Un reparto de primera es lo que nos propone la película “Sufragistas” (2015), recreación histórica de Sarah Gavron sobre la lucha de la mujer por su derecho al voto en el Londres previo a la Primera Guerra Mundial.

Sinopsis de la película “Sufragistas”

Durante la segunda década del siglo XX, las mujeres inglesas de la clase obrera se lanzaron a las calles para reclamar su derecho al voto. Maud, al igual que muchas de sus compañeras, decide llevar su lucha hasta las últimas consecuencias, aunque ello suponga renunciar a su trabajo, su marido y su hijo.

Carey Mulligan en la película Sufragistas

Carey Mulligan en la película Sufragistas

Crítica de la película “Sufragistas”

Sufragistas es otra de esas películas que se suma a la corriente de directoras que poco a poco, y con gran esfuerzo, se van integrando en la industria con historias donde la mujer es la gran protagonista; dando la oportunidad a actrices que por su edad acaban relegadas a papeles secundarios o de poca importancia narrativa.

Anne-Marie Duff en la película Sufragistas

Anne-Marie Duff en la película Sufragistas

La guionista Aby Morgan se basa en hechos reales y en un acontecimiento en concreto para reivindicar los derechos de la mujer, que casi cien años después, siguen sin conseguirse. Morgan erige como protagonista al personaje de Mud, dejando los personajes históricos en un inteligente segundo plano, lo que sienta muy bien al desarrollo del relato, dejando recaer todo el peso de la trama en Carey Mulligan.

Sarah Gavron dota a la película de Sufragistas de un clasicismo formal en su puesta escena que cede todo el protagonismo a las maravillosas intérpretes secundadas por unos no menos estupendos secundarios masculinos. Carey Mulligan está fantástica como protagonista de la cinta, haciendo gala de su contención habitual a pesar de encarnar a una mujer reivindicativa y luchadora que podría haberse convertido en una arriesgada sobreactuación; pero que en manos de la británica se convierte en un trabajo digno de estar presente en la temporada de premios de este año. Sus compañeras también destacan a pesar de no tener tanto protagonismo, en especial Helena Bonham Carter, a la que da gusto ver alejada de los papeles extravagantes de los últimos años. La participación de Meryl Streep es casi testimonial como Emmeline Pankhurst, aunque se produce en una de las escenas más potentes del film. Brendan Gleeson luce solvente como antagonista del relato y Ben Whishaw destaca como marido de la protagonista, a medio camino entre el amor por ella y la presión social que sufre fuera de su matrimonio. Es interesante la carrera de este actor al que conocimos en ‘El perfume’ (2006) y que en el último año ha participado en algunas de las películas más importantes de este año.

Anne-Marie Duff, Carey Mulligan y Helena Bonham Carter en la película Sufragistas

Anne-Marie Duff, Carey Mulligan y Helena Bonham Carter en la película Sufragistas

Como es de esperar por parte del cine inglés en una producción histórica de este calibre, la parte técnica es sobresaliente. La escenografía, la peluquería y el vestuario nos trasladan de manera instantánea a las primeras décadas del siglo XX. El español Eduard Grau se encarga de la genial fotografía que contribuye a esa ambientación realista y totalmente inmersiva, por su mensaje, que propone el film. La partitura del siempre genial Alexander Desplat no será de las más recordadas, por resultar más funcional que en ocasiones anteriores, pero sigue ofreciendo un trabajo de calidad.

Natalie Press y Carey Mulligan en la película Sufragistas

Natalie Press y Carey Mulligan en la película Sufragistas

Sufragistas (2015) es una película necesaria. La historia de las mujeres que lucharon por el voto es algo que debería ser abordado por cada país en particular, y en este caso el Reino Unido lo ha hecho por todo lo alto con un reparto de primera, una dirección formal y un apartado técnico que solo se puede alabar.

Trailer de la película “Sufragistas”

Crítica de la película "Sufragistas": Históricamente no lejana
DIRECCIÓN6.5
GUION7
INTERPRETACIÓN8.5
FOTOGRAFÍA8.5
MÚSICA7
LO BUENO
  • Una historia necesaria contada con los mejores medios.
  • Todo el reparto y Carey Mulligan en particular.
LO MALO
  • La envidia sana que provoca el Reino Unido cuando hace cine de este calibre.
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (23 Votes)
8.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.