Crítica The Mandalorian: La serie de Star Wars

Crítica de la primera temporada (sin spoilers)

The Mandalorian se estrena el próximo mes de marzo en España. La nueva serie de Star Wars, creada por Jon Favreau, y protagonizada por Pedro Pascal, promete ser un viaje a la trilogía original de la saga. A continuación, nuestra crítica de The Mandalorian (sí, la serie de bebé Yoda). 

Sinopsis

Ambientada en el universo Star Wars, en concreto pocos años después del Episodio VI de la saga. The Mandalorian cuenta la historia de Mando, un singular caza-recompensas, que viaja por la galaxia en busca de fortuna.

Crítica de The Mandalorian

Lo bueno de la nueva serie de Star Wars…

Tal y como se comentó en la crítica del episodio piloto de la serie, la obra de Jon Favreau tenía aire de serie competente, con un punto de partida interesante, una ambientación muy al estilo trilogía original de Star Wars, un Pedro Pascal que parecía clavar el papel protagonista, y una banda sonora de calidad, que por primera vez no sonaba a refrito de John Williams.

Recuerdo al lector que esta crítica es sin spoliers, y hago hincapié en este aspecto porque en mi opinión The Mandalorian, es una serie muy recomendable, no sólo como serie de Star Wars, sino como serie en general. Si nunca has visto nada de Star Wars, no preocuparse, pues la historia es totalmente independiente de las tramas de las películas.

Pedro Pascal en The Mandalorian (2019)

En líneas generales, lo mejor que ofrece la serie sigue siendo lo que se ve en el episodio piloto. Pedro Pascal es Mando, se adueña del papel y lo borda en cada escena. Cabe destacar que estamos ante una interpretación con una dificultad añadida, y es la habilidad de saber comunicar un rango considerable de emociones, aún llevando una máscara puesta.

Por su parte, la ambientación es otro de los puntos fuertes de la serie. Decorados, vestuarios, imágenes generadas por ordenador… Todo encaja de manera natural. Nunca se había reflejado tan bien el concepto de “western espacial”, desde la trilogía original, la serie lo sabe, y hace buena gala de ello en los episodios.

En cuanto a guiños para los fans de la saga, los detalles de incluir canon de las precuelas es un gesto inteligente, por parte de Favreau y compañía, para unificar en una misma historia las precuelas, con la trilogía original, creando una ambientación al viejo estilo Star Wars, con pinceladas de toda la saga.

La serie de bebé Yoda…

No puedo continuar con esta crítica de The Mandalorian, sin hacer una parada en uno de los rasgos distintivos de esta serie (si no el mayor), el personaje de bebé Yoda. Sin duda la serie ha ganado popularidad gracias a este adorable pequeñín, que realmente tampoco es el centro de atención en cuanto a la narrativa. Esta no es la serie de bebé Yoda, pese a lo que pueda parecer, por todos los memes que circulan por internet. Pero sin duda es todo un acierto, por parte de Favreau.

La serie de bebé Yoda The Mandalorian

El propio Favreau explicaba en una entrevista a Hollywood Reporter, cómo ha sido el proceso de crear a bebé Yoda “En su mayoría es una marioneta. Cuando usamos CG, intentamos que obedezca las mismas leyes físicas que si fuera una marioneta. Creo que muchas veces, CG se vuelve demasiado obvio cuando no creas parámetros creativamente, que permiten que el personaje mantenga la misma identidad, y encanto.”

Este proceso para crear personajes, digno de elogio, es una muestra más del cariño con el que está hecha esta serie. Así como en bebé Yoda, se aprecia el mismo esfuerzo con otras criaturas, naves, planetas, etc. Todo esto eleva la serie, cuyos cimientos sostiene Mando, y la evolución de su personaje en la historia.

Lo no tan bueno…

En mi opinión The Mandalorian, es una serie que tiene unas virtudes muy marcadas, mencionadas previamente, pero también se deja algunas goteras por el paso de los ocho episodios, que completan la primera temporada.

La trama pierde fuerza a medida que avanzan los capítulos. Los tres primeros ponen el listón muy alto, los tres siguientes juegan a subir y bajar ese listón, sin llegar a recuperar el nivel de los primeros. Por suerte, los dos últimos vuelven a ofrecer la mejor versión de la serie, y todo queda en una sensación de tiempo bien invertido, pero que se podría haber aprovechado mejor.

Más allá de los altibajos de calidad que pegan los capítulos, el principal aspecto negativo es que la serie repite su fórmula demasiado, las resoluciones de los conflictos se acaban volviendo evidentes, y la emoción vivida al principio, se termina viendo diluida. Las grandes series tienen la capacidad de sorprender con la evolución de la trama, y en mi opinión, The Mandalorian no llega a dar ese paso.

Opinión Final de The Mandalorian

The Mandalorian es una serie muy recomendable, tanto si eres fan de la saga, como si no. Sus virtudes ganan por goleada a sus defectos, que lejos de desmerecer la serie, dejan la sensación de margen de mejora. Si se mantiene la base creada por Favreau, y se perfeccionan ciertos aspectos, estamos ante un futuro prometedor para esta serie de Star Wars.

Citando a la serie, “this is the way“.

Más artículos
Crítica de Under the skin, una película de Jonathan Glazer
Under the skin: Crítica de la película