Crítica de la película “Divino amor”

Interesante crítica a la actual sociedad brasileña

Desde Brasil nos llega una propuesta arriesgada, irreverente y seguramente polémica. Bajo la dirección de Gabriel Mascaro, Divino amor nos adentra en una atmósfera religiosa dentro el que se combinan a la perfección elementos futuristas, luces de neón y música techno. Aquí os dejamos nuestra crítica de la película Divino amor.

Crítica

La propuesta brasileña que analizamos hoy es bastante particular. Tendremos que saber dejarnos llevar por su distópica historia y su particular puesta en escena, para encontrar la verdadera motivación que guía a su personaje principal y la crítica que con ello su director, Gabriel Mascaro, pretende realizar a la religión y al actual gobierno de Bolsonaro.

Así, bajo una estudiada estética new age y a ritmo de música techno, conoceremos la futurista historia de la película Divino amor, que se estrenará en los cines el próximo 26 de junio y que ya ha pasado por las ediciones 2019 de festivales tan importantes como Sundance y Berlín.

Escena de la película Divino amor (2020)
Escena de la película Divino amor (2020)

Sinopsis

En la cinta viajaremos al Brasil de 2027. La religión más extendida es la denominada ‘Divino amor’, en la que son habituales las raves, los intercambios de pareja y la consultas espirituales. En este entorno conoceremos a Joana (Dira Paes), una mujer entregada a la fé y que ve frustradas sus ansias de ser madre al no conseguir quedarse embarazada. Además trabaja de funcionaria de divorcios, pero intenta que ninguna de las parejas que llega hasta su mostrador termine tomando dicha decisión, haciéndoles ver, creer y sentir el amor verdadero. Una inesperada consejera sentimental que promueve los valores de la fe que procesa desde su puesto de trabajo.

Joana (Dira Paes)
Joana (Dira Paes)

Un futuro distópico que ya está aquí

La cinta nos sitúa en un futuro distópico que resultará más real de lo que parece en un primer momento. Y es que en la actualidad Brasil se encuentra inmersa en el mandato de Bolsonaro, fiel a la vertiente más conservadora de la ultra derecha y que basó su éxito en el apoyo proporcionado desde el movimiento evangélico. Sólo hay que recordar el lema que Jair Bolsonaro presentó para ganar las elecciones: “Brasil por encima de todo y Dios por encima de todos”. En definitiva, Brasil ya vive inmersa en su propio “divino amor”.

Es la hora de la oración
Es la hora de la oración

Crítica a una sociedad ultra religiosa

Divino amor resulta una clara crítica a los valores más tradicionales y radicales que ensalzan la familia y la religión como el motor de todo. A través del personaje que protagoniza Dira Paes viviremos el infierno al que irremediablemente le dirige la religión que procesa. Primero conseguirá llevarla al límite de sus fuerzas psicológicas al no conseguir el que se presupone “el mayor logro” en la vida de una mujer: el embarazo; para luego desplazarla y humillarla cuando lo consiga de la mano de un donante cuya identidad es “desconocida”.

La película presenta una sociedad que idealiza el matrimonio y la maternidad en su vertiente más conservadora. Algo que inevitablemente conllevará a la frustración de toda persona que, de un modo u otro, no llegue a alcanzar dichas metas a lo largo de su vida. Sentimiento que se puede trasladar a cualquier lugar del mundo y a la casi mayoría de las múltiples religiones existentes.

Ritual de la religión 'Divino amor'
Ritual de la religión ‘Divino amor’

Luces de neón para la oración

Divino amor logra envolver al espectador en una atmósfera súper atrayente ideada por la dirección de fotografía de Diego García, en la cual reinan las luces de neón que combinan a la perfección con ciertos simbolismos evangélicos. Todo ello se integra con ese ambiente futurista en el que la tecnología nos controla a diario, incluso cuando entramos en un supermercado, y cómo la religión se convierte en un “fast food” que puedes consumir a cualquier hora.

Opinión final de la película Divino amor

Para concluir esta crítica de la película Divino amor decir que estamos ante un proyecto ambicioso y mucho más complejo de lo que a priori podamos imaginar. Una de esas películas que dejan poso, y son aún mejores cuando las dejas reposar en la memoria. A veces peca de codiciosa, sobre todo en su predecible tramo final, pero aún así resulta un espléndido ejercicio para la reflexión.

Trailer

DIRECCIÓN
8
GUIÓN
6
INTERPRETACIÓN
7.5
LO BUENO
Su crítica velada hacia la sociedad brasileña actual.
Su atrayente atmósfera.
LO MALO
En determinados momentos resulta demasiado pretenciosa.
7
Más artículos
Crítica de la película La Red Avispa (Netflix)
La Red Avispa. Crítica de la película de Netflix