Rodrigo Cortés presenta su cuarta película y la tercera rodada íntegramente en inglés. Una historia de género con un argumento interesante que se pierde en un aparatoso clímax.

Crítica de la película “Blackwood”

Blackwood parecía sobre el papel una película de terror al uso. Un divertimiento veraniego sin pretensiones, con los adolescentes como púbico objetivo en el punto de mira. La película tiene eso, pero también ofrece mucho más.

Uma Thurman interpreta a Madame Duret en BlackWood – Crítica de cine

La acertada cita de Homero con la que se abre el relato da la pista sobre lo que estamos a punto de presenciar. Un argumento que se revela en su segunda mitad y que resulta ser lo más interesante de un film con sus tres actos perfectamente diferenciados; hasta el punto de parecer tres películas distintas. Y es que Rodrigo Cortés se permite jugar con los géneros sin perder de vista lo que tiene entre manos. Si bien es cierto que el tema central podría haber sido más explotado por novedoso e interesante -además de tener cierta relación con el cine previo del director- el auriense se deja llevar por su historia a terrenos oscuros que culminan en un clímax demasiado sobrecargado y motivado por el deseo de acabar la función demasiado rápido, a pesar de que el desarrollo previo no presentaba tanta urgencia. Aunque haya quien pueda percibir este echo como algo negativo, Cortés imprime pulso a toda la narración con una puesta en escena ligera que opta por decisiones que se salen de lo habitual, sin llegar a molestar. Su preferencia por los primeros planos frontales y el deseo de prescindir de la necesidad de situar al espectador en determinadas situaciones consiguen un efecto de desorientación que le sienta bien al tipo de relato que aborda. Además, el film posee algunas imágenes muy potentes, como la aparición final del personaje encarnado por la siempre correcta Uma Thurman, las secuencias en las que la protagonista toca piano -los conocimientos musicales de Cortés juegan a su favor en este apartado- o cierta secuencia con una cortina de por medio que recuerda inevitablemente a “Suspiria” de Dario Argento. Película con la que guarda algunas similitudes, no siendo la única cita que se permite el director al hacer un repaso por el terror más Cormaniano, recordando a “La caída de la casa Usher” u otros cuentos góticos y románticos con la sempiterna mansión encantada como eje central. Pero “Blackwood” no es un relato clásico al uso, sino una aproximación posmodernista a una historia más que explotada, contada desde otro ángulo y haciendo uso de un lenguaje contemporáneo que apuesta por el sonido como hilo conductor de la tensión cuando esta hace aparición. La utilización de los distintos canales de audio es totalmente inmersiva y uno de los mejores ejemplos de los últimos tiempos de lo que se puede conseguir con este recurso.

La actriz Isabelle Fuhrman recibe indicaciones del director Rodrigo Cortés durante el rodaje de la película “BlackWood”

Aunque el mayor reclamo artístico del conjunto sea Uma Thurman, su papel queda en un segundo plano en favor de la expresividad de AnnaSophia Robb, que es secundada con solvencia por sus cuatro compañeras de “estudios”.  Interpretaciones comedidas que no necesitan de la sobreactuación para generar desasosiego, o miedo en el mejor de los casos, en un público que quizá se lleve una sorpresa, acostumbrados a terrores más explícitos.

Opinión final de “Blackwood”

“Blackwood” es una película correcta, capaz de presentar una historia interesante en su planteamiento, que no termina de explotarse del todo a causa de un tercer acto que llega demasiado rápido y que, aunque sea lo más impactante del conjunto en cuanto a espectáculo se refiere, baja el nivel de un film que tenía más que ofrecer.

Crítica de la película “Blackwood" (2018): el homenaje y la originalidad
DIRECCIÓN7
GUIÓN5
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • Recuerda a clásicos del género.
  • Su uso del sonido.
  • Algunos momentos son muy potentes a nivel visual.
LO MALO
  • Su tercer acto no parece pertenecer a la misma película.
  • No haber explotado más el verdadero sentido de por qué están ahí las niñas.
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.