Brad Pitt se pone al mando del tanque FURY en la película bélica “Corazones de Acero”. Entretenida y emocionante, la cinta logra aporta una mirada diferente sobre un conflicto de sobra conocido.

Sinopsis de “Corazones de Acero” con Brad Pitt

Corazones de acero - Cartel

Corazones de acero – Cartel

Toda la tripulación del FURY, un tanque tipo Sherman M4, permanece en activo desde la campaña que tuvieron los Aliados contra el EJE en el norte de África. El hombre al mando que ha logrado mantener con vida a todos los tripulantes es Don Collier ‘Wardaddy’ (Brad Pit). Todos los tripulantes del FURIA, Boyd Swan ‘Biblia’ (Shia LaBeouf), Trini García ‘El Gordo’ (Michael Peña), y Grady Travis ‘Coon-Ass’ le deben el mayor de los respetos y le brindan su confianza ciega ahora que la batalla se libra en el mismo corazón de Europa, Alemania, donde se fabricaron los escasos pero temibles tanques Tiger, que aun siendo inferior en número, fueron mucho más avanzados tecnológicamente que los Shepard M4 americanos.

La incorporación del nuevo artillero Norman Ellison (Logan Lerman) en sustitución de la única baja del FURY, creará una situación incómoda para los veteranos quienes recelarán de las capacidades de un joven que estaba destinado como secretario en el cuartel general de los Aliados, sin haber participado en ninguna contienda, y que deberá adaptarse a marchas forzadas al cruento frente. Mientras, la guerra avanza inexorable y el FURY tendrá que abrirse paso junto a su escasa compañía de Shermans para cumplir una misión de vital importancia.

El batallón de Don ‘Wardaddy’ Collier, cuenta con muy pocos recursos para enfrentarse al desesperado enemigo que tras haberse proclamado el estado de GUERRA TOTAL, se han visto multiplicadas sus tropas al ser movilizados los ancianos, las mujeres y los niños.

Crítica de “Corazones de Acero” con Brad Pitt

David Ayer, director y guionista de “Corazones de Acero, trae una propuesta interesante para llamar al público a las salas de cine y disfrutar así de un evento bélico audiovisual fascinante. La fotografía, los efectos, la interpretación y la historia que narra están a la altura de lo esperado, que no es poco, haciendo que las más de dos horas de metraje (o debería decir disco duro) se pasen sin apenas darnos cuenta.

Foto de "Corazones de Acero" - Brad Pitt

Foto de “Corazones de Acero” – Brad Pitt

Llevado de una manera muy inteligente, el guión de “Corazones de Acero” nos presenta unos personajes curtidos en “más de cien batallas”. Tíos rudos, fuertes, aparentemente inconmovibles y listos para ejecutar su trabajo, matar al enemigo sin titubeos, en cuanto su jefe, Don Collier ‘Wardaddy’ (Brad Pitt), lo ordene (o no, que para eso están en la guerra). Hasta aquí bien, lo de siempre. Los americanos los tienen bien puestos y menos mal que vinieron a Europa a liberarnos de la invasión alemana… pero no. No queda aquí la cosa. En seguida vemos que en el grupo principal había un quinto componente que ha perdido la vida en el vientre de la bestia Sherman M4 FURY (Furia). No todos son invulnerables, no todos son intocables.

Foto de "Corazones de Acero" - Michael Peña

Foto de “Corazones de Acero” – Michael Peña

Pronto, la historia parece avanzar con algo típico, para sustituir la baja de uno de los tíos más rudos aparece un reemplazo imberbe, un joven interpretado por Logan Lerman (‘Percy Jackson y el mar de los monstruos’), al que le caerán “yoyas” por todas partes. Es de esperar, el pequeñín va a jugar a la guerra con recios soldados que saben a lo que se enfrentan y que han visto (y que nosotros también veremos) de todo. Y aquí empieza lo interesante. Aquí empieza la divergencia con las películas, o con la película a la que inevitablemente todo el mundo tendrá como referencia, “Salvad al soldado Ryan”. Se desdibujan los buenos, se aparecen los malos. El gris del humo que se eleva sobre los campos embarrados, proveniente de los fuegos de destartalados vehículos y lo que antes fueron casas, llena la pantalla para contagiar a la historia con algo más de la estúpida lucha entre el Bien y el Mal.

Foto de "Corazones de Acero" - Logan Lerman

Foto de “Corazones de Acero” – Logan Lerman

Sin desvelar los detalles, que es donde se encuentra la gracia de “Corazones de Acero”, Brad Pitt interpretará a un hombre que hace lo que tiene que hacer, lo que debe hacer, para mantener con vida a su pequeña familia de hombres y a él. Así pronto se verán justificadas sus acciones de hombre duro sin que nos chirríen sus “dos cojones” (como le gusta decir a Arturo Perez Reverte) con las que nos llegará a conquistar e incluso, poner de su parte. Pero no anticipen nada ni valoren las duras lecciones de aprendizaje que tendrá que dar al joven sustituto, el personaje que interpreta Brad Pitt ya ha visto mucha guerra… y pronto también se nos mostrará a nosotros.

Foto de "Corazones de Acero" - Jon Bernthal

Foto de “Corazones de Acero” – Jon Bernthal

Al soldado Ryan se le veía el plumero representando a los Nazis como hombres desalmados, como instrumentos del mal, como la prolongación de un brazo satánico que no hiciese más que ejecutar descerebrados instintos asesinos contra cualquiera que no fuera Nazi. Dejaba de lado la humanidad que se encuentra tras el uniforme, tras las insignias y peor aún, ni siquiera consideraba a los ficticios soldados Alemanes como soldados. Eran la representación del mal. Alienígenas, zombis, pirañas, arañas gigantes, serían sus compañeros de género. En “Corazones de acero” veremos más de una cara de las mismas personas, no siendo fácil empatizar con alguien que no sea el joven antibelicista y aprender a la vez que el personaje lo que es una guerra y por qué hay que considerar como “malos” al enemigo, por qué hay que deshumanizarse y de qué manera llega esa deshumanización.

Foto de "Corazones de Acero" - Shia LaBeouf

Foto de “Corazones de Acero” – Shia LaBeouf

Mencionado el combustible con el que funciona el motor de la película, “Corazones de Acero” nos regalará escenas de acción bélica de gran calidad escasamente vistas en pantalla entre las que destaca, por su originalidad y rareza, la recreación de un combate entre un grupo de tanque Sherman M4 y un prácticamente indestructible Panzer Tiger. Se recrearán con fidelidad las maniobras para defenderse y atacar al vehículo más temido de la Segunda Guerra mundial viéndonos sorprendidos por la dureza del blindaje y la facilidad con que rebotaban los proyectiles en los carros de combate.

Foto de "Corazones de Acero" - Escena

Foto de “Corazones de Acero” – Escena

Sorprendente también será descubrir (con el certificado de realismo) que cierta munición deja un destello rojizo mientras que otra lo hace en verdoso debido al fósforo con el que están impregnadas. Así que no confundir con una batalla espacial de “Star Wars”, este tipo de balas tienen nombre de “trazadoras” y que las de tono rojizo son las que utiliza el ejército Español al igual que son utilizadas en “Corazones de Acero” por los Americanos. ¿El de color verde era el que utilizaban los Alemanes durante la Segunda Guerra Mundial? Es posible.

Foto de "Corazones de Acero" - Durante el rodaje con Logan Lerman, el director David Ayer and Brad Pitt

Foto de “Corazones de Acero” – Durante el rodaje con Logan Lerman, el director David Ayer and Brad Pitt

Para cerrar, y tras conversar con la cabo conductor María Plano de El Goloso con nueve años de experiencia como conductora, el realismo en el comportamiento de los actores que tripulan el FURY, sus bromas, sus “enganches”, sus tensiones y su camaradería reflejan un 95% de lo que viven en la realidad. Conseguir ese nivel de realismo en una gran producción cinematográfica manteniendo un alto nivel de acción ficcionada es un detalle diferenciador a tener en cuenta. De hecho, el mismo tiempo de batalla, el paso del día a la noche en apenas un par de planos, parece coincidir con la sensación temporal que tienen los soldados al encontrarse en situación, como aseguró en la rueda de prensa Borja Bastarreche, capitán de tanques con cinco años de experiencia. Yo no necesitaría mayor motivación para acudir al cine. Animo de paso a todos los jugadores de ‘Shooters’ a que vean cual es la realidad de la batalla… aunque sea una de hace 70 años.

Trailer de “Corazones de Acero” con Brad Pitt

Crítica de "Corazones de Acero": Cuando la ficción encaja con el realismo
DIRECCIÓN9
GUION7.5
INTERPRETACIÓN8
FOTOGRAFÍA9
EFECTOS10
LO BUENO
  • El personaje de Brad Pitt está muy bien justificado
  • El desdibujamiento de "buenos" y "malos"
  • La documentación y el realismo histórico de los vehículos y trajes
LO MALO
  • Busca un final épico
  • Valores también desdibujados
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (13 Votes)
7.8

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.