“Rush”, la película dirigida por el director de éxitos de antaño (Cocoon, Willow…) y de ahora (El código Da Vinci) Ron Howard, cuenta la emocionante historia de rivalidad entre el vividor James Hunt, y el mítico Niki Lauda, dos formidables pilotos del fórmula 1 de la década de los setenta.

Trailer de la película “Rush”

Sinopsis de la película “Rush”

Cartel de la película "RUSH"

Cartel de la película “RUSH”

En ‘Rush’, Niki Lauda (Daniel Brühl), un joven piloto de fórmula 3 de la década de los setenta, ha abandonado todas las comodidades que le brinda la buena posición económica y social con la que cuenta su familia para dedicarse por entero a su pasión. Con una increíble determinación, una extenuante devoción y pocos amigos, hará todo cuanto esté en su mano para correr como piloto de fórmula 1.

James Hunt (Chris Hemsworth), igualmente tratará de meterse en la primera división de la fórmula aunque no renunciará a ninguna oportunidad que le brinde esta profesión para disfrutar al máximo de las recompensas que tiene ser un atractivo vividor piloto de fórmula.

Será cuando disputen el Gran Premio de Fórmula 1 de 1976 donde la mutua admiración secreta, y el recíproco desprecio público eleven su condición de rivales convirtiéndolos en leyenda.

Crítica de la película “Rush”

¿Cómo se sabe cuándo uno tiene ante sus ojos una buena película? Supongo que esta es la pregunta del millón, pero seguramente tenga que ver con la habilidad que tiene el director Ron Howard para transmitir a través de una fascinante historia cinematográfica, la emoción, el sentimiento, la devoción de unos pocos que viven el mundo de la fórmula 1, haciendo partícipe de estos sentimientos de una minoría a todo el público en general. Ron Howard, a través de esta espectacular película, no sólo por las imágenes sino también por la intensa emoción que desprende cada escena, consigue algo que no se ve todos los días: Emocionar al espectador.

James Hunt (Chris Hemsworth) y Niki Lauda (Daniel Brühl)

James Hunt (Chris Hemsworth) y Niki Lauda (Daniel Brühl)

A priori, cualquiera que no sea seguidor de la fórmula 1, o que desconozca el mundo del motor, podría pensar que ésta es una película de carreras de coches a lo “Días de trueno”. Pero no, esta película se centra en dos historias distintas, la de Niki Lauda y su rival James Hunt, que ya forman parte de una misma: la de la Historia de la fórmula 1.

El guion que Peter Morgan ha creado para la película “Rush” es sencillamente perfecto. Desde luego, la base sobre la que se cimenta, la historia real de estos dos campeones de la fórmula 1, tiene suficiente fuerza como para que no sea menos y Peter la sabe exprimir al máximo. Los personajes superan a las personas que representan y de esta forma elevan estas mismas son elevadas a la categoría de leyendas. Cierto es que la película de “Rush”, al igual que “Titanic”, cuenta con hechos históricos invariables que, aunque se ven en trailer no pienso mencionar aquí, para nada enturbian la emoción de descubrir en “Rush”, la determinación, los motivos, las pasiones, las ambiciones, los logros y las carreras de cada uno de los protagonistas Niki Lauda o James Hunt con el aliciente para los espectadores menores de cincuenta años, quienes sólo los conocerán de oídas (por favor que no me quemen los apasionados del motor).

Daniel Brühl, caracterizado como Niki Lauda

Daniel Brühl, caracterizado como Niki Lauda mientras habla con el director Ron Howard

El trabajo del reparto contribuye de manera exponencial a la hora de realizar la película creando unos fantásticos personajes con unas inmejorables interpretaciones que sin duda se verán empañadas en su versión doblada debido a la dificultad de transmitir los distintos acentos (o ceceos como es el caso de la interpretación que Daniel Brühl del austriaco Niki Lauda). Tanto el alemán de origen español Daniel Brühl (Malditos Bastardos), como el australiano Chris Hemsworth (Thor), se salen dando vida a sus respectivos personajes Niki Lauda y a James Hunt.

En definitiva, “Rush” es una película que llega más allá de la pantalla y nos hace partícipes de momentos tan bien recreados que nos parecerá estar reviviendo la historia tanto como espectadores de la fórmula 1 como protagonistas de la misma. Así, durante las carreras, si nos dejamos tomar por lo que “Rush” nos cuenta, llegaremos empatizar y sentir el mismo riesgo, la emoción, el peligro, el miedo y la adrenalina con la que los pilotos de verdad deben enfrentarse a cada Gran Premio de Fórmula 1. Y eso lo digo yo, que no me interesaba lo más mínimo la fórmula que, sí me sé llamar fitipaldi y tan sólo conocía a Niki Lauda de oídas…

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.