‘Mil noches, una boda (Party Girl)’ viene precedida por el Premio Cámara de Oro y el Premio al mejor reparto en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes. La propuesta nos acerca a una historia de amor nada convencional en un tono cercano al documental.

Sinopsis ‘Mil noches, una boda (Party Girl)’

Angélique tiene 60 años, le encanta la diversión y lleva toda la vida trabajando en un cabaret como mujer de compañía. Pero los clientes empiezan a escasear, ya que prefieren a mujeres jóvenes, y por si fuera poco no puede tener derecho a una jubilación digna porque carece de seguridad social. Sin embargo un día un cliente le propone matrimonio, con lo que surge la posibilidad de que Angélique pueda cambiar de vida.

Mil noches, una boda (Party Girl) - Cartel

Mil noches, una boda (Party Girl) – Cartel

Crítica ‘Mil noches, una boda (Party Girl)’

Mil noches, una boda (Party Girl) tiene como protagonista absoluta a Angélique Litzenburger, madre de Samuel Theis, uno de los directores, quien hace de sí mismo en el film y adapta parte de la vida de su propia madre para la gran pantalla junto a Claire Burger y Marie Amachoukeli.

Imagen de la película 'Mil noches, una boda (Party Girl)' (2014)

Imagen de la película ‘Mil noches, una boda (Party Girl)’ (2014)

Tanto la puesta en escena como el guión están puestos al servicio de la premisa más realista posible, en una película de ficción donde tal calificativo se queda corto, ya que de hecho asistimos a una parcela de vida auténtica. La cinta por tanto adquiere el tono de cinema verité y por momentos está rodada como si de un documental se tratara, suprimiendo con acierto las secuencias de larga duración. La cámara subraya la psicología de los personajes utilizando acertados primeros planos de los rostros, así como planos detalle de objetos significativos de cada uno de ellos. El tono de “Mil noches, una boda (Party Girl)” es el correcto y acerca el film al espíritu de Cassavetes y Fassbinder. Angélique Litzenburger se interpreta a sí misma, y el hecho de que trabajen actores no profesionales engrandece el producto y subraya el realismo pretendido ‘a priori’, si bien no todos están a la misma altura, se aporta una espontaneidad fuera de toda duda.

Imagen de la película 'Mil noches, una boda (Party Girl)' (2014)

Imagen de la película ‘Mil noches, una boda (Party Girl)’ (2014)

Cabe destacar que estamos ante una espléndida ópera prima firmada por tres cineastas, donde la homogeneidad del producto final no queda alterada en modo alguno. El guión de “Mil noches, una boda (Party Girl)” es también obra de estas tres mismas mentes, Claire Burger, Samuel Theis y Marie Amachoukeli, y se encuentra acompañado en perfecta armonía con un cuidadoso acabado visual. El film no cae en sentimentalismos acertadamente, y se limita a mostrar los hechos en torno a la decisión de una mujer sexagenaria en un momento determinado de su vida, cuando todo indica que va a dar un giro de 180º a su forma de estar en el mundo. Su decisión final podrá ser acertada o no (el film no pretende un debate ético), pero desde luego, es la suya. El film puede ser leído a raíz de la conocida cita de Píndaro, “Llega a ser el que eres”, pero sin dramas ni melancolías. La vida misma expuesta a través del celuloide.

 
Trailer ‘Mil noches, una boda (Party Girl)’

Crítica de "Mil noches, una boda (Party Girl)": La realidad supera a la ficción
DIRECCIÓN8
GUION8
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • Un experimento de cinema verité de calidad.
LO MALO
  • Algunos la prejuzgarán de antemano al creer que se trata de una variante de ‘Pretty Woman’ pero ambientada en la edad adulta.
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
6.9

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.