En “Calvary” nos encontraremos inmersos en un tortuoso viaje hacia el lado más oscuro, egoísta y despiadado del comportamiento humano, guiados de la mano de un sacerdote “azotado” por el hostil entorno que le rodea.

Sinopsis de la película “Calvary”

James Lavelle (Brendan Gleeson) es el párroco de un pequeño pueblo costero de Irlanda. Tras la muerte de su esposa decidió unirse a la Iglesia para ayudar al prójimo, con menos palabrería y más hechos. Siempre ha destacado por mostrar su apoyo, ayuda y comprensión a los miembros de su comunidad en cualquier circunstancia. Ahora parece que tanta bondad se vuelve en su contra, en plena confesión uno de sus vecinos le advierte de su intención de asesinarle en siete días.

Calvary - Cartel

Calvary – Cartel

Crítica de la película “Calvary”

Las misiones de un buen párroco se han desvirtuado entre siglos y siglos de poder, ambición, costumbrismo y arcaísmo donde cualquier método o excusa era válido para adoctrinar a los infieles en nombre de Dios. Bajo el oscuro manto del silencio eclesiástico se han silenciado muchos delitos, uno de los más habituales y horrosos el de la violación de menores inocentes. Una sotana no siempre ha sido sinónimo de pureza, celibato y bondad. En muchas ocasiones tan sólo ha servido de tapadera para someter y vejar a muchos niños que mientras acudían a misa o catequesis eran forzados sexualmente por el sacerdote de su comunidad, acallándolos más tarde con la fuerza del remordimiento, la culpabilidad y la vergüenza.

Brendan Gleeson en una imagen de la película "Calvary"

Brendan Gleeson en una imagen de la película “Calvary”

Lamentablemete el tema del que parte  Calvary, la nueva apuesta cinematográfica del director John Michael Donagh (El irlandés, 2011), está de máxima actualidad en nuestros días. Sin remediarlo al comienzo de la cinta vendrán a la mente decenas de casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia, uno de los más recientes hizo que el propio Papa Francisco se pronunciara en contra de estos “hábitos”, pidera perdón en nombre de la institución y ordenara una investigación contra diez sacerdotes de Granada.

Brendan Gleeson e Isaach de Bankoléh en una imagen de la película "Calvary"

Brendan Gleeson e Isaach de Bankoléh en una imagen de la película “Calvary”

“Calvary” nos relata la cruel, certera y avisada venganza de uno de esos menores que en su momento fuera sometido a los crueles e inhumanos abusos sexuales del sacerdote de su comunidad. Hoy es un hombre adulto que tiene claros problemas de conducta y un desvío absoluto de personalidad, causados logicamente por dicha violación que con el paso del tiempo se ha convertido en un trauma oscuro e insuperable. Ahora ha llegado el momento de vengarse, pero a su manera. Cualquiera podría suponer una venganza hacia el culpable de dichos traumas, el cura que le violó siendo menor, pero nuestra víctima (desconocida para el público durante toda la cinta, pero de sobra conocida por el párroco) ha decidido ser más original y en su locura piensa dejar huella asesinando a uno de los sacerdotes más honrados y serviciales que conoce, el Padre James Lavelle (Brendan Gleeson) -cura de un pueblo rural en la costa irlandesa-, desestabilizando a toda la comunidad. Así, durante una confesión rutinaria, el Padre James es amenazado de muerte. Una muerte cruel y despiada en el que el tiempo juega en su contra… la cuenta atrás ha dado comienzo, quedan siete días para el domingo de su anunciada muerte -el sarcasmo  hace mella en él-. Desde luego, una vez más -y si se cumplen las amenazas- “pagarán justos por pecadores”.

Imagen de "Calvary" donde vemos a Orla O’Rourke y Chris O’Dowd

Imagen de “Calvary” donde vemos a Orla O’Rourke y Chris O’Dowd

Brendan Gleeson protagoniza indiscutiblemente esta “Calvary” no sólo por el peso que su personaje tiene en el guion sino también por la fuerza de su interpretación en cada secuencia. El actor dará vida al Padre James Lavelle de forma sutil y certera, dejando perfectamente reflejados en su rosto sentimientos tan diversos como la compasión, el terror y la valentía -increíble el arranque de la cinta en el confesionario- haciendo al espectador partícipe de un interior tan rico como complejo. Tras la amenaza comprenderemos así que lejos de huir, llorar, llamar a la policía o esconderse, al Padre James decida seguir con su vida, una vida de sacrificio y entrega hacia los demás que le ha llevado a convertirse más que en un confesor en un confidente. Un “psicólogo” mal visto y mal valorado donde descargar de manera gratuita todas las frustraciones, odios y miedos. Sentimientos y secretos que recaen sobre la espalda de este buen hombre el cual es perseguido por su propia sombra: una muerte anunciada.

David Wilmot y Brendan Gleeson en una escena de la película "Calvary"

David Wilmot y Brendan Gleeson en una escena de la película “Calvary”

“Calvary” es en sí una interesante mezcla de géneros. Comedia negra, thriller y drama se mezclan de manera armoniosa haciendo que en conjunto todo funcione a la perfección. La cinta, apesar de estar protagonizada por un humilde párroco, no pretende alabar en ningún momento las virtudes de una Iglesia católica en decadencia ni sermonear sobre la palabra de Dios. La vida del Padre James es una vida cercana, cargada de humanidad y sacrificio personal. En definitiva “Calavary” nos mostrará un inquietante, agonizante y oscuro camino hacia el poder de un perdón tan infravalorado en nuestros días. Una cinta imprescindible en la cartelera de este viernes 6 de marzo.

Trailer de la película “Calvary”

Crítica | Calvary: El valor del perdón
DIRECCIÓN7.5
GUION7
INTERPRETACIÓN8.5
FOTOGRAFÍA8
LO BUENO
  • Brendan Gleeson regalándonos otra magnífica interpretación.
  • Su perfecta comunión de géneros.
LO MALO
  • El marcado acento irlandés de los protagonistas en su versión original que puede dificultarnos las cosas.
7.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
9.5

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.