto en tecnología, y el infiltrado de turno en el edificio.

El desafío (The Walk): Joseph Gordon-Levitt

El desafío (The Walk): Joseph Gordon-Levitt

Pero El desafío (The Walk) no funciona, porque todo su riesgo visual lo compensa con una trama simple y timorata: El “atraco” adolece de tensión y en ningún momento crees que pueda torcerse. La relación entre los personajes es superficial y simplista, por mucha cara de padre apenado que ponga Ben Kingsley. Y lo que podía tener más enjundia, que es la biografía del increíble Philippe Petit, se queda tibia por indefinición. Hay apuntes interesantes sobre su personalidad, especialmente en sus aspectos más negativos, (ese tirano egoísta que pone en peligro a un grupo de amigos por la gloria personal) pero el guión no se moja y el personaje de Gordon-Levitt gira únicamente alrededor del entusiasmo, concepto difuso y que asimilas en cuanto el tipo nos desvela que quiere hacer las Américas.

El desafío (The Walk): Ben Kingsley y Joseph Gordon-Levitt

El desafío (The Walk): Ben Kingsley y Joseph Gordon-Levitt

Con estos mimbres, la película transcurre como la cola del Dragon Khan: Una hora y media de tediosa espera entre colorines para acabar participando en una experiencia sobrecogedora: Esa secuencia final que, efectivamente, es espectacular y virtuosa, de esas que te demuestran que hay sitios donde solo el cine te puede llevar.

De esta manera, tal vez El Desafío (The Walk) no suponga un traspiés, pero, paradójicamente, falla por no saber mantener el equilibrio.

Trailer de la película “El desafío (The Walk)”

Crítica "El Desafío (The Walk)" de Robert Zemeckis
DIRECCIÓN9
GUION3
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • La sensación de vértigo y la maestría visual de Zemeckis, a disfrutar obligatoriamente en 3D.
LO MALO
  • Una historia endeble, sin riesgo ni gancho.
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (13 Votes)
6.8

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.