El que fuera el director de Paris, je taime, el realizador Oliver Assayas, nos cuenta de qué manera evolucionaron un grupo de jóvenes tras las famosas protestas que se dieron lugar en París en Mayo de 1968.

Crítica Después de Mayo – Trailer

Crítica Después de Mayo – Sinopsis

Cartel de Después de Mayo

Cartel de Después de Mayo

Gilles (Clément Métayer), Laure (Carole Combes) y Alain (Felix Armand) son un grupo de estudiantes de instituto que ha decidido seguir plantando cara al sistema Francés más allá de las protestas de Mayo 1668. Cada un, busca su lugar y la manera de llevar un paso más allá todas las esperanzas de cambio cultural y social que se iniciaron tras las famosas revueltas. Cada cual experimentará de diversas formas el camino utópico para alcanzar sus objetivos.

Crítica Después de Mayo

Después de Mayo es la típica película que el profesor de filosofía, ética, o historia les plantaría a sus alumnos en pos de iniciar un debate para alentar a los alumnos a darle a la cabeza y reflexionar sobre lo que han visto. El único problema es que los actuales alumnos de instituto les faltan tantos datos que estoy seguro que desconectarían durante su visionado y sólo reaccionarían cuando viesen tetas o algún que otro pene.

Después de Mayo

Después de Mayo

Con esto no quiero decir que la película desmerezca, es más, resulta interesante la forma de tratar ese episodio histórico ya que la película expone los puntos de vista de todos los personajes y no toma partido por ninguno. Cada protagonista elige su forma, su camino, su manera de llegar al ideal que tiene en mente de lo que fue el movimiento social de 1968. Así el director Olivier Assayas, nos representará el viaje (en el sexo, las drogas, el arte, el amor y lo político) que realizarán los protagonistas para encontrar su sito en la vida. Así mismo también nos apuntará las consecuencias que como resultado se obtuvieron de las distintasa formas de vida que llevaron los jóvenes (hippies, pijos, artistas, diletantes, comunístas… etc) implicados en tal época.

Despues de Mayo 4

Foto de la película Despues de Mayo

Interesante sí, pero de un ritmo poco ágil y con una estructura más propia de un documental, o lo que está de moda ahora, un “reallity” que de una película al uso. Eso sí, refleja muy bien aquella esencia que debió llamar la atención al joven Jim Morrison, cantante de The Doors, que hizo que cambiara su residencia de EEUU por la de París, donde falleció.

¿Quién sabes si después del visionado de Despues de Mayo, Olivier Assayas despertará a algún adolescente inspirado (o adulto) para lanzarse a la calle y protestar contra la decadencia política, económica y social hasta las últimas consecuencias?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.