Desde que interpretara a Rob Roy, Liam Neeson dejó claro que tenía aptitud para encarnar a vengadores como en la película de título explícito ‘Venganza’ y su secuela. Ahora, en ‘Caminando las entre tumbas’ vuelve a meterse en un papel del estilo pero de mayor trasfondo para protagonizar una película misterio con un buen gusto noventero.

Sinopsis de ‘Caminando las entre las tumbas’

Matthew Scudder (Leam Neeson), un investigador privado sin licencia retirado de la policía, recibe el encargo de encontrar a los asesinos de la mujer de un traficante de drogas (Dan Stevens). Matthew, que todavía conserva cierta ética de su pasado como policía, se niega a aceptar el encargo que a todas luces apunta a un ajuste de cuentas entre traficantes. Pero tras conocer los atroces hechos cometidos por los asesinos de la mujer de Kenny Kristo, decide usar toda su experiencia e instinto innato para encontrarlos.

Cartel de 'Caminando entre las tumbas'

Cartel de ‘Caminando entre las tumbas’

Crítica de ‘Caminando las entre las tumbas’

La película ‘Caminando entre las tumbas‘, se basado en uno de los libros de la saga protagonizada por el investigador privado, que no siempre está al margen de la ley, Matthew Scudder. Este personaje, oscuro, triste, pragmático, afronta el día a día con la pesadumbre de quien ha cometido actos imperdonables, más para el mismo que los que los demás puedan pensar, buscando una redención que nunca parece alcanzar. Así, Leam Neeson, se convierte en un héroe de los de antes, de los que recuerdan al cine negro, de los que no bromean ni dicen tonterías. Cada palabra, cada gesto, cada acción que acomete el actor, está en sintonía con el ánimo del personaje, siniestro, que no pretende más que continuar una vida donde lo único que sabe hacer, e instintivamente lo hace muy bien, es detener a los malvados.

Foto de la película 'Caminando entre las tumbas'

Foto de la película ‘Caminando entre las tumbas’

Precisamente, tras una magnífica escena introductoria de la película, descubriremos que allá al comienzo de la década de los noventa, Matthew Scudder era precisamente el tipo de policía que se creía un héroe. Estaba por encima de la situación y seguramente hacía los típicos chistes cinematográficos absurdos a los que nos han obligado a acostumbrarnos en las super producciones. Pero he aquí que algo, que no ser revelará hasta el momento indicado, le hizo cambiar la forma de tomarse, su profesión y como consecuencia, su vida, inseparable de la carrera de sabueso que se forjó casi sin darse cuenta.

Foto de la película 'Caminando entre las tumbas'

Foto de la película ‘Caminando entre las tumbas’

Se sucederán escenas, diálogos entre dos personajes, Mathew y un ex drogadicto (Boyd Holbrookque le conoce y con pocas palabras se contará mucho del pasado de ambos. Un acierto constante en la película pues en el guión del también director Scott Frank no sobran las palabras ni las explicaciones. Todo es ofrecido cuando es necesario y huye de lo innecesarias aclaraciones que suelen pecar de redundantes en este tipo de películas que pasaron de nominarse “de misterio” y “policiaca” a “thriller” donde está implícito que veremos persecuciones, mamporros y vertiginosas imágenes de acción.

Foto de la película 'Caminando entre las tumbas'

Foto de la película ‘Caminando entre las tumbas’

El también guionista de ‘Minority Report’ o la más reciente y aburrida ‘Lobezno inmortal’, Scott Frank, se ha alejado del vació que deja la acción injustificada, para meterse de lleno en la oscuridad que rodea la historia y en la ambigüedad de unos personajes, exceptuando a los asesinos, que no se pueden juzgar a la ligera. La habilidad de Scott Frank como realizador y su gran trabajo en la adaptación, permite que experimentemos la película como si estuviéramos ante la novela negra de Lawrence Block. Aunque algunos podrían tildarlo de previsible o tópico, la aparición de personajes habituales en el género policiaco (el contacto con los bajos fondos a través del personaje drogadicto, el improvisado ayudante (Astro, descubierto como rapero en Factor X de América con 14 años), mucho más joven pero despierto por circunstancias de la vida, los sospechosos extraños), la recreación de situaciones igualmente propias (investigación a pie de calle, búsqueda de pistas, entrevistas con testigos) y el pasado dramático que empuja al protagonista a alejarse de su profesión como policía, dan como resultado una obra muy propia de otra época donde se valoraba mucho más el argumento que la trepidación de escenas “testosteronísticas”.

Foto de la película 'Caminando entre las tumbas'

Foto de la película ‘Caminando entre las tumbas’

No habrá ninguna escena que nos saque de la historia, no existirá ninguna acción que no pueda ejecutar cualquiera, no tendremos que hacer ningún tipo de concesión para estar inmersos en la propuesta cinematográfica, para seguir con ganas la investigación de Matt, hasta llevarnos a un final difícil de predecir pero que no ha sido manipulado una y otra vez con el afán de despistar al espectador o cogerlo desprevenido mediante trucos.

Trailer de ‘Caminando las entre las tumbas’

Crítica de 'Caminando entre las tumbas': Una película fiel a la novela negra
DIRECCIÓN8
GUION8
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • Tiene lo mejor del género policiaco.
  • Fácil de engancharse al argumento, como en las buenas novelas negras.
  • Personajes grises, realistas, siendo los protagonistas de una trama extrema.
LO MALO
  • A pasar del gran comienzo, el impecable desarrollo del argumento, y la carismática interpretación de los actores, 'Caminando entre las tumbas' no llega a calar hondo, que no quiere decir que no sea mucho más profunda que otras cientos.
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
9.1

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.