El terror llega a las carteleras españolas de la mano de un adolescente en ‘Hijo de Caín’. Una intensa partida de ajedrez que intentará mantener en “jaque mate” al espectador, aunque finalmente no lo logre.

Crítica de Hijo de Caín. Trailer

Crítica de Hijo de Caín. Sinopsis

Cartel de 'Hijo de Caín'

Cartel de ‘Hijo de Caín’

Aparentemente es una familia modélica pero en la intimidad del hogar algo “oscuro” se oculta tras un halo de normalidad. Nico Albert (David Solans) es un adolescente problemático, introvertido y con un nivel intelectual muy superior a la media. Vive encerrado en su habitación, sin amigos y completamente obsesionado con un juego, el ajedrez.

Pero poco a poco los sucesos “peculiares” que provoca Nico, cargados de violencia, encienden señal de alarma en sus padres Carlos (Jose Coronado) y Coral (María Molins). La pareja, preocupada por el extraño comportamiento de su hijo, contratará a un psicólogo infantil, Julio Beltrán (Julio Manrique).

El psicólogo sabrá como ganarse la confianza de Nico desde el primer momento gracias a una afición en común: el ajedrez. Su principal objetivo será averiguar que oscuro secreto oculta la modélica familia que ha influido en tal magnitud en el carácter violento y hermético del menor.

Crítica de Hijo de Caín

Este fin de semana llega a las carteleras una de las cintas que tras su paso por el Festival de Málaga ha generado más controversia de opiniones entre los críticos cinematográficos. ‘Hijo de Caín’ es la inquietante ópera prima del director Jesús Monllaó Plana, un thiller de suspense que intenta ser un tratado sobre el nacimiento del Mal. Con un guión de Sergio Barrejón y David Victori basado en el bestseller de Ignacio García-Valiño titulado ‘Querido Caín’ (Plaza&Janés), un thriller psicológico que fue finalista del V Premio de Novela Ciudad de Torrevieja en 2006.

hijo-de-cain-pelicula-imagen-02

Carlos (Jose Coronado) y Coral (María Molins)

En el ‘Hijo de Caín’ se nos presenta la vida de una familia aparentemente normal, incluso modélica, con un buen nivel de vida. El matrimonio de Carlos (José Coronado) y Coral (María Molins) tiene dos hijos, la pequeña Diana (Helena de la Torre) -el ojito derecho de papá- y el adolescente problemático Nico Albert (David Solans). Pero tras esa apariencia de normalidad pronto advertimos que algo no marcha bien y la tensión por la seguridad de los miembros de la familia irá en aumento… Los extraños sucesos provocados por el carácter violento de Nico -atención especial a la escena del perro, en el que ya queda más que evidente que el joven es un auténtico psicópata- harán que sus padres busquen ayuda en un especialista, el psicólogo Julio Beltrán (Julio Manrique).

La verdadera labor del psicólogo Julio Beltrán (Julio Manrique) será averiguar el por qué del carácter distante y el comportamiento violento de Nicolás Albert (David Solans) -si es que lo tiene-. Para acercarse a Nico el psicólogo utilizará la pasión de ambos por el ajedrez, juego que marcará de forma definitiva la trama de la película.

Mi intención como director es la de investigar los límites de la perversidad entendida como premeditación fría y calculada de actos moralmente injustificables con el único objetivo de conseguir aquello que se desea. Jesús Monllaó Plana, director.

La película ‘Hijo de Caín’ cuenta con el reclamo de tener entre su reparto a José Coronado, pero el protagonista absoluto del metraje es un adolescente con personalidad perturbadora, oscura y introvertida encarnado por el joven actor David Solans. Ambos actores sobresalen en el film por su actuación, cosa a la que ya estamos acostumbrados con José Coronado, pero que sorprende gratamente en David Solans, convirtiéndolo en una de las grandes sorpresas del film. David Solans encarna a la perfección la personalidad de un psicópata obsesivo, capaz de todo para lograr sus oscuros objetivos ya que es incapaz de sentir amor por nada ni por nadie. Un carácter perturbador, con cara de “poker face” durante toda la película, que logra hacernos estremecer durante más de una escena  manteniendo la tensión en la sala.

hijo-de-cain-pelicula-imagen-03

Nico Albert (David Solans) y Julio Beltrán (Julio Manrique)

La cinta logra enganchar en algunas secuencias, pero según va llegando al final vemos que el resultado no va a ser el esperado (no cuento más porque sería hacer spoiler)… ‘Hijo de Caín’ resuelve mal la historia dejando una extraña sensación de desconcierto en el espectador, y es que hay giros y situaciones que por mucho que nos encontremos ante una cinta de ficción, lo siento, pero no cuelan.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.