Corgi, las mascotas de la reina
Corgi, las mascotas de la reina

Corgi, las mascotas de la reina: Crítica

Dirigida a los más pequeños, se estrena Corgi, Las Mascotas De La Reina. Película de animación procedente de Bélgica, cuyos protagonistas no son otros que la raza de perros preferida por la Familia Real Británica.

Sinopsis

Desde su llegada al palacio de Buckingham, Rex vive una vida de lujo. Es el favorito, pero su arrogancia puede ser bastante irritante. Tras causar un incidente diplomático, se verá forzado a vivir como un perro callejero en las calles de Londres. Rex se verá obligado a descubrir quién es realmente.

Corgi, las mascotas de la reina

Crítica

De un modo discreto, aunque con paso firme, el director belga de Corgi, las mascotas de la reina Ben Stassen ha logrado situarse como una figura muy relevante en lo que, podríamos definir como la división de plata de la animación. Desde el estreno, hace ya casi una década, de Vamos A La Luna (2010), entrañable film de moscas comunes que acaban convirtiéndose en astronautas, no transcurren dos años sin que alumbre un nuevo producto. De hecho, sus dos últimos estrenos, Robinson: Una Aventura Tropical (2016) y El Hijo De Bigfoot (2017), gozaron de bastante predicamento en cuando a su distribución en salas de nuestro país.

Foto de la película de “Corgi, las mascotas de la reina”

La fórmula, no por repetida, deja de funcionar. El acabado de la animación, pese a encontrarse a años luz de los estrenos producidos por los grandes estudios de Hollywood, es resultón, no molesta; los guiones, surcados de analogías como cualquier producto de esta índole, carecen de cualquier pretenciosidad en términos de discurso narrativo; y, en cuanto a su estructura narrativa y lenguaje cinematográfico, todas ellas comparten el mismo esqueleto. Así y todo, no se puede obviar que estas producciones apuntan a un nicho de mercado siempre rentable: los peques de la casa.

Los perros son los protagonistas de “Corgi, las mascotas de la reina”

El primer tercio del film es, de largo, lo más disfrutable para el común del público. Arranca con una secuencia sin diálogos, acompañada solo de un piano, donde asistimos a la llegada de Rex a la familia, así como el modo en el que enseguida gozará de la atención de la propia Reina. A continuación, disfrutaremos con la visita diplomática del presidente de EEUU y su mujer al Palacio de Buckingham; una oportunidad ideal para retratar los contrastes entre la abigarrada monarquía británica y el, digámoslo así, menos afinado protocolo que caracteriza a los Trump.

De aquí en adelante, el argumento de la película serpentea entre los consabidos lugares comunes del cine infantil, sin olvidarnos del abanico de referencias a otras películas para que los adultos tengamos algo en lo que pensar.

Fotograma de Corgi, las mascotas de la reina

Opinión final

En resumen, animación enfocada a los más pequeños, cuyo mensaje de apología del trabajo en equipo para confrontar el bullying, seguro que les hará disfrutar y estar entretenidos un rato. ¿Qué más se puede pedir?

Trailer

DIRECCIÓN6
GUIÓN5
ANIMACIÓN6
LO BUENO
Todo lo relacionado con el intento de “emparejar” a Rex contra su voluntad, tiene bastante gracia y funciona como una especie de unión de conveniencia can
LO MALO
Consciente de sus limitaciones técnicas, la película apuesta casi siempre por escenarios cerrados para estructurar sus secuencias lo que, en ocasiones, le da un cierto aire de serie del canal Clan.
5.7
¿Te unes?