Pierce Brosnan interpreta a un veterano agente de la CIA en “La conspiración de noviembre”, un thriller de manual que dificilmente llega al cometido de entretener. Demasiado manual y pocas sorpresas.

Sinopsis de la película “La conspiración de noviembre”

El agente retirado de la CIA Devereaux (Pierce Brosnan), vuelve a reactivarse para llevar a cabo una misión que le toca de cerca. Tras una serie de inesperados acontecimientos en la ejecución, Devereaux descubre que el joven agente Mason (Luke Bracey), del que fue mentor, ha recibido la orden de asesinarle.

El agente veterano, que es considerado uno de los mejores, deberá echar mano de toda su experiencia y entrenamiento para desentrañar una conspiración que parece implicar al aspirante a la presidencia de Rusia, Arkady Federov (Lazar Ristovski). La única pista de la que dispone le lleva a ponerse en contacto con una trabajadora social Alice Fournier (Olga Kurylenko), quien la pondría poner en contacto con una víctima de guerra cuya declaración podría hacer que cayeran altos cargos del gobierno.

Por supuesto, las partes interesadas tratarán de evitar que la verdad salga a la luz movilizando a mercenarios, sicarios y a una vengativa e infalible asesina llamada Alexa (Amilia Terzimehic) que tratará de encargarse personalmente de la eliminación de Alice Fournier.

Cartel de la película

Cartel de la película

Crítica de la película “La conspiración de noviembre”

“La conspiración de noviembre” tira de manual para construir una película típica de espías mezclando los elementos arquetípicos que cualquiera esperaría ver una una película de este tipo. Asesinos despiadados, altos cargos políticos de dudosa ética (Nota de El Crítico: no está inspirada en España), super agentes, un enrevesado argumento compuesto por distintas tramas que tienden a confluir al final, acción de todo tipo, dobles identidades, dobles intenciones… En teoría, teniendo a disposición todos estos ingredientes, el resultado debería ser cuanto menos aceptable y, ciertamente, siendo un poco condescendientes, así es.

Foto de "La conspiración de Noviembre"

Foto de “La conspiración de Noviembre”

El problema de “La conspiración de noviembre” es precisamente que no tiene ningún problema. Es tal y como tiene que ser una película de espías al uso, no se le puede criticar ningún fallo argumental, no se puede decir que no esté construida sobre un trasfondo interesante (El conflicto de Chechenia y Rusia), no se puede negar que los personajes estén bien fundamentados… pero tanta corrección no consigue llevar al espectador más allá de lo evidente, que es una típica película de espías.

Foto de "La conspiración de Noviembre"

Foto de “La conspiración de Noviembre”

Demasiadas tramas y poca profundización de los puntos fuertes de la misma hace que “La conspiración de noviembre” resulte bastante tediosa al llenarse de los esperados “inesperados” giros argumentales mientras que, al escuchar los argumentos de algunos personajes, se puede dilucidar que ellos mismos se encuentran en una situación personal mucho más interesante que lo que toca ver en la pantalla. Así la trama mentor-alumno entre Pierce Brosnan y Luke Bracey no llega a calar como debiera, el trasfondo de la despiadada asesina Alexa (Amila Terzimehic) queda totalmente desaprovechado, y la justificación por la que lleva al personaje de Alice a no tomar decisiones más contundentes queda banal y absurda.

Foto de "La conspiración de Noviembre"

Foto de “La conspiración de Noviembre”

Oportunidad perdida de utilizar a Pierce Brosnan, icónico representante de James Bond, como una versión no autorizada del famoso agente secreto cuya visión desde este punto de vista, hubiera hecho aumentar el interés de los acontecimientos, pues la película cuenta con suficientes similitudes como para haber metido sutiles referencias.

Sin duda, el punto fuerte de la película son algunas escenas que sorprenden gratamente por su contundencia y la celeridad con la que se desarrollan las acciones. De este modo, al contrario de lo que solemos ver en este tipo de cine, dichas escenas, no dramatizan la acción dilatando los tiempos hasta que el personaje retratado en pantalla decide ejecutar o no la orden de ambigüedad ética. Para nada, la acción se resuelve tan rápido y de manera a veces tan inesperada que es una lástima que a mitad de metraje se opte por seguir las convencionalidades.

Trailer de la película “La conspiración de noviembre”

Crítica de la película “La conspiración de noviembre”
DIRECCIÓN5
GUION4
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • Las escenas de acción y el prometedor principio.
  • El trasfondo sobre el que se construye la trama principal
  • La calidad técnica.
LO MALO
  • No se salen de la receta para crear una película de espías al uso.
  • Se desaprovechan las justificaciones del personaje interpretado por
5.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.