Más de lo mismo. ¿O es que alguien esperaba algo distinto? Quizá un poco mejor que su predecesora, Insurgente continúa con esta fácil historia futurista de rebeldía adolescente.

Sinopsis de Insurgente

Insurgente

Insurgente

Tris (Shailene Woodley) y Cuatro (Theo James), tras haber intervenido en la aniquilación de abnegación, se encuentran bajo el amparo de la facción cordialidad. Prófugos y perseguidos por Osadía, pronto deberán reanudar un incierto recorrido para enfrentarse a la conspiradora Jeanine (Kate Winslet). Esta, líder de erudición, busca hacerse con el poder de la postapocalíptica ciudad de Chicago, para mantener el orden por la fuerza.

Sin embargo, sus más inmediatos enemigos, los divergentes como Tris y Cuatro, personas que pueden pertenecer a cualquier tipo de facción establecida, son los únicos que pueden abrir una misteriosa caja que alberga un mensaje de los creadores del sistema. Así, y tras inventar un nuevo sistema de detección de divergentes, Jeanine tratará de capturar a los mejores candidatos para, a través de horrorosas pruebas, acceder al contendido de la caja.

Mientras, Tris,  que busca la forma de hacer pagar a Jeanine por sus inhumanas acciones y Cuatro, que trata de evitar una guerra abierta entre facciones, deberán demostrar su inocencia ante sus compañeros a la vez que burlan los exhaustivos controles de Osadía.

Crítica y opinión de Insurgente

Insurgente es más de lo mismo. Un poco mejor, un poco más dinámica, un poco más resolutiva, pero igual de inconsecuente y básica que su predecesora “Divergente”. De un libro tan sencillo que casi ralla la simpleza es de esperar una película de igual calado. Aun así y como digo siempre, bienvenidas sean las historias de amor adolescente enmarcadas en un futuro posapocalíptico y sectario.

Foto de La saga de Divegente. Insurgente

Foto de La saga de Divegente. Insurgente

Eso es prácticamente lo único que se le puede echar en cara a la película. Por lo demás hay que decir que el mundo recreado por el director Neil Bulger en Divergente (ahora como uno de los productores ejecutivos de la saga) y continuado por Robert Schwentke (Red y R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal), se mantiene a la perfección gracias a las sólidas bases estéticas sobre las que se ha cimentado. Chicago “molonamente” destruida, facciones “molonamente” vestidas y diferenciadas, y esas frías iluminaciones que también ayudan al “molonismo” juvenil. Hasta los que no pertenecen a ninguna facción, vagabundos, desesperanzados y aborrecidos, tienen un toque cool en sus ropajes, estilismos y peluquerías.

La saga de Divegente. Insurgente

La saga de Divegente. Insurgente

A nivel argumental “Insurgente” es por así decirlo todavía mas simple que la anterior. Ya no hay presentaciones de personajes ni existen las dobles lecturas que cada uno podría interpretar a su manera sobre lo de pertenecer en una facción o no, sobre ser un abandonado en caso de no pertenecer a ninguna, o directamente ser alguien tan distinto y único en la sociedad que se podría integrar en cualquiera. Ahora todo gira en torno a una caja misteriosa que no puede abrirse más que por un divergente. Un divergente que pueda superar todas las simulaciones de cada una de las facciones. Un divergente único entre los únicos. Un divergente que será… ¿No lo adivináis?

La saga de Divegente. Insurgente

La saga de Divegente. Insurgente

Más acción, más elementos visuales, algún que otro conflicto mayor que el de encontrar la propia identidad y algún descubrimiento amoroso harán que la trama sea un poco más engañosa para los sentidos, que no para el interés. Y es que “Insurgente” muestra acciones, casos, opciones pero deja fuera las consecuencias, las reacciones. Lo mismo da que una facción albergue prófugos, como que un tarado de osadía se dedique a asesinar y sin reparos a cualquier ser humano. Ninguna justificación, ningún punto de vista. Simplemente maldad por maldad. Unos rasgos tan negativos o positivos que convierten a algunos de los personajes en semiarquetipos, ya que por suerte, los más protagonistas, demuestran que tienen sangre en las venas en ciertos diálogos. El resto, por desgracia, están para que los anteriores tengan algo en que pensar, odiar, o vengarse. Aun así todo los demás aspectos de la producción son intachables y no cabe poner ninguna pega. Música y fotografía conjugan a la perfección para transportarnos junto con los protagonistas al mundo de Divergente.

La saga de Divegente. Insurgente

La saga de Divegente. Insurgente

Una de las mejores cosas que tiene esta “Insurgente” es que, a pasar de ser la segunda película de una saga de tres libros, cuenta con un final propio en el que quedan ciertos enigmas establecidos en la anterior entrega como: qué es lo que hay más allá del espectacular muro que rodea la ciudad y por qué se encuentra la ciudad como se encuentra. Un punto que ahora juega a favor pero que sin embargo podría convertirse en crítica cuando se nos presente “Leal: Parte 1”. Todo dependerá de qué manera se haga el corte del estirado chorizo.

Trailer de Insurgente

Crítica | Insurgente: Segunda entrega de la saga Divergente
DIRECCIÓN7
GUION6
INTERPRETACIÓN6
FOTOGRAFÍA9
LO BUENO
  • Toda la ambientación, la música, la fotografía, el tono sigue siendo tan enigmático como en Divergente.
  • A persar de ser una segunda entrega de una saga de tres libros, cuenta con un final bien diferenciado.
LO MALO
  • Personajes secundarios planos y arquetípicos.
  • No se muestran las consecuencias de ningún acto.
  • Theo James y Shailene Woodley funcionan más como colegas que como amantes.
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
8.5

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.