La ganadora de mejor película y mejor dirección en el pasado Festival de San Sebastián , es una película necesaria en el yermo, aunque suenen fanfarrias triunfantes que ya poca gente cree, arruinado , desbastado, y falto de argumentos singulares, panorama fílmico patrio. Es de agradecer que se dejen ver directores como Vermut, aunque a sus propuestas les cueste mucho alejarse del tufo a insuficiente. Tal vez también sea problema de nosotros, el público.

Sinopsis de película ‘Magical Girl’

Luis (Luis Bermejo) quiere hacer un regalo a su hija enferma pero se encuentra en paro y no puede correr con los gastos. En su camino se encuentra con Bárbara (Bárbara Lennie ), una trastornada chica de oscuro pasado y Damián , un profesor retirado con una extraña relación dominante con Bárbara, parte de sus vidas se cruzarán provocando consecuencias desastrosas para ellos.

Cartel de la película Magical Girl

Magical Girl

Crítica de película ‘Magical Girl’

Comencemos fantaseando. En un país normal, con una cultura digerida con normalidad en que lo ordinario y lo selecto conviven en un equilibrio natural y con políticas culturales normales, que durante ciertos periodos de tiempo aparezcan ciertas voces narrativas genuinas sería, simplemente, eso, algo que ocurre, sin depresiones ni traumas,con normalidad.

Imagen de la película "Mágical Girl"

Imagen de la película “Mágical Girl”

Pongamos los pies en el suelo. La historia de Carlos Vermut, hace décadas que dejo de ser curiosa para pasar a ser cotidiana, comienza ganando un festival de cortos por Internet, Notodofilmfest, con ‘Maquetas'(2009). Posteriormente intenta que le produzcan su primera película ‘Diamond Flash'(2012), que terminará rodando con dinero de su bolsillo y estrenando por la red, consiguiendo que cierta crítica le señale como un raro talento a seguir. Gracias a todo esto se ha podido permitir, su primer trabajo tenía una puesta en escena a la altura de un proyecto de fin de carrera de una escuela de cine, una producción más desahogada y un reparto conocido, muy bien escogido por cierto, en Magical Girl.

Si ‘Diamond Flash’ suponía aire fresco, diálogos originales y un discurso que se mueve entre lo castizo y la ciencia ficción serie B, en su última película pretende volverse más accesible, como bien ha señalado el propio director en alguna declaración su intención es llegar a la totalidad del público, loable empeño por otro lado, porque no están los tiempos para ser un Jesus Franco, Pere Portabella o un Zulueta cualquiera. ‘Magical Girl’ tiene brillantes propuestas que se diluyen por una empecinada voluntad de unir unas y otras.

Bárbara Lennie en "Mágical Girl"

Bárbara Lennie en “Mágical Girl”

La película se fractura en los tres grandes enemigos de todo buen cristiano: mundo, demonio y carne. Además es el título de un disco conceptual de los Brincos, dato que no pasó desapercibido para Vermut, es más, su propósito inicial era incluir una canción de la banda española. El mundo es un padre autista y desempleado al que comunican el inminente fallecimiento, a causa de la leucemia (sutil secuencia hospitalaria), y su propósito para enmendar su imposibilidad comunicativa y cierto complejo de culpa es comprando el vestido de la serie manga “Magical Girl Yukiko”. Es en este punto donde se encabalga con la segunda historia. Demonio, Bárbara, Barbara Lennie, una mujer trastornada que se autolesiona es sometida al chantaje de Luis, Luis Bermejo, padre de la criatura enferma. Finalmente tenemos el capítulo de la carne, protagonizado por José Sacristán que interpreta a un viejo profesor dominado por su antigua alumna Bárbara. Este es el más logrado e interesante de todos, dentro se encuentra la secuencia del Bar, con un ritmo, montaje y planificación precisos que la configuran como la mejor escena y desarrollo de la película.

Imagen de la película de en "Mágical Girl"

Imagen de la película de en “Mágical Girl”

Se habla mucho de una atmósfera especial en el cine de Vermut o de un buen creador de atmósferas, no sabemos qué se quiere precisar con esas universalidades, Velázquez era un buen creador de atmósfera más que nada porque las pintaba, lo que si es cierto es que la manera por la que la realidad pasa ante los ojos de Vermut es desoladora. El habla de Saura, Lynch, Buñuel y, palpita en su cine, Almodóvar. Almodóvar es la clave, el humor cínico y existencialista, el universo, mucho menor en esta película, kitsch, personajes avocados al lexatin . Pero también hay mucho de las pausas y los tempos lánguidos del cine japonés.

‘Magical Girl’ revindica la elipsis, es aquí donde encontramos lo más interesante del cine de Vermut, su estilo sutil en el que las cosas no se deben dar mascadas, machacadas al espectador para manipular todos sus sentidos y convertirlo en un mero individuo autómata, el arte de la insinuación, algo perdido en la actualidad: la novedad, el discurso radicalmente innovador reside en buscar en el pasado algo olvidado y colocarlo en una alocución contemporánea. El resto es más de lo mismo, un alegato por la posmodernidad, irritante en su conjunto, esa farsa en la que vivimos y que algunos quieren materializarla en forma de cine, cuando simplemente es un subgénero, lo naif; un buen ejemplo es la elección de las canciones.

José Sacristán en "Mágical Girl"

José Sacristán en “Mágical Girl”

La fórmula de Vermut para dirigir actores se centra en la falta de información. No les habla del pasado de los personajes y que de eso salga un resultado óptimo se debe sobretodo a rodearte de un reparto con mucho bagaje. En las interpretaciones destaca Sacristán, derramando angustia interna, que el resto del elenco no alcanza; Bárbara Lennie y Luis Bermejo no explotan todo el potencial que sus personajes reclaman a gritos: la actuación del veterano actor oculta todas las demás incluso en las secuencias que no protagoniza.

Agradecemos que directores como Vermut irrumpan con fuerza en un panorama adormecido, aunque con muchas insuficiencias y argumentos fragmentarios, revindicando un cine personal sin caer en diatribas solipsistas. Esperamos que no sea flor de un día.

Trailer de película ‘Magical Girl’

Crítica de película 'Magical Girl': Desaliento cañí
DIRECCIÓN8
GUION7
INTERPRETACIÓN9
FOTOGRAFÍA8
LO BUENO
  • José Sacristan.
LO MALO
  • Que se tenga tan poca memoria cinematográfica, debe ser porque nadie consume cine español, y se encumbre como relativamente magnifico y actual algo tan unido a la tradición fílmica española.
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (20 Votes)
5.5

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.