Nuevo episodio de la saga galáctica donde la Resistencia tiene que huir de la Primera Orden en una persecución frenética, mientras Rey aprende los caminos de la fuerza de manos de un cambiado Luke Skywalker. Rian Johnson introduce demasiadas novedades en una franquicia sustentada en sus cánones en esta “Star Wars: Los últimos Jedi”.

Crítica de “Star Wars: Los últimos Jedi” (Star Wars 8)

Hay dos maneras de abordar el visionado de “Star Wars: los últimos Jedi”: desde la perspectiva de una película única, con sus propias características, o como parte de una saga que este año ha cumplido cuarenta años. Y ambas generan opiniones distintas.

Benicio Del Toro en la nueva entrega de Star Wars 8

Benicio Del Toro en la nueva entrega de Star Wars 8

La creación de Rian Johnson, director y guionista (un crédito que hasta ahora era exclusivo de George Lucas) pretende insuflar aire fresco a una saga que había respetado sus reglas durante siete episodios y un spin-off. Para ello, se vale de una puesta en escena que introduce novedades dentro de la gramática a la que nos tiene acostumbrados, prescindiendo en este caso de las transiciones por cortinilla en muchas ocasiones o introduciendo cámaras lentas o efectos narrativos hasta ahora nunca vistos en la franquicia. El resultado le sienta bien al film, o incluso muy bien en según qué momentos, pero desvirtúa la entidad canónica de un serial que hasta este momento se mantenía fiel a sí mismo. Algo que puede sentar mal a los fans mas acérrimos.

Daisy Ridley es la heroína de esta nueva entrega

Daisy Ridley es la heroína de esta nueva entrega

También el guion presenta cambios, sobre todo en el desarrollo del personaje de Luke Skywalker, al que desvirtúa con respecto al que todo el mundo tenía en mente. Ademáss, hace un uso del humor más infantil, lleno de chascarrillos que recuerdan a películas de Marvel. Pero su mayor fallo reside en una duración excesiva para una historia sin apenas respiro, donde hay acción durante las dos horas y media de metraje. Algo que sobre el papel parece una buena idea, pero que a la hora de la verdad resulta agotador para el espectador y descuida la profundidad de sus personajes. A lo que hay que sumar que el libreto de Johnson destruye demasiado pronto ciertos misterios que se abrían en el episodio anterior, dejando muchos otros sin explicar. Parece que la intención del director es castigar a los fans mas puristas y proponer que hay que desmarcarse de lo antiguo para crear algo nuevo, al contrario que hizo Abrams. Y en ese sentido la película cumple, al no ser un mero refrito de ideas pasadas y ofrecernos algo nuevo.

Adam Driver es Kylo Ren

Adam Driver es Kylo Ren

Los personajes nuevos siguen desarrollándose y creciendo, como se espera del capítulo central de una trilogía, que se relacionaría con el nudo de un arco de tres episodios. Los mejores parados son Finn, que sufre un proceso de maduración y Poe Dameron, el heredero natural de Han Solo y mejor personaje de esta nueva entrega. Rey, sin embargo, avanza menos que sus compañeros, aunque junto a Kylo Ren suponen el verdadero interés de esta historia. Todo el reparto está correcto, pero por encima de ellos destacan Mark Hamill y Carrie Fisher. El primero con un Luke distinto al que habíamos visto, ofreciendo su mejor interpretación del personaje, ya que tiene un mejor material con el que lucirse. Fisher, por su parte, funciona más como elemento nostálgico, con la seguridad de que tristemente no volveremos a verla. Ella atesora uno de los momentos más impresionantes de esta entrega, aunque carezca de coherencia incluso con la propia saga, algo que pasa en no pocos momentos de este episodio. Las nuevas incorporaciones también destacan, tanto Kelly Marie Tran con su Rose, Laura Dern con más minutos de lo esperado o un genial Benicio del Toro, que ojalá repita en el Episodio IX; uno de los descubrimientos de esta cinta. Domhnall Gleeson vuelve a sobreactuar con su papel de General Hux y, una vez más, son desaprovechados Andy Serkis y Gwendoline Christie como Snoke y la Capitana Phasma respectivamente.

Oscar Isaac en "Star Wars 8: Los últimos Jedi"

Oscar Isaac en “Star Wars 8: Los últimos Jedi”

Técnicamente no se le pueden poner reproches, como no podía ser de otra manera en Star Wars. Aunque el lenguaje empleado por Rian Johnson haga difícil seguir algunas secuencias. La música de John Williams vuelve a engrandecer la obra, reutilizando su habitual leit motiv para cada facción y personaje creados en el pasado y que siguen funcionando a las mil maravillas.

Gwendoline Christie es Captain PhasmaGwendoline Christie es Captain Phasma

Gwendoline Christie es Captain Phasma

Star Wars: los últimos Jedi” posee emoción, asombro, acción y humor en grandes dosis. Atesora algunos de los momentos visuales más potentes de toda la saga y supone una ruptura con ciertas maneras pasadas, algunas son acertadas y otras no, y muchas molestarán a los fans más conservadores (entre los que me incluyo). Hace dos años Han Solo le decía a su compañero: Chewie, estamos en casa y así es, pero ésta ha sufrido reformas. Que la fuerza nos acompañe de la mano de J.J. Abrams en el Episodio IX.

Crítica Star Wars Los últimos Jedi (Star Wars 8): Mirada hacia adelante
DIRECCIÓN6
GUION5
INTERPRETACIÓN7
EFECTOS ESPECIALES9
LO BUENO
  • El regreso por todo lo alto de Mark Hamill.
  • Algunos planos son para enmarcar.
  • Los porgs fueron una falsa alarma. No son tan horribles.
LO MALO
  • La ruptura de muchos elementos canónicos de la saga. Con un Luke demasiado cambiado.
  • Desaprovechar de esa manera a Snoke y Phasma.
  • Luke ha cambiado demasiado.
6.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
3.1

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.