Crítica del film ‘Cuenta atrás’: Elena Anaya es secuestrada en este thriller francés del director Fred Cavayé que contiene muchas dosis de adrenalina.

 

Elena Anaya y Gilles Lellouche en una escena de ‘Cuenta atrás’

Elena Anaya vive estos días inmersa en una continua ‘Cuenta atrás‘ y no sólo porque este viernes estrena película en las carteleras españolas bajo ese mismo título, además, espera impaciente la inminente gala de los Premios Goya que se celebrará el próximo domingo 19 de febrero y a la cual está nominada a la ‘Mejor Interpretación Femenina Protagonista’ por su papel en La piel que habito, de Pedro Almodóvar.

‘Cuenta Atrás’ narra la vida de una pareja normal, Samuel (Gilles Lellouche) y Nadia (Elena Anaya), que espera ilusionada la llegada de su primer hijo en la recta final del embarazo. Viven en un céntrico piso en la ciudad de París y, mientras Nadia (Elena Anaya) guarda reposo en casa ante la llegada de su bebé, su marido Samuel (Gilles Lellouche) trabaja como celador en un hospital al tiempo que se prepara para ser enfermero. Su vida es feliz y tranquila hasta que ocurre un extraño incidente con un paciente del hospital durante el turno de guardia de Samuel (Gilles Lellouche). Este suceso cambiará el rumbo de sus vidas. En pocas horas su felicidad se verá truncada con el secuestro de su preciosa esposa sin que él pueda hacer nada. Desde ese momento la vida de Samuel (Gilles Lellouche) se convertirá en una interminable huída hacia ninguna parte al verse implicado en un turbio caso policial, al mismo tiempo continuará con la búsqueda de su esposa.

El film del director Fred Cavayé deja una cosa muy clara, ni los malos son tan malos ni los bueno son tan buenos. ‘Cuenta Atrás’ tiene todos los elementos de una película de acción de calidad, elementos que se suceden en una escena tras otra dejando al espectador sin aliento. Tiroteos, secuestros, asesinatos y persecuciones interminables integran un guión, escrito por el mismo director de la cinta junto a Guillaume Lemans, que marca un acertado y trepidante ritmo a este thriller.

Gilles Lellouche en una escena de 'Cuenta atrás'

Gilles Lellouche en una escena de ‘Cuenta atrás’

La idea del film ‘Cuenta atrás’ surgió durante el proceso de montaje de de su ópera prima ‘Pour elle‘ (2008). Fred Cavayé declaraba “Al habérmelo pasado tan bien con el rodaje de las escenas de acción de Pour elle, le dije a Guillaume Lemans, mi guionista y cómplice: «Es preciso que nuestro próximo film sea aún más tenso, que tenga más acción, y que evolucione sosteniendo de principio a fin el mismo ritmo de la última media hora de Pour elle.” Y parece que lo ha conseguido con este su segundo film, con el cual se proclama como uno de los directores más fructíferos y con mayor futuro en el género del thriller de acción.

Gilles Lellouche en una escena de 'Cuenta atrás'

Gilles Lellouche en una escena de ‘Cuenta atrás’

Fred Cavayé puede presumir de conseguir con verdadero éxito sostener la tensión dramática durante los noventa minutos que dura el film, además de lograr la necesaria empatía por parte del espectador con el drama que está viviendo el protagonista. Como el mismo director declaró en una entrevista previa al estreno “se hace siempre más interesante cuando se trata de personajes corrientes que se ven enfrentados a situaciones extraordinarias. Así, el espectador se identifica con ellos con mayor facilidad, tiene mayor motivo cuando se trata de un hombre y de una mujer enamorados.”

Conclusión: Trama bastante vista en la gran pantalla pero que gustará una vez más a los amantes del cine de acción e intriga. El film logra con rotundo éxito entretener y crear esa angustia necesaria en el espectador cuando se plantea una situación límite. Definitivamente, si no acudes este próximo fin de semana al cine para ver ‘Cuenta atrás’ estarás dejando pasar la oportunidad de ver un excelente thriller.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.