Calabria se basa en la ‘Ndrangheta’, la más hermética de las organizaciones criminales italianas, para descubrir una historia paternofilial tan profunda como los valores que cohesionan a la más rústica y tradicional de las mafias.

Sinopsis de la película “Calabria”

Luigi (Marco Leonardi) y Rocco (Peppino Mazzotta) pertenecen a la más hermética de las familias mafiosas, la Ndrangheta. Afincados en la gran ciudad, acuden de cuando en cuando a la región de Calabria, hogar familiar desde donde la mafia extiende su poder. Luciano (Fabrizio Ferracane) el mayor de tres hermanos, ha seguido los pasos de su padre, un pastor que fue asesinado por la organización.

Siempre alejado de esos temas, Luciano permanece abstraído en la montaña pastoreando a sus animales y visitando la antigua casa de su padre. Sin embargo su hijo Leo (Giuseppe Fumo), que se siente atraído por las actividades delictivas de sus tíos, hace lo posible por ser merecedor de un puesto en la mafia que por tradición le corresponde.

Cartel de "Calabria"

Cartel de “Calabria”

Crítica de la película “Calabria”

Rodada en la misma Calabria, la película de mismo nombre muestra con una cercanía documental la historia ficticia de una de las familias que forman parte de la Ndrangheta (en calabrés coraje y bondad). Una organización cuyos miembros son elegidos entre las mismas familias que la componen. Si la tradición y la hermeticidad suelen ser adjetivos de la mafia, en esta Ndrangheta ese es el único camino posible para formar parte de ella, hay que nacer en la familia.

Fotograma de "Calabria"

Fotograma de “Calabria”

Calabria, que comienza mostrando la típica negociación entre dos mafias internacionales; la Ndrangheta, con los hermanos Luigi (Marco Leonardi) y Rocco (Peppino Mazzota) Carbone; y un jefe de una mafia hispanoamericana representada por Carlos Bardem; avanza hasta llevarnos y transmitirnos la profundidad rural inaccesible de los habitantes Calabreses.

Pueblo y ciudad contrastan gracias a los planos y al las escenas de vida que el director y guionista Francesco Munzi ha elegido para representar la forma de vida de cada lugar. Utilizando al joven Leo (Giuseppe Fumo) como medio para aunar dos vertientes tan distintas, la película se instala en la zona rural, montaña, pueblo casi abandonado por completo, para meter toda la presión familiar de un padre que quiere controlar a su rebelde hijo.

Fotograma de "Calabria"

Fotograma de “Calabria”

La interpretación de Fabrizio Ferracane es realmente conmovedora, siendo sobrecogedora al final de la historia. Con su comportamiento, gestos, contenidas palabras y férreas miradas quedarán justificadas plenamente las decisiones de su personaje. Su hermetismo dice tanto como el comportamiento excéntrico del impulsivo hermano Luigi (Marco Leonardi) o del contenido calculador de Rocco (Peppino Mazzotta), pilares antagónicos de una historia que profundiza en los desconocidos y peligrosos valores de la Ndrangheta.

Un color frío y deliberadamente cálido, con la ausencia casi por completo de música, Calabria transmite el aislamiento y la lejanía en la relación de los hermanos Carbone; con Luigi y Rocco como representantes del desarrollo a un lado, y al otro el siempre afectado Luciano anclado en el pasado.Y lo mismo se podría decir de la relación paterno filial mostrada.

Fotograma de "Calabria"

Fotograma de “Calabria”

La película, como todas pero más en esta, debe ver sede una manera activa, escuchando a los personajes, con una inclinación a delante, no se puede esperar a que te lo den hecho. Hay que preguntarse las cosas. ¿Por qué actúa así cada personaje? Todas las claves se dan de la mejor manera posible, usando la imagen, el sonido. Como he dicho ni siquiera la ausente música podrá apelar al subconsciente.

Las escenas se sucederán para componer imágenes típicas que traemos preconcebidas y otras que sorprenderán por la cercanía de lo cotidiano. Mientras, la presión, irá componiendo una tensión, una rigidez que estallará en un desenlace esperadamente inesperado. Pues Calabria no ensalza nada, no busca nada más que componer una imagen fuerte, realista y desgarradora. Es de esas películas que preparan un camino para una vez llegada a la cima, encontrar un instante que justifica el pesado ascenso. Ahora bien, como he dicho, nadie puede esperar subir a ningún sitio apoyado en el respaldo.

La interpretación de Fabrizio Ferracane es realmente conmovedora, siendo sobrecogedora al final de la historia. Cada gesto, comportamiento, palabra y mirada justifica plenamente la última decisión del personaje. Su hermetismo dice tanto como el comportamiento excéntrico del impulsivo hermano Luigi (Marco Leonardi) o del contenido calculador de Rocco (Peppino Mazzotta).

Trailer de la película “Calabria”

Crítica de la película ”Calabria”: Las raíces de la mafia
DIRECCIÓN9
GUION9
INTERPRETACIÓN8
FOTOGRAFÍA9
LO BUENO
  • La lejanía de los tópicos
  • Basada en una contenida interpretación
  • Los contrastes
LO MALO
  • El fin justifica toda la historia es posible que poca gente se enganche a la misma y pierda atención
8.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
6.7

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.