“La señal”, del director William Eubank, es una película de ciencia ficción independiente que nos adentra de manera particular en una reflexión sobre el ser humano y su relación con la tecnología.

Sinopsis de la película “La Señal”

La señal

La señal

Nic (Brenton Thwaites), Haley (Olivia Cooke) y Jonah (Beau Knapp) son tres estudiantes del “Massachusetts Institute of Technology” que emprenden juntos un viaje en coche a California para llevar a Haley, la novia de Nic, que se traslada a vivir ahí. Su trayecto se ve interrumpido para intentar localizar a un supuesto hacker informático, que tras colarse primero en los sistemas informáticos de su universidad, ahora les esta intimidando y mandando mensajes a ellos en mitad de su viaje. Estas misteriosas pistas acabaran llevando a los tres jóvenes a una casa abandonada. En dicho lugar se producen una serie de acontecimientos misteriosos que llevaran a Nic a despertarse en una pesadilla real. Nic despierta solo en una especie de hospital misterioso y con un número tatuado en su brazo. Allí el Dr. Wallace Damon le dice que ha sido encontrado cerca de una casa que era un “EBE” (extra-terrestrial biological entity) y que va intentar ayudarle con su extraña situación. Mientras,  Nic incrédulo intentara salir de ahí y reunirse de nuevo con sus amigos.

Crítica de la película “La Señal”

Película de ciencia ficción, de género independiente y con una gran dosis de reflexión, incluso filosófica, que fue presentada en el pasado festival Sitges. William Eubank, al igual que en su anterior y primera película, vuelve al tema de la cosmología y el ser humano. Si en “Love” (su ópera prima) hizo una reflexión existencial del ser humano a partir de un astronauta en una estación espacial que se queda incomunicado con la Tierra, en “La señal”, hace una reflexión sobre el ser humano y su relación con la tecnología, utilizando también elementos del universo espacial. No es de extrañar que este sea un tema recurrente en la temática de este novel director, después de saber que estudio Cosmología en la Universidad de California. Con menos de treinta años estreno su primera película como director y con 32 años ha grabado esta película que dejará boquiabiertos a más de uno.

Imagen de la película "La señal" de William Eubank

Imagen de la película “La señal” de William Eubank

El mismo Eubank en una entrevista de “Los Angeles Times” aseguro que “no tenía planeado cruzar géneros, que con esta cinta sólo pretendía hacer algo honesto y real”. Puede haber críticas de todo tipo, pero lo cierto es que con un presupuesto de menos de $4.000.000 (“Avatar” costó $237.000.000)  Eubank ha conseguido hacer una película de ciencia ficción bastante digna. Hago hincapié en el coste, porque después de ver la película parece mentira que su presupuesto haya sido este, viendo que otros directores en películas semejantes obtienen resultados inferiores con mucho más presupuesto. Creo que Eubank y su equipo se han servido del ingenio para suplir las carencias presupuestarias a las que se enfrentaba la cinta. Cada genio tiene su mentor o mentores y Eubank durante mucho tiempo trabajó para “Panavision”, allí aprendió muchos de los “trucos” que luego ha puesto en práctica. Muchas de las cámaras y equipos utilizados para grabar esta película fueron prestadas por esta compañía. Pero una de las cosas que más sorprenden son los efectos especiales, que precisamente le valieron el galardón al premio a “Mejores efectos especiales” en el Festival de Sitges. Para conseguir esto, el director tiró una vez más de ingenio y de persuasión consiguiendo así que “Legacy Effects” (empresa de efectos especiales que ha trabajado entre otras en “Avatar”  y “Iron Man”) le ayudase en el diseño de los mismos por un precio de ganga.

Imagen de la película "La señal" de William Eubank

Imagen de la película “La señal” de William Eubank

Durante toda la película nos encontramos elementos que parecen llamar a la contemplación del espectador (al igual que en la película “Love”), algo que no suele ser muy propio de este tipo de películas. Puede parecer que estos elementos no tienen ningún sentido, pero sin ellos la película seria otra completamente distinta. En este sentido, logrará recordarnos a Terrence Malick en el “Árbol de la Vida”. Todo ello irá acompañado por una lograda banda sonora (Nima Fakhrar) y unos actores que encajan perfectamente en esta trama. Como dato curioso, en sus 97 minutos de duración encontraremos variosbrand placement” de la conocida marca de zapatillas “New Balance” realizados de una manera espectacular, invito al espectador a descubrirlos.

En definitiva nos encontramos ante una película notable. Al tratarse de una cinta independiente y de bajo presupuesto es muy probable que no haya marketing que invite a verla y que su distribución no llegue a muchas salas de cine, lo que no significa que “La señal” no merezca nuestro paso por la taquilla ya que es de esas cintas que no se olvidan con facilidad.

Trailer de la película “La Señal”

Crítica de "La señal": William Eubank y su lado más tecnológico
DIRECCIÓN9
GUION7
INTERPRETACIÓN7
EFECTOS ESPECIALES7
FOTOGRAFÍA8.5
LO BUENO
  • Ver una película de este calibre con un director tan novel y con el presupuesto que ha tenido.
  • Invita a la reflexión a través de las historias de sus personajes y de las imágenes aleatorias que se van intercalando.
  • Los efectos especiales están muy logrados.
LO MALO
  • El desarrollo de la trama se alarga demasiado.
  • Al ser una película de estas características, posiblemente no llegue a muchas salas de cine.
7.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (8 Votes)
7.8

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.