Marcelo Piñeyro dirge “Ismael”, una sorprendente película intimista donde Mario Casas interpreta a un introvertido maestro de instituto de jóvenes con problemas que está a punto de conocer a un niño que dice ser hijo suyo.

Sinopsis de la película “Ismael” (2013)

Cartel de "Ismael"

Cartel de “Ismael”

El pequeño Ismael Tchou (Larsson Do Amaral), hijo de una joven Nigeriana (Ella Kweku) decide recorrer solo en tren los casi 700 kilómetros que separan Madrid de Barcelona. Ismael quiere encontrar a su padre Félix (Mario Casas) y lo única pista que posee para dar con él es la dirección del remite de una carta que encontró en su casa de Madrid.

Mayúscula será la sorpresa de la madre de Félix, Nora (Belén Rueda), al encontrarse en el rellano de su casa del centro de Barcelona con un pequeño de color que insiste en entrar para conocer a su hijo Félix, insistiendo en que es su padre. Incrédula, Nora intentará aclarar la situación con su hijo y para ello viajará con el pequeño Ismael hasta un idílico pueblecito de la costa brava donde vive su hijo Félix, donde se recluyó tras un giro radical en su vida.

Es en ese bonito pueblo, y al amparo de un pequeño hotel rural regentado por un simpático artista amigo de Félix (Sergi López), donde se reunirán todas las personas importantes para el niño, pues la madre del pequeño y su actual pareja (Juan Diego Botto), acudirán prestos en su búsqueda.

De forma inevitable, surgirán y resurgirán relaciones, aparecerán antiguas emociones residentes en el pasado que llevará a todos los presentes a plantearse las cosas desde una perspectiva distinta. Todo ello ante los ilusionados ojos de Ismael, un niño tan inocente e inteligente que busca las respuestas que respondan por qué desapareció su padre.

Crítica de la película “Ismael” (2013)

Marcelo Piñeyro, un director queridísimo por todo el reparto de su película “Ismael”(2013), piensa con acierto que su película coescrita con Marcelo Figueras y “españolizada” por la guionista Verónica Fernández (El comisario, Hospital Central) hay que recordar que los autores son argentinos, “recorre lo emocional” sin recrearse en lo sentimental. Gusto, idea y creatividad no le falta al director de “El Método”, pues es difícil lidiar con las distintas emociones y circunstancias de todos los personajes sin caer en la tentación de tirar por lo fácil. Así que sí, podemos hablar de que “Ismael” es acertadamente intimista y deliberadamente nada sentimentalista.

Imagen de la película "Ismael" (2013)

Imagen de la película “Ismael” (2013)

Los personajes, al igual que en la vida misma, huyen de cualquier atisbo de asomo de emoción, que no por ello no significa que no estén ahí o que los actores no las muestren, porque haberlas, las hay, pero no de una forma evidente o descarada tan fácil de encontrar en muchas de las producciones cinematográficas de este hundido país. Así, la introvertida interpretación de Mario Casas, la deliberada ironía de Belén Rueda o las agudezas del maestro Sergi López, serán las armas con las que los personajes enfrenten las situaciones provocadas por el único de los protagonistas que va de frente, Ismael. Un niño interpretado por un espectacular pequeño de ahora nueve años llamado Larsson Do Amaral, quien espero jamás aprenda nada más en el oficio de actor para que no pierda todo lo que tiene de innato… aunque, si no me equivoco, la pérdida de esa capacidad es una maldición que viene con la edad.

Imagen de la película "Ismael" (2013)

Imagen de la película “Ismael” (2013)

“Ismael”(2013) trata muchos temas mientras la trama viaja en una clara dirección. Difícil de vislumbrar el final, estaremos atentos a todas las situaciones que se presentan. Gracias a la capacidad de todos intérpretes y a la agilidad del guion, seguiremos con interés el avance de la película aunque en ocasiones nos sobren algunas de las circunstancias personales ya que el pasado de todos los personajes está reflejado de una u otra forma en la película.

Imagen de la película "Ismael" (2013)

Imagen de la película “Ismael” (2013)

Puede que esté acostumbrado a grandes finales o a mayores consecuencias, pero, y aunque me encante la idea de “Ismael”(2013), la interpretación de los actores, el inicio de la trama y cómo se van desarrollando las cosas, creo que falta un empujón final que deje al espectador totalmente satisfecho con el “recorrido emocional” de la película.

Trailer de la película “Ismael” (2013)

Rueda de prensa de la película “Ismael” (2013)

Si te interesa el estreno de “Ismael”, no te puedes perder:

5 Respuestas

  1. luna llena

    Para tod@s los que han visto la película “Ismael” y les gustara la canción que se escucha de fondo mientras la mamá va en el coche.. decirles que por fin la encontré…es de Diego el Cigala y título “te extraño”.. disfruten de ella !!! La película muy emotiva.

    Responder
  2. lucia

    Alguien podría decirme el nombre de la cancion y quien la canta que saale unos segundos mientras la madre de ismael va en el coche y es así aflamencada? Decía te extraño y algo mas, Gracias!!

    Responder
  3. Juan

    La verdad es que yo iba sin ninguna fe a ver esta película, pero como a la que acompañaba ponía las entradas (se las habían dado por cenar en vips y pedirse un par de cervezas) pues fui a verla, y la verdad es que me la esperaba más sosa y más sensiblera. Me sorprendió gratamente.

    Responder
  4. Evelyn

    He ido al cine a ver uno de los estrenos de estas Navidades, la película del director argentino Marcelo Piñeiro, autor de “El Método”, entre otras.

    El film nos cuenta la historia de un niño de 8 años, Ismael (Larsson do Amaral) , que se va de Madrid a Barcelona en AVE para conocer a su padre, Félix (Mario Casas). Me encanta como empieza la historia, un niño en un AVE haciendo fotos con su móvil a los pasajeros. Supongo que de alguna manera, al ver estas imágenes, me sentí un poco identificada, ya que es un trayecto que hago a menudo e igual que el niño he estado observando a los viajeros y robándoles de vez en cuando alguna foto.

    A partir de la trama principal, la búsqueda del padre por parte del niño se nos presentan los otros personajes y se van construyendo las subtramas. Esa búsqueda con viaje incluido nos recuerda a historias tan entrañables como Marco. Yo creo que es a partir de ahí cuando la película toca por primera vez el subconsciente del espectador, ¿quién no ha sucumbido al viaje que emprende Marco con su mono para buscar a su madre?

    Impresionante la abuela de Ismael, una Belén Rueda, representada por una adicta al trabajo que ha dejado de lado incluso sus labores como madre para centrarse en su profesión. Gracias a la llegada del niño, Nora (Belén Rueda) irá dándose cuenta de lo realmente importante en la vida y le dará un giro de 180º, a la vez que recuperará el amor y la confianza de su hijo.

    Félix, el padre de Ismael, que trabaja cómo profesor de niños con problemas de adaptación, achaca sus errores del pasado a su madre. Esa profesión de la que su madre no está nada orgullosa y se convirtió para él en su redempción.

    Un Sergi López, un bohemio, amigo de Félix, que lleva un hostal en la Costa Brava, que también nos muestra através de sus conversaciones con Nora, su transfondo psicológico cuando explica que dejó la música porque lo tachaban de mal músico y nadie confiaba en su trabajo.

    Después aparecen la madre de Ismael (Ella Kweku), que viaja en coche con su marido (Juan Diego Botto) desde Madrid para recoger a su hijo. A partir de estos personajes se dibujan dos subtramas más: la del amor de Félix con la joven nigeriana que dio fruto a Ismael y la de los celos de Juan Diego Botto cuando descubre que su mujer aún siente algo por ese amor de juventud y el miedo a la pérdida.

    Una película intimista llena de componentes emocionales con mil detalles, que nos darían de qué hablar, ya que son roles que adoptan las personas cuando se refugian en sus miedos. Y todo eso, sin llegar a la ñoñería.

    Durante todo el film esbozas una sonrisa que te muestra cómo el vivir en sociedad y las situaciones que pasan te marcan y hacen que los que te rodean hereden de alguna manera esos traumas. Pequeños trastornos psicológicos que hacen que en la vida escojas un camino u otro. ¿Vivir enfrentándose al miedo o seguir viviendo dejándose llevar por la marea?

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.