Vin Diesel vuelve a meterse en la piel del personaje que le dejó a las puertas de la fama mundial: Riddick. En esta ocasión “Riddick” recuperará a la fuerza su descuidado instinto asesino para defenderse de los cazarrecompensas que ansían su cabeza en un árido planeta donde todo es una amenaza mortal.

Trailer “Riddick”

Sinopsis “Riddick”

Cartel de la película de Riddick

Cartel de la película de Riddick

Riddick (Vin Diesel), tras convertirse en el máximo líder de los temidos “necróferos”, siente que es el momento de encontrar su planeta natal, Furia. Cegado por la búsqueda del planeta Riddick es traicionado y dado por muerto en uno de los mundos más inhóspitos que existen en la galaxia. En mitad del desierto y casi al borde de la muerte, el imbatible “furiano” se repondrá de todas sus heridas gracias a su inherente instinto asesino. Tras un tiempo de adaptación, logrará transformar todo aquello que suponía una amenaza para su vida en armas para asegurar su supervivencia echando mano de sus mortíferas habilidaddes cuando un grupo de mercenarios capitaneado por un despiadado cazarrecompensas (Jordi Mollá) acude en busca de su cabeza.

Crítica de cine “Riddick”

David Towhy vuelve a ponerse a las riendas de la saga que cuenta las proezas de este curioso despiadado asesino con visión nocturna de serie. Riddick, que siempre es precedido por su fama de asesino fuera de serie, también cuenta con una inmerecida infamia, pues muchos se refieren a él como “despiadado” asesino de hombres. Como volveremos a ver en esta entrega, cualquier hombre inteligente le teme, pero, al igual que ya hemos comprobado gracias a las anteriores películas, este feroz depredador tiene un tierno corazoncito respetuoso con aquellos que no merecen un letal desenlace. Extraña fama la de este hombre.

Vin Diesel es Riddick

Riddick vuelve a ser interpretado por Vin Diesel

Infantil al principio (¿Qué es eso de hacerse amigo de un perrito? Recuerdo: “Despiadado asesino”), más seria después y bastante entretenida en general, la película de “Riddick” recuerda bastante a la original (por varios motivos) Pitchblack. Para empezar, ciertos elementos con los que contaba aquella, vuelven a repetirse en esta medio modesta producción (“medio modesta” por aquello de que cuenta con la mitad de presupuesto que “Las crónicas de Riddick” y eso repercute en los efectos especiales): Un planeta abandonado, una tripulación aislada, tipos duros, un hombre con una descomunal fama de asesino que los ronda y la aparición de una desmesurada cantidad de hambrientos bichos alienígenas harán que nos recuerden, un poco demasiado, a la que ya pudimos ver hace trece años, siendo diferentes los efectos que provocará en nosotros dichos elementos. Si en aquella ocasión estuvimos en tensión observando expectantes las reacciones del hombre más peligroso de la galaxia (en aquel momento un desconocido Vin Diesel), en esta, podremos llegar a sentirnos un poco decepcionados. Ahora ya sabemos todo aquello que hay que saber sobre este “lobito”, y aunque este “lobito” tiene fama de muy malo es incapaz de comerse una indefensa caperucita.

Jordi Mollá en Riddick

Jordi Mollá interpreta a Santana, un mercenario de lo más sádico

Katee Sackhoff en Riddick

Katee Sackhoff es Dahl, una peligrosa cazarrecompensas

A pesar de todo (y aquí viene lo bueno), “Riddick” cuenta en ocasiones con un humor tan gamberro como las películas de tíos duros de antaño. Un humor violento, de palabras sucias, juramentos despiadados y un personaje tan divertido como cruel con denominación de origen: Santana. Jordi Mollá, ese poco reconocido (cinco veces nominado a los Goya) y nada mediático actor español, ha creado un personaje tan típicamente “malo” como es Santana y a la vez tan original, que logrará arrancarnos una carcajada por los bestia o ruin de sus acciones y de sus expresiones (si la veis en versión original atentos a la frase tan sentida que le suelta en castellano a la actriz Katee Sackhoff… pura poesía). Aunque claro, tampoco se queda atrás Katee Sackhoff, quien dio vida a la capitán Kara en la famosa serie “Battlestar Galactica“, y que en esta ocasión vuelve a encarnar a una mujer tan dura como cualquier mercenario de la tripulación que la acompaña. Hay que ver con qué “delicadeza” responde siempre a las proposiciones de Santana.

Podemos decir que “Riddick”, a pesar de que intenta continuar de alguna forma la historia (sin mucho acierto, la verdad), es un remake de “Pitchblack” que cuenta con ligeras sorpresas y buenos golpes de humor macabro o violento. Si se hubieran arriesgado a explotar esa parte salvaje, asesina, esa fama que los personajes dicen que tiene Riddick y hubieran tenido el valor de saltarse la imagen ética del héroe que se supone despiadado, otro gallo cantaría. En fin, por lo menos quedan los “malos” de verdad que como siempre acaban siendo mucho más interesantes que los “buenos” aunque sólo sea porque son impredecibles y los que lo son por naturaleza: los bichos asquerosos que tratarán de comérselos a todos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.